Are You New User

El radar de ‘Barron’s’ | El mercado infravalora la acción de Pfizer y se está equivocando Tuesday, 07 February 2023


Pfizer probablemente hizo más que ninguna otra empresa para ayudar al mundo a hacer frente a la pandemia, y cosechó una ganancia financiera inesperada gracias a su doble enfoque a la hora de abordar el covid-19: la vacuna más vendida y el tratamiento líder, Paxlovid.

Sin embargo, el mundo ha dejado de preocuparse por el covid, y Pfizer (PFE) está pagando las consecuencias. Las ventas de sus dos productos estrella contra el covid podrían disminuir más de un 60% en 2023, después de generar unos ingresos combinados de 57.000 millones de dólares durante 2022. Y existe una considerable incertidumbre sobre la demanda de ambos en los próximos años.

El mundo ha dejado de preocuparse por el covid, y Pfizer (PFE) está pagando las consecuencias

Las acciones de Pfizer también han caído en desgracia, junto con otras ligadas a la pandemia. Ha bajado un 15% este año, quedando a 44 dólares, lo que la convierte en una de las acciones de peor rendimiento del índice S&P 500. Y está un 30% por debajo de su máximo de finales de 2021, muy por detrás del resto del grupo farmacéutico.

Ahora parece ser el momento de comprar sus acciones. Pfizer cotiza a 13 veces los beneficios previstos para 2023 y ofrece una rentabilidad del 3,7%, más del doble de la tasa de dividendos del S&P. El pago, respaldado por amplios beneficios y uno de los mejores balances del sector, parece muy seguro.

Foto: Foto: EFE/David Arquimbau.
Los más de 600 medicamentos que faltan en las farmacias (y por qué no debe preocuparte)

Pfizer es una de las gangas del grupo farmacéutico, aunque esta opinión no está muy extendida. Entre los 24 expertos que han analizado el valor, 15 opinan que se debe mantener, según Bloomberg, y hay más debate en torno a Pfizer que sobre la mayoría de sus homólogas. Los inversores están divididos sobre las perspectivas de la franquicia covid y la cartera de medicamentos de Pfizer.

También hay quien piensa que Pfizer debería recomprar acciones: la empresa dejó de hacerlo en el segundo trimestre de 2022. Es posible que sus recientes dificultades atraigan a inversores activistas, que argumentaría que eso es justo lo que debería hacer, dado el precio deprimido de las acciones. Un activista también podría presionar a la empresa para que frene sus gastos de investigación y desarrollo, que se prevé que aumenten más de un 10% este año, y para que gaste menos en acuerdos.

Pero la cartera de productos en desarrollo de Pfizer podría ser más sólida de lo que se cree, y las carteras de productos en desarrollo son las que impulsan los valores farmacéuticos. La cartera podría sorprender al alza", afirma Louise Chen, de Cantor Fitzgerald, que ha otorgado una calificación de "Comprar" al valor, con un objetivo de precio de 75 dólares, uno de los más altos de Wall Street. Esa es también la línea de la empresa. "Estamos saliendo de un año récord en 2022 y los mejores tiempos para Pfizer están por delante", afirma David Denton, director financiero del fabricante farmacéutico.

Foto: Una enfermera prepara una dosis de la vacuna de Pfizer. (EFE/Ernesto Guzmán)
La EMA aprueba el uso de Pfizer y Moderna en niños a partir de seis meses

Primero, Pfizer tiene que superar 2023. Aunque sus resultados en 2022 fueron increíblemente buenos —los ingresos aumentaron hasta 100.000 millones de dólares, desde los 42.000 millones de 2020, y los beneficios alcanzaron un récord de 6,58 dólares por acción—, este es un año de reinicio.

Como parte de su publicación de beneficios del cuarto trimestre la semana pasada, Pfizer ofreció una orientación muy por debajo de las previsiones de Wall Street. Prevé una caída del 30% en los ingresos, hasta unos 69.000 millones de dólares, y un descenso del 50% en el beneficio por acción, hasta un punto medio de 3,35 dólares, un dólar menos que la previsión general. No obstante, las acciones de Pfizer apenas variaron tras conocerse el informe, señal de que muchos inversores ya habían anticipado las previsiones mediocres. (A pesar de las previsiones de Pfizer, el consenso de los analistas para 2023 sigue siendo de casi 4 dólares por acción).

Gran parte de las decepcionantes previsiones se debieron a la debilidad del negocio covid de Pfizer. La empresa preveía que las ventas de Comirnaty, la vacuna desarrollada con su socio BioNTech (BNTX), caerían a 13.500 millones de dólares en 2023 desde los 37.800 millones del año pasado, y que las de Paxlovid descenderían a 8.000 millones desde los 18.900 millones. Tanto EEUU como otros países tienen grandes reservas de la vacuna de Pfizer que se contabilizaron como ingresos en 2022, y puede que se tarde hasta mediados de año en acabar con ellas. Lo mismo ocurre con Paxlovid.

Foto: La UE otorgar una autorización de comercialización condicional al medicamento Paxlovid. (EFE)
Paxlovid, el antiviral de Pfizer contra el covid-19: cómo es y quién recibirá la píldora

Pero Pfizer confía en que su franquicia covid todavía tiene futuro. La empresa prevé que el 24% de los estadounidenses, es decir, 79 millones, reciban una vacuna de covid en 2023, a medida que EEUU se adentra en la campaña anual de revacunación, frente al 31%, es decir, 104 millones, en 2022. También espera mantener su cuota de mercado de vacunas del 64%.

Pfizer podría estar siendo demasiado optimista. Existe una creciente indiferencia hacia el covid, ya que los casos siguen siendo bajos en todo EEUU. Como reflejo de esta actitud más indiferente, el uso de mascarillas se ha reducido en gran medida, incluso en lugares como Nueva York, donde antes era habitual. Apenas hubo nadie con mascarilla entre el público de una obra representada el sábado por la noche en la Ópera Metropolitana, que el año pasado exigía al público llevar mascarillas y mostrar una prueba de vacunación.

Existe una creciente indiferencia hacia el covid, ya que los casos siguen siendo bajos en todo EEUU

El optimismo de Pfizer se debe, en parte, a la perspectiva de una vacuna combinada contra la gripe y el covid que está desarrollando con tecnología de ARNm. La farmacéutica prevé que 82 millones de estadounidenses se vacunarán contra el covid en 2024, cifra que aumentará a 132 millones en 2026, momento en el que espera tener la vacuna contra las dos enfermedades en el mercado.

"Imagina que [en 2026] entras en la farmacia y pides tu vacuna contra la gripe", dice a Barron’s el consejero delegado de Pfizer, Albert Bourla. "Y te ofrecerán: ‘¿Quieres la gripe sola, o quieres ponerte una que cubre también el covid?’. Creo que una gran parte [de ese grupo] dirá: ‘Dame la doble”.

Foto: Bill Gates, fundador de Microsoft. (EFE)
Gates se desmarca de la carrera a Marte de Musk y Bezos: prefiere emplear su dinero en vacunas

Y con el gobierno fuera del negocio del covid, Pfizer podrá cobrar más por sus vacunas. Ha hablado de obtener entre 110 y 130 dólares por cada dosis en el mercado comercial, frente a los aproximadamente 30 dólares de los contratos gubernamentales. La empresa considera que los ingresos de covid tocarán fondo en 2023.

Sin embargo, Pfizer quiere desviar la atención del covid hacia el resto de su negocio. Prevé que los ingresos no procedentes de covid aumenten un 6% anual hasta 2025 y, a continuación, aumenten un 6% o más cada año hasta 2030, hasta alcanzar al menos 70.000 millones de dólares.

No es habitual que una empresa publique previsiones financieras para siete años, pero Bourla tiene suficiente confianza en su cartera de productos como para hacerlo, y quiere aumentar la credibilidad de Pfizer entre la comunidad inversora. Es una estrategia valiente. La gran farmacéutica se enfrenta a uno de los mayores momentos de vencimiento de patentes del sector, entre 2025 y 2028, cuando medicamentos con ventas anuales de 17.000 millones de dólares perderán protección frente a la competencia de los genéricos. Entre ellos: Eliquis e Ibrance, los medicamentos más vendidos para los accidentes cerebrovasculares y el cáncer de mama, respectivamente.

Foto: Foto de archivo. (Ana Beltrán)
Investigadores españoles identifican una nueva diana para el tratamiento del cáncer de mama

Pfizer está tratando de llenar ese vacío con adquisiciones, incluyendo tres acuerdos cerrados en 2022, para adquirir Arena Pharmaceuticals, Biohaven Pharmaceuticals y Global Blood Therapies, por un total combinado de 26.000 millones de dólares. Estas transacciones proporcionaron a Pfizer fármacos prometedores para las migrañas, la colitis ulcerosa y la anemia falciforme. Pfizer espera que estas y futuras adquisiciones generen unos ingresos anuales de 25.000 millones de dólares en 2030. Marshall Gordon, analista sanitario de ClearBridge Investments, se muestra "bastante impresionado" por las operaciones.

Pfizer también prevé unas ventas de al menos 20.000 millones de dólares en 2030 gracias a su cartera de productos en desarrollo. Entre sus principales lanzamientos figuran vacunas contra el virus respiratorio sincitial (VRS), la meningitis y la gripe, así como fármacos para tratar la dermatitis atópica y el mieloma múltiple, un cáncer de la sangre. Bourla también tiene grandes esperanzas puestas en un producto oral para la diabetes y la pérdida de peso conocido como GLP-1, que se encuentra actualmente en fase de ensayos clínicos y podría generar unas ventas anuales de 10.000 millones de dólares, según Pfizer. Medicamentos similares de Novo Nordisk (NVO) y Eli Lilly (LLY) han generado gran expectación, pero son inyectables.

Pfizer está invirtiendo mucho en investigación y marketing para respaldar su cartera de productos y lanzar otros nuevos. Se espera que el gasto en I+D aumente un 13% este año, hasta unos 13.000 millones de dólares, uno de los totales más altos del sector. En enero, Bourla afirmó que el próximo año y medio serían "los 18 meses más importantes de la historia de Pfizer", debido a la presentación de una serie de medicamentos.

Foto: Estos son los medicamentos con problemas de suministro en España (EFE/Carlos Lemos)
Estos son los medicamentos con problemas de suministro en España

Wall Street no confía tanto en la cartera de productos en fase de desarrollo, que incluye más productos pendientes de demostración que la de algunos de sus rivales. Uno de los escépticos es Colin Bristow, analista de UBS, que recientemente rebajó la calificación de Pfizer de Comprar a Neutral, en parte porque piensa menos de lo que está por venir que la empresa.

Ese escepticismo sería merecido para la antigua Pfizer, más conocida por tener una potente fuerza de ventas y por hacer grandes negocios, como las compras de Wyeth y Pharmacia, que por ser innovadora en medicamentos. Pero los tiempos han cambiado.

Wall Street no confía tanto en la cartera de productos en fase de desarrollo, que incluye más productos pendientes de demostración que la de algunos de sus rivales

Según Chris Shibutani, analista de Goldman Sachs, antes de la vacuna covid, Pfizer tenía "dificultades". Ya no es así. "La amplitud y profundidad de su cartera de productos en desarrollo está infravalorada", afirma Shibutani, que considera que la empresa merece una calificación de "comprar" y un precio objetivo de 62 dólares, casi un 41% por encima del cierre del viernes. Opina que las acciones no son caras, ya que cotizan a 11 veces los beneficios estimados para 2024, de unos 4 dólares por acción.

Steve Galbraith, el director de inversiones de Kindred Capital en Darien, Connecticut, atribuye a Bourla, que se convirtió en director ejecutivo en 2019, el haber dotado de nuevas energías a la empresa. "La dirección ha redirigido la empresa de vuelta a la ciencia", sostiene.

Foto: La demanda de Moderna contra Pfizer por la vacuna covid. (Reuters/Dado Ruvic)
La demanda de Moderna contra Pfizer por la vacuna del covid: "Copió sin permiso"

Un enfoque centrado en la ciencia no excluye la recompra de acciones, incluso aunque Denton, el director financiero, declarase en la conferencia telefónica de ganancias de la compañía que las recompras “no están altas en la lista de prioridades". Pfizer ha utilizado su ganancia inesperada por la pandemia para pagar sus deudas y hacer adquisiciones, pero todavía tiene el presupuesto para recomprar acciones.

Las acciones de Pfizer casi han vuelto al punto en el que se encontraban antes del inicio de la pandemia en 2019, y Galbraith afirma que el valor de empresa de la compañía —valor de las acciones más deuda neta— es menor ahora porque su deuda neta ha pasado de 40.000 millones de dólares a menos de 1.000 millones. El valor de mercado ronda ahora los 250.000 millones de dólares. Pfizer podría endeudarse fácilmente, si fuera necesario, para recomprar acciones. "Está claro que pueden hacerlo todo: invertir en I+D, fusiones y adquisiciones y comprar acciones", afirma.

Pfizer podría endeudarse fácilmente, si fuera necesario, para recomprar acciones

¿Pero deberían hacerlo todo? Bourla afirma que Pfizer sigue a la caza de adquisiciones. De hecho, la empresa calcula que sólo está a un 40% de alcanzar su objetivo de 25.000 millones de dólares en ingresos en 2030 procedentes de fármacos adquiridos. Con el encarecimiento de las empresas biotecnológicas, Pfizer podría gastar otros 50.000 millones de dólares para intentar alcanzar ese objetivo.

Galbraith afirma que los inversores se preguntan, con razón, si tiene sentido que Pfizer compre empresas a precios que pueden ascender a 0 veces los ingresos o más, cuando sus propias acciones cotizan a sólo cuatro veces las ventas.

Foto: Logo de Pfizer. (Reuters/Dado Ruvic)
Pfizer compra por más de 5.300 millones de euros el laboratorio GBT

Joe Rosenberg, un inversor privado que se retiró a finales de 2018 como estratega jefe de inversiones en el conglomerado Loews, culpa a Pfizer por no recomprar acciones y opina que necesita ser más disciplinada tanto en investigación y desarrollo, como en adquisiciones. Cree que un activista podría fijarse la empresa como objetivo.

Por el contrario, Gordon, de ClearBridge, duda de que Pfizer necesite un activista. Valora positivamente a la dirección por la vacuna contra el covid, por Paxlovid y por "rejuvenecer el espíritu de la empresa". Argumenta que la amplia lista de productos en desarrollo de Pfizer "no se refleja en la valoración de las acciones de manera importante".

Tanto si aparece un activista como si no, las acciones de Pfizer parecen baratas, y los inversores obtienen un rendimiento seguro de casi el 4% mientras esperan a que se desarrolle una cartera de medicamentos infravalorada. Según Shibutani, de Goldman, Pfizer es una "empresa emblemática de primer orden". La empresa parece dispuesta a recordárselo a los inversores.

*Contenido con licencia de Barron’s.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact