Are You New User

¿Y si la subida de la bolsa fuese nociva? El optimismo aumenta el riesgo inflacionista Wednesday, 08 February 2023


La última obsesión de Wall Street es cuánto importa su reciente optimismo para la economía.

Impulsado por la esperanza de que la inflación pueda seguir cayendo sin que se produzca una recesión económica importante, el S&P 500 ha subido alrededor de un 7% en lo que va de año, incluso después de los descensos registrados tras el sólido informe de empleo del viernes. Los precios de los bonos también han subido, haciendo que el rendimiento del bono del Tesoro estadounidense a 10 años bajara hasta el 3,63% el lunes, después de haber terminado el año pasado en torno al 3,83%.

La última obsesión de Wall Street es cuánto importa su reciente optimismo para la economía

El repunte, sin embargo, ha despertado inquietudes. En una rueda de prensa celebrada la semana pasada, se preguntó repetidamente al presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, si la reciente evolución de los mercados dificultaba la tarea de combatir la inflación al facilitar el endeudamiento y fomentar el gasto. Las preguntas se hicieron eco de una preocupación común que ha calado en Wall Street.

Hay desacuerdo entre los economistas sobre hasta qué punto las condiciones financieras impulsadas por el mercado —el conjunto de factores como los precios de las acciones, los rendimientos del Tesoro y las primas de riesgo de los bonos corporativos— influyen en la economía en relación con los tipos de interés a corto plazo fijados por la Fed.

Foto: Carteles con precios en un supermercado. (EFE/Ismael Herrero)
¿Tocó techo la inflación? El IPC de la eurozona baja al 8,5% y encadena tres meses de caídas

Lo que está en juego en este debate es fundamental para los inversores. Si las condiciones financieras son determinantes, el reciente repunte podría ser un arma de doble filo, ya que apoyaría el crecimiento económico, pero también daría un nuevo impulso a los precios al consumo justo cuando parecía que la inflación estaba remitiendo.

Si los tipos a corto plazo importan más, los riesgos y los beneficios se invierten. Puede que los inversores no tengan que preocuparse tanto por una reactivación de la inflación, pero sí por que lo peor esté por llegar en lo que respecta al crecimiento a medida que la Fed sigue subiendo los tipos.

Según Zhiwei Ren, gestor de carteras de Penn Mutual Asset Management, su equipo ha aumentado su exposición a activos de mayor riesgo, como las acciones, para intentar seguir el ritmo del mercado. Sin embargo, advierte que el repunte ha agravado la amenaza de que la inflación pueda persistir y se vuelva en contra de los inversores.

"No hay duda de que existe un bucle de retroalimentación entre la reacción del mercado y los datos económicos", afirma.

Foto: mercados-inflacion-energia-costes-china-bra
Alegría en los mercados: la inflación se modera y el coste energético baja

En un lado de este debate, están los economistas de Goldman Sachs Group Inc., que han pregonado durante mucho tiempo la importancia de los mercados. En 2018, Goldman publicó una investigación que sugiere que, si bien los cambios en los tipos a corto plazo por sí solos tuvieron un impacto significativo en la economía entre 1960 y 1984, su efecto fue mínimo en las décadas siguientes.

El propio índice de condiciones financieras de Goldman asigna cierta importancia a. Pero su peso en el índice es pequeño en comparación con otros factores, como el rendimiento del Tesoro a 10 años, que viene dictado en gran medida por las expectativas de los inversores sobre los futuros tipos a corto plazo, por lo que tiende a moverse antes que ellos.

Esto llevó a los economistas de Goldman a afirmar en diciembre que el lastre que el endurecimiento de las condiciones financieras suponía para el crecimiento económico ya estaba tocando techo y que iba a desaparecer este año.

Foto: Ilustración con la bandera europea. (Reuters)
La eurozona aleja el riesgo de recesión con un crecimiento del 0,1% en el cuarto trimestre

Powell ha respaldado en gran medida esta interpretación del funcionamiento de la política monetaria, incluso al defender al banco central frente a las acusaciones de que había actuado con demasiada lentitud en la lucha contra la inflación. El año pasado, señaló repetidamente cómo las condiciones financieras se endurecían incluso antes de que la Fed anunciara subidas de tipos, ya que los inversores se anticipaban a sus acciones.

Sin embargo, algunos economistas de Wall Street se han opuesto a esta idea. Sostienen que, especialmente en este momento, los tipos a corto plazo importan más de lo que se cree, y las condiciones financieras, menos.

En un informe del 20 de enero, los economistas de Jefferies LLC señalaron que los consumidores parecían haber dejado de ajustar su gasto en función del valor de sus activos tras la crisis financiera de 2008-2009, reduciendo así la importancia económica de la subida o bajada de los precios de las acciones. También señalaron la creciente importancia de las pequeñas empresas, que han representado una parte cada vez mayor del total de ofertas de empleo. Estas empresas suelen endeudarse mediante préstamos bancarios vinculados a tipos de interés a corto plazo, en lugar de hacerlo a través del mercado de deuda pública.

Foto: La presidenta del BCE, Christine Lagarde. (Reuters/Kai Pfaffenbach) Opinión
¿Cuándo empezarán a bajar los tipos de interés?

El informe también indica que el gasto de los hogares durante la pandemia estuvo impulsado por los pagos de estímulo del gobierno, más que por los préstamos. En el futuro, argumenta, el gasto de los consumidores no se verá influido necesariamente por los costes de los préstamos, sino más bien por el aumento de los tipos de los depósitos bancarios, que aumentará el incentivo para ahorrar.

En última instancia, según señalaron los analistas, el debate sobre las condiciones financieras está estrechamente vinculado a otro más amplio sobre el tiempo que tardarán los tipos más altos en frenar la economía, o la validez, en estos momentos, de la famosa afirmación de Milton Friedman sobre los desfases "largos y variables" de la política monetaria.

En su informe del 20 de enero, los analistas de Jefferies señalan que uno de los sectores en los que las condiciones financieras están influyendo es el de la vivienda, ya que el aumento de los tipos hipotecarios reduce la demanda de casas. Sin embargo, incluso en este caso, la acumulación de proyectos de construcción ha retrasado los despidos en el sector.

Según Thomas Simons, uno de los autores del informe de Jefferies, el optimismo actual de los inversores "se basa en un desfase relativamente corto de las políticas". La opinión de Simons es que "hay más dolor y retracción del consumidor por venir", lo que sugiere que "el mercado se ha adelantado mucho a sí mismo".

Por su parte, Powell, de la Fed, no expresó especial preocupación en su conferencia de prensa sobre la reciente evolución del mercado.

"Es importante que los mercados reflejen el endurecimiento que estamos poniendo en marcha", subrayó. Sin embargo, añadió que las condiciones financieras se habían "endurecido muy significativamente durante el pasado año" y que los funcionarios no estaban centrados en "movimientos a corto plazo".

Los comentarios de Powell sorprendieron a algunos observadores, que pensaban que podría hacer más para contrarrestar al mercado.

Foto: El presidente de la Fed, Jerome Powell. Opinión
Powell no sabe lo que hace…o ¿sí?

Según William Dudley, el expresidente de la Fed de Nueva York que ayudó a desarrollar el índice de condiciones financieras de Goldman Sachs hace más de dos décadas cuando era economista en el banco, la política monetaria sigue funcionando principalmente a través de los mercados, en gran parte debido a la estructura de las hipotecas en este país.

Aun así, subraya que el banco central siempre puede responder si las condiciones del mercado se vuelven demasiado inflacionistas.

"Si las condiciones financieras se relajan, el crecimiento se verá más respaldado, lo que significa que, en última instancia, la Reserva Federal tendrá que subir más o mantenerse restrictiva durante más tiempo", afirmó.

*Contenido con licencia de The Wall Street Journal.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact