Are You New User

Cómo limpiar las alfombrillas del coche de forma fácil y sencilla y dejarlas como nuevas Thursday, 16 February 2023


La mayoría de los conductores le da muy poca importancia al mantenimiento del coche. Tal vez por desconocimiento o sencillamente por descuido, muchos fallos mecánicos pueden ser evitados con las revisiones periódicas adecuadas que estipula el fabricante. De hecho, gracias a ellas se puede alargar muchos años la vida útil del vehículo.

Gran parte de estos cuidados se pueden hacer de forma rápida y sencilla, pero no solo nos referimos al motor, la batería, las pastillas de freno o los neumáticos, sino también a la limpieza del coche, algo en lo que poca gente repara y que influye directamente en el bienestar del conductor y el resto de los pasajeros.

Foto: Vista de varios coches cubiertos de polvo del Sahara por la calima en Toledo. (EFE)
La lluvia de barro daña la luna y los filtros del coche: cómo limpiar el polvo sahariano

Y no nos referimos a su aspecto externo, es decir, que luzca brillante por fuera, sino que el coche también necesita un buen repaso por dentro. Salpicadero, tapicería, cristales y, como no, las alfombrillas. Estos elementos protectores, protegen el suelo del coche de la suciedad, el agua y la humedad, por eso acumulan gran cantidad de residuos que arrastramos en la suela de los zapatos.

¿De plástico o de moqueta?

Mantenerlas impecables, además de por higiene, permite una conducción segura, sin riesgo a entorpecer el contacto de los pies con los pedales. De ahí la vital importancia de un buen saneamiento, que no necesita de ningún producto de limpieza. El primer paso será sacarlas del coche y sacudirlas mediante golpes fuertes contra una superficie dura. De este modo, el polvo y otro tipo de restos de suciedad caerán por su propio peso.

Si las alfombrillas son de plástico, lo mejor es sumergirlas en un cubo de agua con jabón de lavavajillas y con ayuda de un cepillo de cerdas gruesas frotar hasta eliminar la suciedad. En caso de haber manchas persistentes, utiliza vinagre y déjalo actuar durante unos minutos para frotar con fuerza a continuación. Luego basta con aclarar con una manguera o debajo del grifo y dejarlas secar por completo antes de colocarlas de nuevo.

Además de sacudirlas y aspirarlas, conviene frotar para retirar la suciedad más resistente

En caso de que las alfombrillas sean de moqueta, lo primero que hay que hacer es aspirarlas. Luego, se frotan con un trapo húmedo con una mezcla de agua y jabón. Se puede usar un cepillo, pero no es conveniente porque puede dañar el material y deshilacharlas. Acabado el proceso, basta con dejarlas secar antes de ponerlas en el coche.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact