Are You New User

¿Cómo afecta al organismo el ejercicio físico con frío extremo? Friday, 17 February 2023


Por fin han llegado a nuestro país temperaturas propias del más puro invierno. Si tienes una rutina fija de salir a correr, probablemente mires por la ventana y se te quiten las ganas al momento. En esta época es cuando más apetece quedarse en casa al refugio de las mantas, el sofá y la calefacción, y eso también repercute en tu salud y resistencia física en caso de dejar de lado los entrenamientos de golpe.

Por ello, hace falta armarse de fuerza de voluntad y retomar la rutina sea como sea. Seguramente te hayas preguntado cómo afecta el frío extremo a tu organismo cuando estás entrenando. Puede que una de las dudas que tengas consista en qué probabilidades hay de pillar un buen resfriado. A simple vista, para entrenar viene mucho mejor una temperatura baja ambiental que una calurosa, ya que es mucho más plausible que tu cuerpo resista al frío gracias al calentamiento corporal que produce la actividad física que estando en unas condiciones calurosas, las cuales pueden provocar fácilmente en una deshidratación o ataque de calor.

Si quieres evitar resfriados, cámbiate de ropa y sécate el sudor inmediatamente después de realizar ejercicio físico

"Nuestro metabolismo es eficiente en un 20%, lo que significa que solo ese porcentaje de la energía que produce se utiliza para contraer los músculos y otros procesos involucrados en el ejercicio físico", explica Matt Debney, científico de las ciencias del deporte de la Universidad de Sheffield en Inglaterra, en un reciente artículo de Live Science que analiza la influencia ambiental en el organismo cuando realizamos cualquier tipo de actividad. "El otro 80% de lo que metabolizamos se libera en forma de calor, lo que redunda en nuestro beneficio cuando entrenamos con frío, ya que el cuerpo se calienta con bastante rapidez".

Consejos a tener en cuenta

Sin embargo, no tan rápido: cuando producimos mucho menos calor de lo que perdemos, que es lo que sucede cuando sentimos mucho frío o estamos al borde de la hipotermia, la temperatura corporal interna descenderá drásticamente. Esto no sucede en épocas de invierno porque llevamos ropa y prendas de abrigos que permiten que el calor permanezca en el interior, con lo cual estaremos a salvo tan solo con ir bien abrigados.

Foto:
Mallas largas, guantes, cortavientos... ¿Cómo debes protegerte para correr en invierno?

Pero, obviamente, si hacemos deporte no vamos a salir con largos abrigos invernales. En ese caso, puedes optar por prendas hechas precisamente para mantener el calor corporal como bragas de cuello, guantes (las manos y los pies son las primeras partes en congelarse y notar el frío) o fundas térmicas. Otro detalle importante es que al¡realizar algún deporte de alto rendimiento que incluya sprints y carreras constantes, tus músculos no estarán calientes nada más salgas a exponerte al frío, por lo que es muy importante calentar previamente para evitar el riesgo de lesiones, el cual resulta ser mucho mayor en temperaturas frías que en cálidas.

Lo más importante, si quieres prevenir enfermedades, catarros o gripes, es que inmediatamente después de realizar ejercicio físico te cambies de ropa, te seques el sudor y cojas calor de cualquier forma. Dicen que uno de los mayores peligros de cara a la supervivencia en climas gélidos es ponerse a sudar ante cualquier esfuerzo físico, ya que si entramos en un momento de reposo y estamos húmedos, el frío penetrará antes y más rápidamente en el organismo. Es por ello que, si sales todos los días a correr, no pases mucho tiempo en la calle si hay una temperatura muy baja y estás sudando; lo mejor, en todo caso, será apurar hasta llegar a casa para descansar.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact