Are You New User

«Si hablas bien de un inquisidor en España, eres un fascista redomado», asegura María Elvira Roca Barea Friday, 17 February 2023

«Si hablas bien de un inquisidor en España, eres un fascista redomado», asegura María Elvira Roca Barea

Con ‘Las brujas y el inquisidor’, la primera novela de la filóloga e historiadora, gana el premio Primavera


«En España no se puede hablar bien de un inquisidor; si lo haces eres un fascista redomado». Así lo asegura la folóloga, historiadora, ensayista y profesora María Elvira Roca Barea (El Borge, Málaga, 1966), que con ‘Las brujas y el inquisidor’ se adjudicó por mayoría el Premio Primavera de Novela, dotado con cien mil euros y que falló este viernes su vigésima séptima edición.

Es la primera novela de la autora de ‘Imperiofobia y leyenda negra’, un polémico ensayo que ha llegado a las 40 ediciones. Tampoco como narradora elude Roca la polémica y en esta ocasión se convierte en abogada del diablo para defender y reivindicar a un personaje histórico, el inquisidor Alonso de Salazar y Frías, encargado por el Santo Oficio de investigar el caso de brujería más famoso de nuestra historia, el de la aldea navarra de Zugarramurdi en 1609.

Roca rescata a un personaje «tan real y olvidado como relevante» que le sirve para derrumbar lo que es a su juicio otro estereotipo, el mito del inquisidor, sanguinario, injusto y malvado. «Salazar es un hombre admirable, un ser extraordinario que se enfrenta a todo y a todos los que creyeron que la brujería era verdad y lo hace con la más poderosa de las armas humanas: la razón», dice la autora. Sabe que su tesis levantará ampollas. «Habrá que enfrentarse a algunas cosillas, porque si dices ciertas cosas aquí los francotiradores salen a comerte y hay que echarse cuerpo a tierra», ironiza.

Asegura que la arquetípica figura del inquisidor y su leyenda criminal «es una quimera histórica desde tiempos de Schiller y su ‘Don Carlos’». «Tenemos inquisidores que son como ‘serial killers’, de ojos brillantes, que provocan una heladera general cuando entran en una habitación, pero todos son inventados», dice. Un arquetipo que «se trasplantó» a ‘El nombre de la rosa’ con inexactitud histórica. «La creencia en la brujería es una cosa estricta de la modernidad. No es algo medieval. Empieza en el siglo XV y por tanto los hechos que narra Umberto Eco en su novala no corresponden con su tiempo», arguye.

La idea de esta novela le martilleaba en la cabeza desde que escuchó en una entrevista a Julio Caro Baroja, toda una autoridad en la investigación histórica de la brujería, decir que «quizá el caso de Zugarramurdi no era lo que parecía». «La brujería es un fenómeno de histeria colectiva y allí donde se dé siempre tiene las mismas pautas, ya sea en Zugarramurdi o en Salem casi un siglo después. Por desgracia se llevó por delante la vida de miles de personas», acota. «En el caso de Zugarramurdi -dice la escritora- no hay que olvidar la rivalidad entre Francia y España por el control de Navarra».

«Lo que parecía un episodio puntual y sin importancia en Zugarramurdi irá adquiriendo una virulencia inusitada. En estas circunstancias el inquisidor general Bernardo de Sandoval envía Alonso de Salazar a Logroño, sede del Santo Oficio. No se trata solo de hechicerías, mal de ojo, vuelos nocturnos o tratos carnales con Lucifer: los hay que confiesan atroces asesinatos y la utilización sistemática de niños como acólitos del Gran Cabrón», avanzan los editores de una novela que llegará a las librerías el 22 de marzo. «Nos conduce a un viaje apasionante por los entresijos de la brujería en el siglo XVII, cuando las guerras de religión, los conflictos políticos y otras circunstancias provocaron una masiva caza de brujas en Europa.

«Espero que la novela cumpla con la regla de Horacio ‘prodesse et delectare’, es decir, que enseñe y deleite al lector», dice Roca, Licenciada en Filología Clásica y Filología Hispánica y doctora en Literatura Medieval. Fue docente de latín y griego, literatura española e historia del mundo hispano en varias universidades estadounidenses y europeas. Autora de numerosos artículos en revistas especializadas y diarios, ha pasado la mayor parte de su vida profesional educando adolescentes en la enseñanza pública como profesora de instituto.

El jurado que premió a Roca estuvo presidido por Carmen Riera y compuesto por Antonio Soler, Gervasio Posadas, Fernando Rodríguez Lafuente, y David Cebrián.

La editorial Espasa y Ámbito Cultural de El Corte Inglés convocan el Premio Primavera que este año recibió 1335 originales. España con 661 novelas, encabeza la lista de participantes, seguida de Argentina y México, con 210 y 90 originales.

Latest from

Ciencia y Salud

Contact