Are You New User

Nos ganan por goleada: si los bichos se unieran, nos aplastarían a todos Monday, 20 February 2023


Cuando quieren, los insectos pueden ser imparables contra todo y contra todas las demás especies animales del planeta. Los humanos hemos desarrollado formas de acabar con ellos, además de que en estos casos el tamaño sí importa (con suerte, un pisotón basta para que una cucaracha nos deje en paz). Pero, ¿qué pasaría si no fuera una sino cientos, miles, millones… Miles de millones de cucarachas? ¿Podemos hacer frente a todos los insectos del planeta?

Claro que no, y a la vista está, por más que nuestra especie se empeñe en ello; los insectos son pequeños, pero también matones, literalmente. Y si no lo son, solo necesitarían unirse para quitarnos la batuta del control del planeta. No lo decimos nosotros, sino un equipo de investigadores que ha conseguido estimar el total de hormigas presentes en la Tierra.

Foto: Fuente: iStock
Cómo sobrevivieron las cucarachas al asteroide que mató a los dinosaurios

El resultado se ha unido al de otro estudio que ha intentado determinar el peso combinado de todos los insectos terrestres y artrópodos relacionados en la Tierra. Llegados a este punto del artículo, solo podemos decirte que si alguna vez has tenido alguna pesadilla con insectos, seguro que se queda corta para lo que la realidad te tiene preparado. Te hemos avisado.

Millones de toneladas

Según los cálculos de estos investigadores, todas estas pequeñas criaturas esenciales para el buen funcionamiento de los ecosistemas (no, no hay que matarlos) representarían una biomasa aproximadamente igual al peso de todos los humanos y el ganado existente. Es decir, las personas conforman un ápice de cuerpos al lado de lo que construirían los suyos, por muy diminutos que algunos sean.

Mosquitos. (iStock)
Mosquitos. (iStock)

Para ser más precisos, las estimaciones, publicadas en Science Advances, sitúan la masa de todos los insectos y artrópodos terrestres (excluidas las especies acuáticas/marinas) en alrededor de 1.000 millones de toneladas métricas. En otras palabras, solo 496 millones de metros cúbicos harían falta para que los 7880 millones de personas que hay en el mundo quedaran comprimidas.

Estimar esta biomasa absoluta y la abundancia de artrópodos terrestres en diferentes taxones y hábitats no es fácil. Para conseguirlo, los investigadores han sintetizado miles de estimaciones de alrededor de 500 lugares de todo el mundo. Asimismo, dividieron los números más grandes en grupos representativos.

La importancia de los insectos

De los datos obtenidos podemos aprender que las termitas se encuentran entre los mayores contribuyentes a la masa total de todos los insectos terrestres. De hecho, estos últimos serían responsables de aproximadamente el 40% de la biomasa en el grupo que vive en suelo, frente a un 30% que conforman las hormigas, colémbolos y ácaros combinados.

Mosca. (iStock)
Mosca. (iStock)

No obstante, este trabajo de puesta en común aún tiene algunas limitaciones. De hecho, los autores admiten un posible submuestreo de ciertos grupos taxonómicos, así como diferencias en la variabilidad natural de las densidades de biomasa en diferentes tipos de biomas. La tarea ahora es precisar más las cifras y detalles, aunque con todo ello el estudio es interesante porque, ante todo, destaca la importancia de estas criaturas que tan a menudo subestimamos otros animales más grandes.

Basta comprobar que asistimos a las tasas actuales de extinción de especies más altas de la historia. Y no solo los insectos son víctimas de esta pésima gestión por parte de los humanos. A medida que la Tierra ingresa a la era del Antropoceno, nuestras actividades y la forma en que hemos basado nuestra existencia moderna están afectando una multitud de procesos ecológicos y geológicos que afectan también a especies de vertebrados, como los anfibios y las aves.

(iStock)
(iStock)

Estudios recientes también han observado marcadas disminuciones en las poblaciones de insectos y otros artrópodos terrestres que representan un componente importante de muchas redes alimentarias. Sin ellos, las dinámicas que han hecho posible la vida misma se deteriora, de ahí la necesidad de comprender mejor su abundancia e importancia global. Por tanto, estas estimaciones mejoran la comprensión cuantitativa acerca de estas criaturas artrópodas en los ecosistemas terrestres y proporcionan una primera referencia holística sobre su declive.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact