Are You New User

Primer ministro de Ucrania: "No vamos a dar ni un metro de nuestra tierra a los rusos" Friday, 24 February 2023


Cuando se cumple un año del inicio de la invasión rusa de Ucrania, el primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal, detalla en esta entrevista cómo Ucrania se está preparando para la próxima contraofensiva, elaborando planes para la rehabilitación psicológica de millones de personas o la reconstrucción de puentes y carreteras destrozados por la guerra, pese a la posibilidad de que sean bombardeados de nuevo. El Confidencial publica esta entrevista en exclusiva en español, en colaboración con el medio estonio Eesti Päevaleht.

PREGUNTA. Este 24 de febrero se cumple el primer aniversario de la invasión rusa a gran escala de Ucrania. Parece que la nueva ofensiva rusa se está atascando. Muchos están esperando una contraofensiva por parte de Ucrania. ¿Cómo se ve el estatus actual de la guerra desde Kiev?

RESPUESTA. La situación hoy en el campo de batalla ya es suficientemente complicada. Los rusos imaginaron que podrían liberar las regiones de Donetsk y Luhansk. Vemos que ahora han lanzado la siguiente fase de su ofensiva. Estamos luchando batallas muy duras y feroces, especialmente en Bajmut. Pero vemos que el objetivo de Rusia es político: mostrar [en casa] que está teniendo éxito en Ucrania. En realidad, la línea del frente es completamente estable. Ahora estamos trabajando con nuestros socios [occidentales], que nos han prometido importantes cantidades de equipos militares y municiones que necesitamos. Mientras tanto, nos estamos preparando para continuar el contraataque y liberar el territorio ucraniano.

Nuestro objetivo es liberar la totalidad del territorio de Ucrania dentro de las fronteras reconocidas internacionalmente de 1991. El pueblo ucraniano es lo suficientemente valiente como para hacerlo. El Ejército ucraniano es muy fuerte, y recibimos apoyo de todos nuestros socios. Estamos trabajando sobre la base del formato de Rammstein y esperamos que en las próximas semanas y meses tengamos suficientes tanques y fuerzas para lanzar un contraataque. No tenemos ninguna intención de ceder a los rusos ni un metro de tierras ucranianas. El objetivo es la victoria total y la liberación de nuestro país.

Pero para poder cumplirlo, es crucial que tengamos el equipo militar necesario. Pedimos tanques, artillería, aviones de combate... Solo para defender nuestro país y liberarlo. No estamos pidiéndolos para atacar territorio ruso.

Foto: Miembros del Ejército ucraniano disparan un Howitzer M777. (Reuters/Gleb Garanich)
Rusia y Ucrania pasan al ataque y ambos miran al reloj: bienvenidos a la siguiente fase de la guerra

P. Los países occidentales han prometido una cantidad considerable de ayuda en los últimos meses, pero no hay ninguna decisión todavía sobre los aviones de combate o misiles de mayor alcance. ¿Cómo se lidia con esa frustración en Ucrania?

R. No sentimos frustración. Entendemos que estamos pidiendo mucho a nuestros socios y que continuaremos recibiendo ese apoyo. Entre otros, pero especialmente con el apoyo geopolítico de Estonia, los demás Estados bálticos y Polonia, podemos seguir dejando claras nuestras intenciones de tener el mejor equipo posible para nuestra defensa y contraofensivas. Ahora tenemos una coalición tanque, seguimos trabajando para obtener artillería y misiles de largo alcance, además de aviones de combate. Creo que los conseguiremos. No estamos frustrados, pero estamos trabajando duro para lograr estos objetivos.

P. Millones de ucranianos continúan en los territorios ocupados por Rusia. Millones se han visto obligados a abandonar sus hogares. ¿Cuánto se conoce sobre su situación?

R. Nuestra situación demográfica es terrible. Más de 4,5 millones de ucranianos han abandonado el país y ahora están dispersos como refugiados por todo el mundo. Alrededor de siete millones de personas son desplazadas internas en Ucrania. Alrededor de tres millones se han reasentado dentro del territorio ocupado o están en Rusia y Bielorrusia. Es un tema muy difícil. Tomará mucho tiempo traer a estas personas de regreso a Ucrania, reparar sus hogares, brindarles terapia psicológica. Hemos creado programas especiales para esto.

En primer lugar, la reconstrucción de viviendas. A pesar de los riesgos de la guerra, hemos iniciado este proceso y creo que los primeros proyectos comenzarán en primavera. Estamos restaurando la electricidad y otras infraestructuras críticas. También estamos restaurando las condiciones económicas, porque se han perdido más de tres millones de empleos. Tenemos que recuperarlos lo más rápido posible. Tenemos planes para crear más de un millón de puestos de trabajo en micro, pequeñas y medianas empresas, y convertirlas en la base de nuestra futura economía. Este es nuestro nuevo modelo económico, tanto para la guerra como para después de la guerra.

Foto: Un coche policía recorre Kiev durante un apagón. (Reuters/Gleb Garanich)
"El impacto es inmenso": la otra gran guerra de Ucrania se libra con transformadores

P. Los problemas de salud mental no solo afectan a los refugiados, sino a toda la sociedad ucraniana. ¿Cuánto tiempo, energía y recursos tiene su Gobierno para lidiar con este problema ahora mismo?

R. Según el Ministerio de Salud, millones de personas necesitan dicha rehabilitación, no solo el personal militar y los refugiados, sino también sus familiares. Se necesita rehabilitación de todo tipo, no solo psicológica o física, sino también la oportunidad de volver a vivir juntos como familia, porque muchas familias se han visto forzadas a separarse. Por supuesto, sabemos que se necesita en gran número psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales. Estamos comenzando a implementar un plan para asegurarnos de tener todos los especialistas que necesitamos. Podemos ver que ya existe una gran necesidad de esta ayuda, pero cuando termine la guerra y los veteranos regresen a casa y los refugiados regresen, veremos una necesidad masiva. También mencionaría específicamente la necesidad de desminado, que también es un problema humanitario.

Foto: Unos soldados sobre un tanque en Bakhmut. En el texto se lee "Por Nikopol" (Fermín Torrano)
Ucrania, el país al que no le caben más muertos: "No sé si tenemos siete vidas como los gatos"

P. También está el tema de la brecha educativa. ¿Qué impacto a largo plazo tendrá en la sociedad ucraniana si sus niños no pueden ir a la escuela con normalidad?

R. La brecha educativa comenzó ya durante la época del covid, cuando era un problema para toda Europa. Perdimos dos años de enseñanza en escuelas y universidades. Ahora hemos combinado el aprendizaje físico en las escuelas con el aprendizaje online. Tenemos en total 14.000 escuelas en Ucrania. De estas, 1.300 han sido destruidas o dañadas. El resto está funcionando. En 8.000 escuelas, tenemos la posibilidad de estudiar en las mismas aulas. Muchas escuelas tienen refugios que también nos permiten proteger a los niños [de los ataques con misiles]. Esta forma mixta nos permite llenar el vacío educativo. Estos tres años realmente están creando un vacío en el sistema educativo de nuestro país, pero estamos buscando nuevas formas de obtener educación en tiempos de guerra, y estamos tratando de llenar este vacío aumentando el número de lecciones a expensas de recesos escolares y haciendo los semestres más ajustados.

P. Ha dicho que 250.000 kilómetros cuadrados del territorio de Ucrania son esencialmente un campo minado. Casi la mitad de la superficie de España [505.990 kilómetros cuadrados]. Aparte de la evidente amenaza a la seguridad, ¿qué impacto tendrá esto en la economía ucraniana? ¿Cuánto tiempo permanecerán sus campos incultivables?

R. A día de hoy, hemos realizado un nuevo cálculo más preciso de unos 174.000 kilómetros cuadrados minados. Es muchísimo. Nuestros servicios especiales han desminado 800 kilómetros cuadrados. Ellos continúan con su trabajo. Hemos creado un grupo de trabajo interinstitucional para organizar el desminado, presidido por el viceprimer ministro. Estamos dividiendo el trabajo en tres. En primer lugar, el desminado militar, es decir, el trabajo necesario para realizar tareas militares directamente en el campo de batalla. Luego, el desminado operativo inmediatamente después del final de la ocupación, es decir, el desminado de carreteras y redes eléctricas, por ejemplo. Todo lo demás es desminado humanitario. Esto significa una gran cantidad de trabajo en campos, instalaciones industriales e incluso en los hogares. Estamos pidiendo a nuestros socios que nos ayuden a organizar la capacitación, que nos ayuden a obtener el equipo que necesitamos. Necesitamos miles de unidades de equipos de desminado. Por la experiencia de Croacia [en la década de 1990], podemos ver que este trabajo llevará años. No queremos pasarnos cientos de años en esto, sino hacerlo en tres años, cinco como mucho, para que nuestro pueblo y nuestra economía vuelvan a la normalidad.

Foto: La entrada a la ciudad de Avdiivka, en el Donbás, este diciembre. (Alicia Alamillos)
Rusia no ha conquistado Ucrania, pero está robándole el futuro económico

P. Hablemos de la economía de Ucrania. Recientemente, han anunciado que Ucrania necesita 17.000 millones de euros solo este año para suplir los agujeros de su economía. Al mismo tiempo, es fascinante ver cómo se las arreglan para mantener las pensiones y los salarios pagados, los trenes a tiempo, el correo entregado. ¿Cuál es la perspectiva económica real para Ucrania este año?

R. Necesitamos 17.000 millones de dólares solo para una recuperación rápida, para reconstruir las instalaciones suficientes para que la gente tenga acceso al nivel mínimo de servicios que necesitan. La primera prioridad es la electricidad. Sin electricidad, nada más es posible. La segunda es el desminado. La tercera es la reconstrucción de los edificios residenciales, para que la gente pueda vivir con seguridad en sus casas, ir a trabajar, ganar dinero, pagar impuestos. No reconstruiremos casas completamente destruidas, pero repararemos edificios dañados. La cuarta prioridad es reconstruir la infraestructura crítica: por ejemplo, los puentes que conectan pueblos con el resto del país. En estos casos, tenemos que reconstruirlos, incluso si existe el riesgo de que sean destruidos nuevamente. Si así lo fueran, los reconstruiremos de nuevo, y lo haremos tantas veces como sea necesario. La quinta prioridad es restaurar la actividad económica. Perdimos tres millones de empleos y debemos poder restaurar un millón este año. No esperamos poder reconstruir grandes empresas. Vamos a crear esos puestos de trabajo en las pequeñas empresas.

Ucrania perdió más del 30% de su PIB en la guerra. El 38% de nuestra capacidad económica e industrial está en los territorios ocupados. Muchas industrias han sido destruidas por los ataques con misiles rusos, necesitamos reconstruirlas desde cero. El impacto de la guerra en nuestra economía es dramático.

Foto: Un hombre en la ciudad de Borodyanka, tras la salida de las tropas rusas. (EFE/Oleg Petrasyuk)
La economía de Ucrania entra en modo supervivencia tras la salvaje arremetida rusa

Recaudamos y usamos nuestro presupuesto nacional solo para fines militares. Nuestros costos humanitarios y sociales están cubiertos por socios en la Unión Europea y en otros lugares. El año pasado recibimos 36.000 millones de dólares para este efecto. Este año necesitamos 38.000 millones para cubrir el déficit presupuestario, de los cuales la UE ha comprometido 18.000 millones. Estados Unidos ha prometido 10.000 millones. También estamos trabajando con el FMI: la semana pasada completamos el proceso de monitoreo que abrió opciones de financiación para los próximos cuatro años.

Desde el primer día [de la guerra] hemos avanzado muy rápido. Hemos abolido toda la burocracia en el país, estamos tomando decisiones rápidas. Todo lo que antes tomaba años ahora toma días o semanas como mucho. La guerra cambió la percepción que tenía la gente de la burocracia, de políticos reaccionando rápido.

P. Es un buen momento para preguntar sobre una gran preocupación: la corrupción. El presidente Zelenski dijo en la Conferencia de Seguridad de Múnich, la semana pasada, que cree que ya no hay corrupción profundamente arraigada en Ucrania y que cuenta con fuertes mecanismos anticorrupción.

R. Me gustaría subrayar que no existe un sistema profundo de corrupción en Ucrania, y ciertamente no a un alto nivel político. Esto es crucial. Si comparas con la Ucrania de hace 10 años, el sistema de corrupción está roto. Por desgracia, la naturaleza humana aún puede actuar en diferentes niveles. Pero tenemos una voluntad política extremadamente fuerte para luchar contra la corrupción y mostrarla, tanto a la sociedad ucraniana como a todos los socios externos. Reaccionaremos ante cualquier manifestación de corrupción a la velocidad del rayo. Inmediatamente. Despediremos a esta gente, a estos políticos. Involucraremos a las autoridades policiales, que investigarán. El sistema político no protege a los corruptos. En segundo lugar, crearemos una infraestructura anticorrupción. Estamos al final del camino. Todas las instituciones pertinentes están trabajando. Dentro de dos semanas, se cerrará la competencia internacional para el jefe de la agencia nacional anticorrupción.

También hemos digitalizado todo lo que podemos. Hemos aprendido mucho de Estonia como ejemplo de digitalización exitosa. La digitalización nos permite eliminar por completo la corrupción, porque cortamos el contacto entre individuos y funcionarios gubernamentales. Primero, necesitamos eliminar la tentación de la corrupción. En segundo lugar, crear la capacidad técnica, la infraestructura. Estas son las dos patas principales que construimos para combatir la corrupción. Le puedo asegurar que la sociedad ucraniana ha cambiado durante la guerra y por la guerra. Creo firmemente que durante esta guerra cambiaremos nuestro país y después de la guerra no habrá corrupción en Ucrania.

Foto: El presidente ucraniano Volodímir Zelenski, en una visita a los soldados desplegados en Bakhmut. (Servicio presidencial de Ucrania)
Ucrania está luchando otra guerra contra sí misma, la de la corrupción

P. Sus dos grandes objetivos son la OTAN y la Unión Europea. La próxima cumbre de la OTAN tendrá lugar en Vilna dentro de unos meses. ¿Qué mensaje espera de este encuentro para Ucrania?

R. Estamos trabajando en el plan de acción para la adhesión a la UE. Realizamos las reformas necesarias. Ahora estamos finalizando la implementación de las siete recomendaciones de la Comisión Europea. Creo que durante la primavera la Comisión Europea evaluará todos nuestros pasos. Pretendemos completar todos los pasos este año, para que podamos iniciar conversaciones de adhesión. Tenemos la intención de completar todos estos pasos para tener la posibilidad formal de ser miembros de la Unión Europea dentro de dos años. Entendemos que la decisión la tendrán que tomar entonces la Unión Europea y sus miembros, pero la pelota estará en su tejado.

En lo que respecta a la OTAN, entendemos que, en un momento de agresión a gran escala [la invasión rusa], unirse a la OTAN es difícil. Pero estamos trabajando muy duro, implementando todos los estándares de la OTAN y adaptando la legislación.

De hecho, el Ejército ucraniano ya es un ejército de la OTAN, porque todo nuestro equipo es equipo de la OTAN. Hemos introducido los estándares de la OTAN en nuestras fuerzas armadas. Y también tenemos mucha experiencia de esta guerra que podemos compartir con los Estados miembros de la OTAN. Todo esto me da confianza en que Ucrania se convertirá en un miembro muy fuerte y también necesario de la OTAN en un futuro próximo. En la cumbre de Vilna, los miembros de la OTAN tomarán decisiones muy importantes. Esperamos que sean los que deseamos.

P. Una última pregunta, personal. Está ahora mismo [en el momento de realización de la entrevista] en Leópolis. Muy cerca de su casa. ¿Tendrá la oportunidad de pasar tiempo con su familia?

R. Muchas gracias por esa pregunta. Es muy personal, pero la responderé. Mi familia vive en Leópolis. Durante este año de guerra, he pasado con mi familia exactamente 72 horas y 40 minutos. Hoy tengo la oportunidad de ampliar ese tiempo con un par de horas más. Pero creo que, tras nuestra victoria, podré disfrutar todo el tiempo con mi familia.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact