Are You New User

"Estamos muy muy satisfechos, del apoyo letal y no letal que ha enviado España a Ucrania" Friday, 24 February 2023

Julissa Reynoso (48 años) llegó a España casi al mismo tiempo que Rusia invadía Ucrania. Es decir, hace alrededor de un año. Es la primera mujer que Estados Unidos envía como embajadora a nuestro país. Nacida en República Dominicana y crecida en Manhattan, fue una exitosa abogada durante años, alcanzando el estatus de socia del bufete internacional Winston and Strawn en Nueva York. De ahí saltó a la diplomacia y la política pública, y ocupó cargos en el entorno de la familia Biden, convirtiéndose en una de las personas del círculo de confianza de la primera dama, Jill Biden.

Otros aspectos de su biografía también parecen preparados en un laboratorio para triunfar en el ecosistema progresista de Estados Unidos. Estudió en Harvard, Cambridge y Columbia, fue copresidenta del Consejo de Políticas de Género dentro de la Oficina Ejecutiva del presidente y ocupó el cargo de subsecretaria de Estado Adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental con Barack Obama, además del de embajadora de Estados Unidos en Uruguay. Recibe a El Confidencial en la sala del piano de su residencia, en el Paseo de la Castellana de Madrid, unos minutos después de que Vladimir Putin pronunciase su discurso en el primer aniversario de la guerra de Ucrania.

Y tú, ¿qué habrías hecho?: las 24 horas que cambiaron Europa (y el mundo)

PREGUNTA. Este martes, el presidente Joe Biden dio un discurso en Polonia con motivo de los 12 meses de la invasión rusa de Ucrania. El apoyo de Estados Unidos ha sido firme hasta ahora, pero empieza a notarse un cierto desgaste entre las filas republicanas y también entre algunos demócratas. ¿Va a seguir manteniendo EEUU su compromiso y su ayuda económica millonaria?

RESPUESTA. Voy a cuestionar tu posición. No hay ningún cansancio en nuestro apoyo hacia Ucrania. Las cifras de apoyo en términos militares, pero también económicos y humanitarios, son significativas, históricas. El hecho de que el presidente Biden fuera hasta allí [Kiev], mostrando su apoyo incondicional al Gobierno ucraniano y a ese pueblo, demuestra el compromiso de Estados Unidos.

P. Desde que empezó la invasión, EEUU ha venido empujando a algunos de sus aliados, incluidos varios socios de la Unión Europea. ¿Depende el entusiasmo de la Unión Europea de la determinación de Estados Unidos? Más allá de la reclamación que se hace desde hace ya tiempo exigiendo una mayor inversión en el presupuesto de Defensa para colaborar en la OTAN, ¿echan de menos más implicación europea para contribuir a la seguridad internacional?

R. Hemos visto más de 40 países que han dado apoyo sustantivo a Ucrania durante el último año. Los aliados en Europa, obviamente, también han aportado de manera significativa. Me refiero al apoyo militar, pero también a la coordinación en tema de sanciones y a la manera en que hemos rechazado la política y la economía oligárquica del Gobierno de Rusia. Vemos muy favorablemente la manera en la que los aliados han reaccionado y apreciamos también el cambio de posición de muchos países que, un año atrás, quizás tenían dudas sobre la necesidad de aumentar su presupuesto y su aporte militar. Cómo hoy ven la realidad, se dan cuenta de que es necesario que todos aportemos más para la defensa colectiva.

Foto: Rueda de prensa de Pedro Sánchez y Volodímir Zelenski.
Defensa evita detallar el total de ayuda militar enviada a Ucrania desde el inicio de la guerra

P. España es un país que tradicionalmente estaba muy dividido sobre su posición respecto a la OTAN. Pero ha habido una gran transformación al respecto tras la invasión. El apoyo del Gobierno español, incluso a pesar de que no todos los socios de la coalición lo ven con buenos ojos, ha sido igualmente firme. Al menos en su posicionamiento político y diplomático. Hay más dudas sobre lo aportado en términos materiales, en armamento o ayudas, que palidece si lo comparamos con otros países. ¿Están satisfechos con la contribución española en la causa de Ucrania?

R. España ha demostrado su compromiso absoluto en Ucrania. El apoyo ha sido económico, humanitario... Han recibido a más de 150.000 refugiados. Pero en lo militar han hecho un esfuerzo importante para poder contribuir a esta causa colectiva. Nosotros y el secretario de Defensa, [Lloyd] Austin, estamos en contacto de manera muy fluida con la ministra Robles. Estamos muy muy satisfechos con la señal de apoyo militar letal, y no letal, que se ha dado por parte del Gobierno español en Ucrania. Todos podemos pensar en cómo podemos aportar más. De la misma manera que nosotros también estamos deliberando continuamente sobre cómo podemos aportar más. Es un diálogo continuo viendo las necesidades de Ucrania, porque la situación es muy dinámica.

P. La propaganda está siendo muy fuerte en esta guerra. El relato dominante sigue siendo el de Ucrania, el de la OTAN. Pero hay algunos episodios, aunque anecdóticos, que han hecho mella en la confianza. Por ejemplo, la Inteligencia de EEUU acusó a un movimiento ultranacionalista, el Movimiento Imperial Ruso, de enviar paquetes bomba. Después, la policía española concluyó que había sido un jubilado de Miranda de Ebro.

R. Esa investigación continúa.

P. Bueno, pero a lo que me refiero es a que se está erosionando el relato, algo inevitable con el paso de los meses. Sigue siendo una posición minoritaria, pero creo que está avanzando. ¿No les preocupa?

R. La manipulación de la información y de los hechos no es nada nuevo. Obviamente estamos preocupados, en general con la manera en que algunos actores y algunos estados manipulan la información. Hemos visto esto durante la preguerra en Ucrania y es algo que estamos monitoreando. Obviamente, tenemos la verdad de nuestro lado, que es lo más importante. Pero sí, existe un mundo alternativo que ha sido cooptado por actores, muchos de ellos agentes de gobiernos, que tenemos que combatir colectivamente. Eso es algo que como Gobierno, y también como parte de la OTAN, tomamos como una amenaza importante, una amenaza a la seguridad, a la integridad de nuestro país. Lo bueno es que todavía tenemos la verdad de nuestro lado.

P. Usted tiene una amplia experiencia en Latinoamérica. Estos mensajes de los que hablábamos, como las teorías sobre la voladura del Nord Stream 2, que en España siguen siendo recogidos de manera minoritaria, están calando en algunos países latinoamericanos con fuerza. En España, por ejemplo, tenemos a todo un exvicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, presentando un pódcast en el que estas teorías se publicitan constantemente...

R. No he seguido el pódcast, así que no sé lo que se dice, pero soy consciente de que hay bastante manipulación de la realidad. Sin embargo, por ahora la gran mayoría de los ciudadanos de Estados Unidos, de España, de Europa, saben que la invasión de Ucrania es algo ilegal y barbárico, y reconocen que los ucranianos están resistiendo de una manera ejemplar. Esos hechos no se pueden cuestionar.

P. Decía que la investigación sobre las cartas sigue abierta, ¿se mantiene EEUU en las teorías que apuntan a la participación rusa?

R. Nosotros tenemos la costumbre de no entrar en detalles sobre teorías o hipótesis cuando existen investigaciones abiertas por parte del FBI o la policía.

Foto: Desalojada la embajada de Ucrania en Madrid por un paquete sospechoso.
La Policía detiene a un funcionario jubilado de Vitoria por las cartas incendiarias a las embajadas y Moncloa

P. Hablamos ahora de nuestro vecindario sur. La relación de EEUU con Marruecos es cada vez más estrecha. La Administración Biden decidió no cambiar la posición adoptada por Trump con respecto al Sáhara… ¿En qué posición deja eso a España, teniendo en cuenta que Marruecos es un tema clave, quizás el más importante para nuestra seguridad?

R. Nosotros entramos en el Gobierno con la determinación de revisar toda la política exterior. Sobre la relación del Sáhara Occidental y Marruecos, hemos visto la postura de Marruecos y el plan, y reconocemos que el plan es una postura que puede traerle una mayor protección a ese territorio. Lo vemos como un plan viable. Pero al mismo tiempo estamos muy, muy comprometidos con el proceso que se está llevando a cabo con el apoyo de Naciones Unidas y el secretario general, con el enviado especial [Staffan de Mistura]. Por todo ello, no estamos orientados a cambiar esa posición. O sea, las Naciones Unidas tienen un proceso, pero al mismo tiempo entendemos que el plan de Marruecos es algo viable dentro de ese marco de Naciones Unidas.

Joe Biden y Julissa Reynoso, en una fotografía. (S. B.)
Joe Biden y Julissa Reynoso, en una fotografía. (S. B.)

P. ¿Ha habido presiones a España para que se alinee con esa postura de EEUU?

R. Ninguna.

P. Se ha llegado incluso a hablar de abrir una base estadounidense en Marruecos. Mientras, parece que no ha cuajado la idea de traer la sede de Africom a España, quizás a Canarias, como se sugirió en algún momento. También vemos a Italia más presente en el Mediterráneo y cerrando pactos de seguridad con Washington, y tenemos un problema serio con Argelia. Creo que hay una preocupación legítima en España. A veces da la sensación de que EEUU tiene otros socios prioritarios. ¿Se está quedando España atrás?

R. A ver, nosotros somos aliados de Marruecos, pero somos grandes aliados de España y tenemos aquí una presencia con colegas del mundo militar americano que lleva más de 50 años y esa posición no ha cambiado. Incluso el anuncio del presidente el año pasado para aumentar nuestra presencia en la base naval de Rota, obviamente con el permiso del Gobierno español, demuestra el compromiso que mi Gobierno tiene en la relación de Defensa con España. Y no olvidemos que posiblemente, de nuevo asumiendo la aprobación del Gobierno español, se sumen dos destructores adicionales, una presencia sumamente importante y una inversión tremenda no solo para nosotros. También tendría impacto económico en Andalucía. Creo que todo eso demuestra nuestro compromiso con España.

P. Sobre los destructores, también queríamos preguntarle. ¿En qué fase está eso exactamente? Falta que el Gobierno español termine de ratificarlo y no queda claro si habría que cambiar los acuerdos bilaterales.

R. El proceso interno de España se lo dejo a España. Tendrán que preguntarles a ellos. Nosotros tenemos abierto el diálogo y tenemos mucha fe en que todo va a salir bien, en que vamos a poder sumar esos destructores en los próximos años, incluso antes. No tengo fecha, pero ese es el plan.

Foto: Amar Belani, embajador encargado del Sáhara Occidental en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Argelia. (APS)
Argelia da todo por perdido con Sánchez y esperará a otro Gobierno para cerrar la crisis

P. Como sabe, España mantiene una ruptura diplomática con Argelia que surgió tras el cambio de postura en el Sáhara. ¿Está EEUU contribuyendo de alguna manera a normalizar esta situación y todos los efectos negativos, por ejemplo, energéticos o migratorios, que tiene para España?

R. Nosotros somos aliados de ambos y entendemos la importancia de esa relación. Pero entrar en el medio de esa situación diplomática no es nuestro rol.

P. Pese a que se ha deteriorado algo desde que empezó la guerra, la relación militar entre Rusia y Argelia es muy estrecha. ¿Les preocupa tener a uno de los ejércitos más importantes de África haciendo gestos de amistad con Moscú?

R. En general, estamos viendo el rol de Rusia en África con mucha preocupación. Creo que esos países que tienen esos vínculos son conscientes de lo que deciden, ¿no? Quizá toman sus decisiones pensando en sus propios intereses, pero conocen el riesgo que asumen con esos vínculos.

Foto: S. B.
Foto: S. B.

P. Estamos viendo precisamente en África que países europeos como Francia están perdiendo pie en el Sahel, ¿está decepcionado EEUU con el vacío que está dejando la UE en la zona? ¿Hay una responsabilidad europea en que Rusia esté ocupando ese vacío?

R. Creo que todos estamos preocupados por la situación en algunos de los países del Sahel. Y no solamente por el Gobierno ruso, sino también por otros gobiernos que también han estado jugando roles que no sirven a los intereses de los ciudadanos de esos países. Con la Unión Europea, con nuestros aliados, estamos trabajando mano a mano para ver cómo podemos apoyar a los países africanos que quieren impulsar el bienestar de sus propios ciudadanos.

Foto: Patrullero de la Armada Isla León, que vigila las operaciones de trasvase de petróleo ruso a las puertas de Ceuta. (Cedida)
La ‘romería’ del petróleo ruso continúa ante las puertas de Ceuta

P. Hay muchas vías secundarias para saltarse las sanciones económicas a Rusia, especialmente las energéticas. En este sentido, ¿les preocupa el trasvase de petróleo ruso que se hace en Ceuta, y que acaba siendo vendido a China o India?

R. Ese detalle no lo tengo, pero sí hemos visto que el Gobierno español, con el tema de las sanciones, ha sido un socio extraordinario. El compromiso que ha demostrado ha sido consistente.

P. Hablando de sanciones, este martes Putin ha dado su discurso a la nación y ha hablado de cómo la economía rusa ha logrado sobrevivir a las sanciones occidentales. ¿Hasta dónde se puede ahogar económicamente a Rusia?

R. El señor Putin puede decir muchas cosas, y no necesariamente es la verdad. Nosotros vamos a seguir trabajando con los aliados para asegurar las sanciones en contra de Putin y sus aliados, y de los que le apoyan en su régimen imperialista sin condiciones, sean lo más fuertes posible. Y hemos visto que se han tomado acciones muy importantes, incluyendo aquí en España, en contra de los bienes de varios de estos actores.

Foto: Tren con cisternas llenas de crudo ruso. (EFE/Maxim Shipenkov)
Estas son las técnicas que Rusia utiliza para esquivar las sanciones occidentales

P. La reciente Inflation Reduction Act estadounidense ha generado tensiones con Europa, con voces que hablan de competencia desleal justo en un momento en que de lo que se habla en los discursos diplomáticos es de cerrar filas y de unidad… Especialmente en el contexto de las medidas proteccionistas para la industria y la economía. Europa se queda un poco descolocada. ¿Ha recibido quejas del Gobierno español y de otras cancillerías europeas?

R. Creo que hay cierta desinformación sobre el Inflation Reduction Act. Creo que hay que dedicarle tiempo a leerlo. Es la inversión más importante en la historia del mundo para combatir el cambio climático. Eso nos ayuda a todos, no solamente a los ciudadanos de Estados Unidos. Ese compromiso del Gobierno Biden para poder llevar a Estados Unidos a cumplir con sus compromisos internacionales, para asegurar que estamos viviendo un mundo mucho más sano, más estable... Es algo que debemos colectivamente aplaudir. Yo he recibido mucho interés por parte de los empresarios españoles que quieren trabajar con nosotros en Estados Unidos para crear empleo y nuevas oportunidades de inversiones, dado los montos significativos que se darán en los diferentes proyectos impulsados por esa ley para promover desde la energía renovable al transporte público. Las empresas españolas están muy interesadas en ello. Yo no he recibido quejas sustantivas del Gobierno, no sé si otros colegas de otras cancillerías las han recibido, pero en general es una gran oportunidad para mejorar las condiciones del mundo.

Foto: La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. (Reuters/Johanna Geron) Opinión
Cunde el pánico en la Unión Europea

P. Pero, embajadora, usted misma dice que va a crear empleo e inversiones, pero las va a crear en Estados Unidos, no las va a crear en España, ni en Europa. Entiendo el interés de los empresarios españoles, pero...

R. Sí, pero no discriminamos quién puede crear esas oportunidades de empleo en Estados Unidos. Puede venir quien sea, o sea, pueden venir empresas importantes españolas a ese sector.

P. En España se percibe una continuidad respecto a la Administración Trump en algunos rubros como el de los aranceles, donde había algunas expectativas de cambio con la llegada de Biden. Se siguen manteniendo aranceles a productos españoles como las aceitunas o las torres eólicas. ¿Se van a mantener o endurecer estos aranceles y otros parecidos?

R. Ha habido una evolución muy importante con respecto a los aranceles desde que llegó el presidente Biden, pueden preguntar a los colegas de Airbus. De lo que comentas, hemos revisado la posición, particularmente el tema de aceitunas. El tema particular es que hay un litigio en las cortes federales americanas. La Organización de productores de Aceitunas Españolas demandó en la Corte Federal Americana. Las cortes federales son Dios allá y tomaron una decisión en contra de los empresarios españoles. Nosotros por ley tenemos que aplicar la orden de la Corte. No fue vía administrativa, sino a través de un proceso de litigio federal. Ese proceso no ha terminado. Están apelando. No es tan simple como decir que Biden ha tomado esa decisión... No. Tenemos separación de poderes. Y ese brazo de gobierno tomó una decisión y hay que aplicar lo que dice.

Foto: Foto: EC Diseño.
El nuevo marco de relaciones China-EEUU: cómo coexistir sin matarse

P. Hay ciertas presiones de EEUU para que la UE y los países miembros se alineen más con la posición estadounidense de rivalidad con China. En la cumbre de la OTAN en Madrid, Washington advirtió de la dependencia tecnológica de China, etc. Sin embargo, tenemos también ejemplos de nuevas inversiones chinas en Europa, como en puertos e infraestructuras… ¿Es Europa sensible a las preocupaciones estadounidenses al respecto?

R. Nosotros, como muchos otros países del mundo, tenemos una relación elaborada con China. En alguna cosa cooperamos. En algunas cosas competimos. Y sabemos que los aliados tienen que manejar su relación con China trabajando mano a mano en algunas cosas, pero en otras cosas recomendamos que cuestionen algunas de sus prácticas. Porque [Pekín] es un Gobierno que ya conocemos, que no tiene los valores compartidos que tenemos nosotros con los miembros de la Unión Europea. En el caso de, por ejemplo, la ley 5G y las telecomunicaciones, nosotros estamos preocupados por el hecho de que ciertas empresas chinas adoptan prácticas donde, por norma, su país tiene que compartir información privada, datos de usuarios, etcétera, con su Gobierno. Esa práctica debilita la integridad de esas empresas y creo que todo el mundo que tiene la claridad de los hechos lo sabe. Así que, dada esa realidad en ciertos sectores como la telecomunicación, los aliados y otros amigos tienen que entrar a hacer negocios con las empresas chinas manteniendo los ojos abiertos.

Foto: S. B.
Foto: S. B.

P. En el caso del 5G, está pendiente de decisión en el Consejo de Ministros en España, que se está retrasando mucho más de lo esperado. No hay a la vista una solución, incluso se baraja que la decisión que se adopte se acoja al secreto de Estado para que no se haga pública. Y esto, además, en medio de una situación de sintonía de miembros destacados de las élites políticas españolas con empresas chinas clave, como Huawei. ¿No les preocupa?

R. Nosotros estamos en diálogo con el Gobierno español sobre muchos temas. Y este es un tema que para nosotros es importante. Pero la manera en la que España gestiona sus regulaciones, eso es un asunto de España.

P. Organizaciones de activistas prodemocracia chinos han denunciado la existencia de comisarías ilegales en España, de la misma manera que ha ocurrido en otros países. ¿Le preocupa esto a EEUU, les preocupa el control de la diáspora china por parte del Gobierno de Pekín?

R. Es muy preocupante. Asumiendo que los hechos son los que hemos visto en la prensa y también los que hemos podido descubrir, porque también nos hemos encontrado estas situaciones en Estados Unidos. Es un asunto muy muy preocupante, que todos los gobiernos que creemos en la democracia y en la libertad tenemos que tomar muy en serio. Si es verdad que el Gobierno chino tiene agentes en países extranjeros, agentes sin notificar a los países donde están y sin ningún tipo de criterio... Si esto es así, se están produciendo varias violaciones de las normas. Nosotros en particular nos hemos quejado de este tipo de asuntos oficialmente y esperamos que otros países aliados hagan lo mismo.

P. Hablaba de que la relación con China es uno de sus puntos de interés, ¿qué otros puntos son importantes como embajadora en su relación con España?, ¿qué balance hace de su primer año?

R. La realidad es que es que tenemos una relación, sin exagerar, extraordinaria. El presidente [Biden] estuvo aquí el año pasado y dijo que la relación con España es una relación indispensable. Esa es la realidad. No solamente indispensable, sino que además es muy constructiva y hay un diálogo muy fluido. Es una relación de respeto mutuo que, en mi opinión, y en el poco tiempo que tengo aquí, ha aumentado de manera significativa el contacto de alto nivel.


Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact