Are You New User

Cuatro cosas que nunca deberías tolerar a tu pareja (y que son motivo de ruptura) Thursday, 02 March 2023


Si es amor, no duele. Puede que existan problemas que pongan a prueba la estabilidad de la pareja, pero si el modo de afrontarlos no es en común y teniendo en consideración la opinión y los sentimientos del otro, poco hay que hacer. Al final, podemos caer en el error de pasar ciertas actitudes, comentarios o hechos que solo toleramos por el mero hecho de que esa persona carga con el título de ser nuestra "pareja". Y, de repetirse estas situaciones, pueden dar lugar a relaciones de maltrato muy peligrosas.

Ante la más mínima sospecha de que no estamos recibiendo el respeto que merecemos (y que no tenemos que exigir, menos a alguien que supuestamente nos quiere tanto), lo más recomendable es cortar de inmediato la relación. No dudes en pedir ayuda a familiares, amigos e instituciones si es necesario. Ignorar los problemas conlleva que la situación se agrave cada vez más.

Foto: Foto: iStock.
¿Tu relación de pareja se está volviendo tóxica? Cinco señales que lo reflejan

En caso de que hayas detectado pequeños gestos o detalles que no te gustan, como los que veremos a continuación, y que representen una clara excepción en nuestra convivencia, no dudes en hablar seriamente con tu pareja para que se dé cuenta de que te está haciendo daño con estas acciones. A partir de un artículo de la revista Best Life repasaremos algunas de ellas que pueden ser un claro signo de que vuestra relación no funciona y que debéis poner todo de vuestra parte para solucionarlo.

Se ríe de ti delante de gente

Entre parejas siempre hay bromas y estas también pueden darse en mitad de una reunión social con más amigos o más parejas. Otra cosa es si directamente te insulta o ridiculiza de cara a los demás y sin razón aparente o excusa para hacerlo. Por supuesto, si existen muecas de enfado y reproche en tu mirada y aún así no se arrepiente, esto empeora la situación. "Esta clase de problemas debe abordarse y no ignorarse", comenta Jennifer Kelman, terapeuta familiar. "De lo contrario, ese patrón puede arraigarse y erosionar la conexión que tenéis, así como la capacidad para resolver vuestros problemas de manera sana".

No confiáis el uno en el otro

La confianza, junto con la comunicación, son la base de una relación, y podríamos ver una como consecuencia de la otra. Sin ella, no podéis establecer límites ni acordar pactos sobre el propio vínculo que tenéis. "Si la confianza está rota, es importante abordar este problema de inmediato para reconstruirla", asegura Kerry Lauders. Una pareja también puede ejercer de buen amigo, y como tal, es básico que exista una sensación de seguridad en que cumplirá con su palabra. De lo contrario, la relación se romperá tarde o temprano, pues no tiene sentido compartir tanto con alguien a quien no le otorgas la más mínima credulidad.

Tiene celos incomprensibles

Los celos son humanos, y como tal, están imbricados en toda relación. Pero si los tiene sin ningún tipo de razón o se convierten en una obsesión para él o ella, lo mejor sería cortar por lo sano, pues no puedes dejar de ser la persona que eres con los demás porque tu pareja te lo pida basándose en una idea irreal que tiene metida en la cabeza. Además, como avisa Kelman, es algo que "nunca mejora con el paso del tiempo, sino al revés, tiende a empeorar y derivar en un comportamiento controlador".

Vuestros valores no coinciden

"Es esencial que los valores centrales de dos personas estén alineados en una relación", asegura Sarah Watson, psicóloga. "La falta de compatibilidad podría indicar que vendrán problemas más profundos en la relación. Es difícil que la relación siga adelante cuando cada pareja busca o quiere algo diferente". Lo mejor que podéis hacer es conversar con respeto y dilucidar si de verdad seguís siendo compatibles o cada uno debe ir por otro lado. "La pareja tiene que crecer a la par y tener distintas prioridades puede hacer que esto sea imposible".

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact