Are You New User

Santander limita daños con Orcel y prevé ahorrarse 15 M más gracias al golpe del covid Tuesday, 07 February 2023


Banco Santander empieza a ver el vaso medio lleno en su batalla legal contra Andrea Orcel, el banquero italiano que estuvo a punto de ser su consejero delegado a comienzos de 2019. A pesar de las dos sentencias en contra, la entidad presidida por Ana Botín ha conseguido una rebaja considerable en la indemnización fijada por el tribunal.

Así, en el primer grupo bancario español estiman que el pago final podría bajar a alrededor de los 29 millones, cifras cercanas a lo que Santander hubiera estado dispuesto a pagar al financiero hace algunos años, según fuentes financieras consultadas por este medio. En el sector siempre se ha visto muy complicado que Orcel no cobre la prima de fichaje pactada de 17 millones, y una indemnización adicional, por su fichaje frustrado.

Según los tribunales, Orcel estuvo contratado de facto al anunciarse su fichaje en septiembre de 2018, al margen de que se anulara en enero de 2019. En lo que no se ponen de acuerdo es en la cantidad que debe recibir por ello. La cuantía ha bajado ya en tres ocasiones, que podrían ser cuatro. La primera, de los 112 millones que reclamaba inicialmente el actual CEO de UniCredit a los 68 millones que fijó en su primera sentencia el juez Javier Sánchez Beltrán. Este mismo magistrado la rebajó a 51 millones, al tener en cuenta que parte de la reclamación ya había sido cobrada por Orcel de su antigua entidad, UBS.

Foto: Ana Botín (i), presidenta de Santander, y Andrea Orcel, CEO de Unicredit, en el juicio de 2021. (Reuters/Juan Medina)
La Audiencia Nacional rebaja en 8 millones la indemnización de Santander a Orcel, hasta 43,4 millones

Ahora, la Audiencia Provincial de Madrid ha decidido reducir de nuevo estas cifras hasta los 43,4 millones, al considerar excesivos los 10 millones por daños morales que había fijado el juez de primera instancia, que recorta hasta dos millones.

El nuevo hachazo a la indemnización de Orcel podría llegar con la ejecución de la sentencia, en caso de que no sufra nuevos cambios tras el recurso ante el Tribunal Supremo. Así, desde Santander advierten de que una parte sustancial de los 43,34 millones, los 18,6 millones que el italiano arrastraba de bonus de UBS (buy out), podrían bajar a cuatro millones por la fórmula elegida para ello.

Objetivos incumplidos

Desde la entidad, explican que estos 18,6 millones son una cifra indeterminada ligada a los objetivos del banco y a la evolución de la acción. En concreto, desde finales de 2018, se calcula que el grado de cumplimiento de las metas del banco ha sido de apenas el 33%, por los efectos del año del covid, en que la entidad perdió 8.771 millones y no pudo repartir dividendo. Junto a ello, Orcel también se vería penalizado por la evolución de las acciones de Santander desde entonces.

El banquero Andrea Orcel. (Reuters/Olivia Harris)
El banquero Andrea Orcel. (Reuters/Olivia Harris)

Según esta versión, el banquero italiano solo tendría derecho a los 17 millones de prima de fichaje (con intereses legales), 5,8 millones en concepto de dos años de sueldo, dos millones por daños morales y alrededor de cuatro millones por el buy out. En total, cerca de 29 millones de euros.

Consultado sobre ello, el abogado de Orcel, Álvaro Remón, no quiere entrar en el fondo del asunto y se limita a afirmar que Santander "no puede defender esta estrategia con seriedad". Por ello, se espera una resistencia frente a esta posición por parte del banquero italiano, que tratará de defender el pago de los 18,6 millones sin limitaciones. Esto abriría muy probablemente un nuevo frente legal entre el banquero y Santander por la ejecución de la sentencia. De hecho, en caso de que el banco español tuviera razón, Orcel le tendría que devolver parte de los 41 millones que recibió el año pasado, con intereses: "Como el banco dio cumplimiento provisional a la sentencia de primera instancia, el Sr. Orcel debe devolver ocho millones de euros (más intereses)", exponen desde el Santander.

Aun así, estas discusiones dependerán de lo que fije el Tribunal Supremo, lo que podría tardar más de tres años. Santander puede interponer dos tipos de recurso: uno extraordinario de casación (por cuestiones jurídicas) y otro extraordinario por infracción procesal (cuestiones procesales). Si lo admite, el alto tribunal tiene margen para cambiar lo que quiera de la sentencia, desde que Orcel no estaba contratado cuando se anunció el acuerdo de su fichaje, en septiembre de 2018, a cambiar de nuevo la indemnización.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact