Are You New User

El Concurso de Cómics de Torrelavega concede sus premios tras casi un año de espera Tuesday, 07 February 2023


Irene Cuevas (’Volver al lugar donde todo comenzó’) y Enrique López (’Dogma’) son los ganadores de la XXIX edición, empañada por el ‘extravío’ de las propuestas aspirantes desde el pasado mes de abril hasta enero de 2023


La edición XXIX del Concurso de Cómics de Torrelavega ‘Ciudad de Torrelavega. Historias de aquí y de allí’ ha concluido al fin su último capítulo y ha resuelto el reparto de premios después de diez meses surrealistas y marcados por el ‘extravío’ aparente de la memoria USB que contenía las propuestas aspirantes, llegadas de toda España. El concurso se convocó en abril de 2022, pero los trabajos no aparecieron hasta hace tres semanas. En cualquier caso, la historia ya tiene un desenlace y, sobre todo, unos ganadores: Irene Cuevas Allende y su cómic, ‘Volver al lugar donde todo comenzó’, se llevará 300 euros por ser la mejor entre los participantes de entre 12 y 18 años; y Enrique López Orduña, por ‘Dogma’, el más valorado por el jurado entre los artistas de 19 a 35 años y, como tal, merecedor de 1.100 euros de recompensa. Tras los campeones, el segundo puesto de ambas categorías ha sido coronado por Lara Mayo Villalba, autora de ‘El viaje’ (100 euros), y Maite Perea Ruiz, con ‘Pequeños miedos’ (500), respectivamente. Además, el jurado ha decidido que el Premio Especial ‘Historias de Aquí’ al mejor cómic ambientado en Torrelavega, que consiste en un abono para dos personas al próximo ciclo Teatro Joven del Festival de Invierno, sea para Julia Romero Solares y su cómic, ‘100 años de olvido’.

Las 35 obras presentadas han destacado por su creatividad. De ahí el reconocimiento este martes por parte de la concejala de Juventud, Patricia Portilla, quien ha destacado la «calidad» de los trabajos y el espíritu que distingue a este concurso tradicional, una de las citas culturales con mayor solera y tradición de la capital del Besaya: «Promover la creación artística de los jóvenes y que la misma obtenga visibilidad». Por último la responsable también ha tenido palabras de agradecimiento hacia los miembros del jurado, formado por Roberto Raba, Enrique Gutiérrez Aragón y Jesús García Sierra.

La resolución del certamen sigue a casi un año de ciencia ficción. Han pasado más de diez meses desde que el concurso fue convocado y la cadena de malos entendidos empezó a cobrarse retrasos en la gestión del concurso. El primer responsable público en denunciar esta situación surrealista fue el concejal de Ciudadanos en Torrelavega, Julio Ricciardiello. Según trasladó en enero, la parálisis del torneo cultural se debía a la baja de la técnico responsable, la única con acceso al ordenador y, con él, a las obras presentadas: «Nadie puede abrir el correo electrónico». Esa era la versión oficial de los hechos que confirmaba el Ayuntamiento y la que, de hecho, venían comunicando los técnicos municipales. La concejala de Festejos, Patricia Portilla, asegura que siempre trasladó la información que el personal del servicio le comunicaba.

Finalmente, la aparición del USB en los cajones del servicio terminó de resolver el misterio y poner punto y final a la historia. Los trabajos siempre estuvieron ahí. La ausencia de una empleada pública nunca tuvo algo que ver con el bloqueo del certamen, por fin en marcha. En los últimos cinco días, desde que Ricciardiello denunció la situación, el misterio del Concurso de Cómic de Torrelavega viene despertando la reacción de diferentes personas dentro y fuera del Ayuntamiento. Incredulidad e indignación, entre los lectores de la noticia; y críticas al funcionamiento interno de la Concejalía, por parte de los principales partidos de la oposición. Hubo dos grandes voces que denunciaron el tema a partir de entonces: la de la Asamblea Ciudadana Por Torrelavega (ACPT), que acusó a Portilla de haber mentido al respecto de este asunto en la última comisión del área; y la del Partido Popular (PP), cuya portavoz, Marta Fernández-Teijeiro, pidió responsabilidades tras lo que considera «un ridículo mundial» para la ciudad.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact