Are You New User

La banca privada ofrece vivir a crédito a los clientes para reducir el impuesto a los ricos Thursday, 09 February 2023


Los asesores financieros y fiscales de los grandes patrimonios mueven ficha lo más rápido posible en la planificación patrimonial de los clientes. El nuevo impuesto a las grandes fortunas implica que en Madrid o en Andalucía la estructura del patrimonio gana importancia en la rentabilidad neta de las carteras, con lo que se buscan fórmulas para reducir el golpe ante Hacienda. El más evidente es el escudo fiscal, y ya se plantean estructuras patrimoniales sin ingresos y con líneas de crédito.

Una de las estrategias que ya se utilizan en banca privada es tener carteras de inversión sin dividendos y, cuando es posible, que el cliente no tenga rentas del trabajo o de otro tipo por el escudo fiscal, ya que la cuota de patrimonio o del impuesto sobre las grandes fortunas (IGF) no puede sobrepasar el 60% de la base imponible del IRPF, con una reducción máxima en la cuota del 80%. Para asumir el coste de la vida, se le ofrece una línea de crédito vinculada a su cartera, y esta se devuelve con venta parcial de la misma. La ventaja de hacerlo así, en vez de vender desde el principio parte de las inversiones para tener liquidez, es que se buscan potenciales revalorizaciones. Y dicho crédito tendría impacto neutro en la declaración de patrimonio o del IGF, que superpone al anterior desde el Estado, al calcar sus características.

Foto: María Jesús Montero, ministra de Hacienda. (EFE/Javier Lizón)
Los ricos planean usar errores de Hacienda para reducir hasta un 80% el nuevo impuesto

Si por ejemplo la línea de crédito tiene un horizonte de cinco años, cuando pasa este periodo se liquida parte de la cartera para asumirla. Se tributaría por las potenciales ganancias, pero habría un efecto de diferimiento en estos años que maximizan la posibilidad de rentabilizar la inversión. Entre medias podría haber una pequeña parte de la cartera vinculada a cupones o dividendos para asumir los intereses, aunque se tribute por ellos ante Hacienda. Con esta vía, se podría reducir hasta un 80% (en el caso extremo de que no hubiera rentas) la cuota de patrimonio o, en Madrid y Andalucía, del IGF.

En una presentación sobre qué se está haciendo en planificación patrimonial, Francisco González, director de Asesoramiento Patrimonial de A&G Banco, explicó este miércoles que hay tres actuaciones ante la nueva carga fiscal que asumirán grandes patrimonios de Madrid y Andalucía, y en menor medida de Galicia, porque es donde hay bonificación por el impuesto sobre el patrimonio.

La primera consiste en aprovechar para deshacer inversiones con minusvalías y utilizar exenciones cuando sea posible como empresa familiar o capital riesgo. La segunda, realizar donaciones. Y la tercera, “vehiculizar carteras, evitando generación de rentas directas, y combinar con financiación ajena”.

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE/Kiko Huesca)
Las grandes fortunas activan sus planes contra el nuevo impuesto del Gobierno

El ejemplo extremo sería una persona viuda con una herencia de varios millones de euros y que no tiene rentas. En vez de tener acciones con dividendo, los asesores proponen una cartera de fondos, y ofrecen una línea de crédito para que esta persona cubra su coste vital.

Si se devengan intereses cada año, habría una pequeña parte de la cartera en cupones o dividendos para cubrirlos; si se pagan al final, ni siquiera. Si el crédito es a cuatro años, durante este periodo reducirá al 80% la cuota por el IGF. Y para devolver el préstamo, venderá una parte de la cartera, y ahí sí se incrementará la tributación por rentas del capital y por reducir el impacto del escudo fiscal, ya que aumenta la base imponible sobre la que se aplica el 60% de la suma de IRPF e IGF (o patrimonio). “Pero es un coste que se asume cada varios años en esta fórmula”, explicó González.

* Si no ves correctamente este formulario, haz clic aquí.

Así, en banca privada ya se ofrecen líneas de crédito dentro del servicio de asesoramiento financiero y fiscal, según fuentes financieras. Una vía usada ya en ocasiones en otras regiones donde hay patrimonio y que crece en interés con el IGF, especialmente en Madrid, donde no se utilizaba. Son préstamos sin riesgo para el banco porque se puede pignorar (poner de garantía) la propia cartera de inversiones que se tiene con la entidad, y se pagan intereses que incrementan el margen.

Asesoría fiscal

Lo que esto pone de manifiesto, en cualquier caso, es que la asesoría fiscal está ganando cada vez más peso a la hora de trabajar en banca privada con altos patrimonios. Es algo que ya pasaba en plazas importantes para la banca privada como Barcelona o Valencia, y que desde ahora sucederá en Madrid con el IGF.

La otra opción que contempla A&G, como el resto de entidades, es acompañar al cliente en el recurso. Su consejo es pagar y, después, impugnar la autoliquidación. Se asume que la respuesta de la Agencia Tributaria será negativa, se irá a los tribunales económico-administrativos, esperando otro rechazo o asumirlo por silencio administrativo al año, y de ahí se pasará a los tribunales para mantener vivos los procedimientos con vistas a un fallo del Constitucional, al que ya han acudido Madrid y Andalucía.

Foto: La ministra de Hacienda, Maria Jesús Montero. (EFE/Zipi)
Miedo entre grandes fortunas a que Hacienda grave los intereses de demora desde 2019

De hecho, los despachos de abogados ya están ultimando esquemas para remunerar su trabajo en estos procedimientos y hay fondos de litigios interesados en financiarlos, como publicó este medio.

Por otro lado, la redacción de la enmienda que crea el IGF incluye un error que el Gobierno evitó corregir a través de otra enmienda de ERC en el Senado, por miedo a que entonces no llegara a tiempo al BOE antes del 31 de diciembre. Este fallo implica que se puede usar la cuota simulada de patrimonio en comunidades donde no se paga, como Madrid o Andalucía, para el escudo fiscal, sumando al IRPF y a la cuota del IGF. El experto fiscal de A&G apuesta por usar este error, como también otros asesores fiscales y financieros consultados.

A nivel global, González admite que cada vez hay más altos patrimonios preguntando por Portugal, debido a que el país vecino tiene una imposición más benigna, aunque pocos dan el paso. Lo que sí se está viendo es una ralentización de la llegada de grandes inversores latinoamericanos, o ciudadanos europeos con alto patrimonio, especialmente alemanes y escandinavos. Eso sí, considera que no afectará al negocio de las bancas privadas españolas, al poder asesorar a sus clientes ya estén en España o se deslocalicen en Portugal.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact