Are You New User

Al estilo ‘The Last of Us’: así actúa el hongo que vuelve completamente ‘zombis’ a las hormigas Thursday, 16 February 2023


— Hemos estado en guerra con los virus desde siempre, a veces mueren millones de personas, como en las guerras, pero al final siempre ganamos. Pero los hongos... parecen inofensivos, algunos no buscan matar, solo controlar. ¿De dónde viene el LSD? Los hongos nos pueden alterar la mente, hay un hongo que infecta insectos (a las hormigas, por ejemplo), viaja por el sistema circulatorio hasta el cerebro y lo llena de alucinógenos, sometiendo la mente de la hormiga a su voluntad, comienza a controlar a la hormiga, la usa como una marioneta. Y eso no es lo peor, necesita alimentarse, por lo que comienza a devorar al huésped desde dentro, pero no deja que muera y la mantiene viva evitando la descomposición.

— Esa clase de infección fúngica no existe en humanos.

— Es cierto, los hongos no sobreviven si la temperatura interna del huésped supera los 34 grados, pero, ¿qué pasaría si esa situación cambiara? Supongamos que el mundo se calienta ligeramente. Entonces tendría un motivo para evolucionar.

Foto: Uno de los zombis hongo (o ‘chasqueadores’) de ‘The Last of Us’. (HBO)
Los zombis de ‘The Last of Us’ y cómo la historia del audiovisual nos ha traído hasta aquí

Con esta advertencia velada comienza la serie de la que (por lo menos este mes) todo el mundo está hablando: ‘The Last of us’, serie de televisión basada en un videojuego en el que dos personas (Joel y Ellie) tienen que sobrevivir en un mundo postapocalíptico asolado por una pandemia fúngica que convierte a la gente en zombi. En circunstancias normales, sería una serie más sobre zombis (nada nuevo), pero tras una pandemia mundial como la del coronavirus, no queda otra que tragar saliva y esperar que por el bien de la humanidad, realmente nunca mute una infección de este tipo.

Hay hormigas que viven en las copas de los árboles y que son invadidas por un hongo parásito llamado Ophiocordyceps que las hace comportarse como zombis, antes de matarlas y salir de ellas

Porque, efectivamente, existen las ‘hormigas zombi’. Parece quizá una historia de ciencia ficción, pero no es un fenómeno nuevo ni mucho menos. Tiene millones de años, los hongos estaban aquí mucho antes que nosotros. Hay hormigas que viven en las copas de los árboles y que son invadidas por un hongo parásito llamado Ophiocordyceps, que las hace comportarse como zombis, antes de matarlas y salir de ellas. Controlan su sistema nervioso y sus músculos, y, según relataba ‘BBC’, los científicos han observado que una vez infectadas comienzan a caminar de forma errática y a tener convulsiones.

No solo eso, sino que debido a las convulsiones acaban por caer de las copas de los árboles y no pueden volver a subir, lo que las obliga a permanecer en el sotobosque (donde el hongo puede desarrollarse mejor). Este continúa creciendo dentro de ellas, hasta que muerden una hoja y mueren. De hecho, ni después de muertas pueden separarse de la hoja que mordieron debido a una contracción mandibular que les ha provocado también el hongo.

A los pocos días, el hongo comienza a salir por la cabeza de la hormiga y crece durante unas tres semanas. Después, libera nuevas esporas para seguir infectando

Lo más terrorífico es que a los pocos días, el hongo comienza a salir por la cabeza de la hormiga y crece durante unas tres semanas. Después, libera nuevas esporas con el fin de infectar a otras hormigas que se encuentran en el área. Es un fenómeno que ocurre en casi todo el mundo (aunque no en Europa) y afecta a muchos tipos de insectos (no solo las hormigas), como los escarabajos o las moscas, pero en ellos no es tan dramático como en estas o las avispas, hasta cierto punto.

Aunque pudiera parecer que sí, el hongo no ataca directamente al cerebro de las hormigas, sino que segrega compuestos que lo afectan, así como al sistema nervioso. Es verdad que a día de hoy en Europa nos libramos de este extraño hongo parasitario, pero no siempre fue así. Un fósil de una de estas hormigas encontrado en Alemania es la prueba de que alguna vez existió aquí también. Muestra a la hormiga mordiendo a una hoja, y tiene aproximadamente unos 47 millones de años. Siempre hay una historia real que supera a una ficticia.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact