Are You New User

Los mejores consejos para encontrar trabajo pasados los 50 años Sunday, 19 February 2023


El hecho de ser nuevo en algo como el paro, especialmente si es a una edad avanzada, es un trance vital muy duro que trae aparejado otra serie de problemas que chocan con la identidad de uno mismo y de su misión en la vida. Tal vez se hace muchísimo más duro si has estado ocupado durante toda tu vida y de pronto una mañana te levantas y no tienes a dónde ir ni ninguna rutina que seguir. Si has estado en más trabajos, al menos tienes la experiencia y la confianza para llegar a la comprensión inicial de que no es culpa tuya y que, tarde o temprano, encontrarás otra cosa, aun no teniendo la edad de tu parte.

Para todos aquellos a los que les sea difícil recordar otra época en la que no estuvieran trabajando, lo más importante es no dejar que la frustración te coma por dentro. Si llevas toda tu vida trabajando, es posible que midas la mayor parte de tu valía como persona y profesional cuando estás ocupado. Al fin y al cabo, el trabajo es una de las principales vías de socialización, por lo que quedarte de pronto sin él no solo hará que tu preocupación por la economía se agrave, sino que también pasarás más tiempo en casa y te sentirás un poco aislado del resto de la sociedad.

Si crees que tus oportunidades se ven mermadas por ser mayor, puedes restar importancia a tus años de experiencia en el currículum

Pero nunca es tarde y, ni mucho menos, puedes tirar la toalla. La BBC ha reunido a una serie de expertos en el mundo de la contratación internacional para conocer de cerca cuáles son tus principales fortalezas de cara a conseguir un buen empleo. Es lógico que pienses que los jóvenes de hoy en día están más preparados para el mundo laboral que tú; pero en realidad tan solo has de cambiar la perspectiva para verlo todo de otro color.

Eres capaz, por mucha edad que tengas

Lo primero es armarse de la seguridad que, entre otras cualidades, suele definir tan bien a los jóvenes. Evidentemente, ser mayor es un prejuicio en la arena laboral, lo que quiere decir que todo se basa en una construcción mental negativa comúnmente aceptada por todos. Para luchar contra ella, no hay mejor tarea que predicar con el ejemplo, es decir, demostrar que eres perfectamente válido para enfrentarte a las tareas que te piden. Si crees que tus oportunidades se ven muy mermadas por el hecho de ser mayor, puedes restar importancia a tus años de experiencia en el currículum, omitiendo la cantidad exacta de años que llevas en un puesto.

No dejes de actualizar tus habilidades

Por otro lado, es posible que te sientas sobrepasado por la cantidad de servicios cibernéticos o programas que se citan en las ofertas de empleo. Tal vez, una serie de softwares de los que nunca has oído hablar o unos cuantos desempeños con nombres en inglés que parecen profesiones nuevas cuando no son nada del otro mundo. Cualquier coach te diría que te apuntes a cursos para actualizar tus habilidades, pero lo cierto es que también debes valorar las ya adquiridas por la propia experiencia. El trabajo en equipo o la empatía, que ofrecen el hecho de pasar mucho tiempo en la rueda, son algunas de ellas.

Foto: Foto: iStock.
El programa que demuestra que los millennials son ya viejos para trabajar

"Si eres buen comunicador o tienes mucha experiencia en liderar equipos, podrías considerar el hecho de postularte para trabajos en distintas industrias", asegura Clare McCartney, profesional británica del mundo de los recursos humanos. Es lo que ella llama "habilidades transferibles", aquellas que solo la práctica constante confiere y que están en todos los procesos de manera más o menos directa.

No te subestimes

"En circunstancias en las que otros candidatos más jóvenes puedan tener más que ofrecer, debes recordar lo que te hace sobresalir de entre todos ellos: la propia confianza que tienes en ti y la forma en la que valoras lo que haces", asegura Petra Tagg, empleada de una importante firma de recursos humanos. ¿Cómo sacar pecho de tu veterano talento? La mejor forma es "dar ejemplos reales de lo que sabes hacer, en lugar de centrarte o mentir sobre aspectos en los que no tienes experiencia", recalca.

No mientas sobre tus problemas de salud

Seguramente hayas empezado a aprender a lidiar con los típicos achaques de la edad, lo que también resta puntos de cara a ser seleccionado frente a candidatos más sanos y más fuertes. Para que esto no te pase factura, puedes ocultar ciertos aspectos sobre tu estado físico que tampoco afecten directamente a la realización de tareas de la empresa. Al igual que la edad, no hace falta ser explícitamente sincero, tan solo reconocer que a lo mejor sí que tienes que ausentarte muy de vez en cuando para tus revisiones médicas.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact