Are You New User

EEUU mueve sus fichas (hacia China) y retorna a las bases militares en Filipinas Sunday, 12 February 2023

"Antes de apresurarse a hablar sobre el llamado ‘globo espía’ chino, eche un vistazo a lo que Estados Unidos le ha hecho realmente a China", publicaba el 6 de febrero en su cuenta de Twitter el diplomático chino Yan Yiqiang. El texto iba junto a un mapa en el que el funcionario asiático destinado en el consulado de San Petersburgo, Rusia, señalaba el cinturón de bases de defensa que EEUU tiene alrededor de China.

El joven diplomático pasaba por alto en su comentario que el mapa era tan antiguo como para señalar que había bases estadounidenses en el propio Hong Kong. Pese al "error", es cierto que EEUU está consiguiendo colocar a sus tropas en el entorno asiático para asegurarse una respuesta inmediata y contundente ante un posible conflicto con China. Eso está haciendo saltar todas las alarmas de la superpotencia oriental.

Taiwán, Corea del Sur, Japón, y Australia forman un primer bloque de aliados en el Indo-Pacífico al que Washington pretende sumar otros países de la zona. El último capítulo de esto, que China califica como OTAN asiática, tiene como protagonista a Filipinas. La que fuera vieja colonia española y después estadounidense está profundizando sus acuerdos en materia de Defensa con Washington ante lo que consideran constantes agresiones de Pekín en el mar limítrofe entre ambos países. El Gobierno del presidente filipino, Bongbong Marcos, está jugando una complicada carta diplomática que es asegurarse la protección de EEUU sin romper sus claves y delicadas relaciones con China. "Le enfaticé al presidente Xi cómo mi administración tiene la intención de mantener una política exterior independiente. Estamos más que dispuestos a cooperar siempre que sea posible en la búsqueda de la paz regional y el interés nacional de nuestros dos países", declaro el presidente filipino tras su encuentro en enero con su homólogo chino en Pekín.

Taiwán denuncia la incursión de 34 aviones de China en su espacio aéreo

"Filipinas todavía tiene la intención de mantener buenas relaciones con China, particularmente en la mejora de las relaciones económicas. Al mismo tiempo, las actividades chinas en el Mar de Filipinas Occidental, en particular el hostigamiento a los pescadores y el aumento del número de embarcaciones de la Guardia Costera china en aguas que se están acercando cada vez más al territorio de Filipinas, ha aumentado la percepción de la importancia de dar más capacidad operativa a las garantías de seguridad de EEUU", señala a El Confidencial Herman Joseph S. Kraft, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Filipinas.

Esa mayor capacidad se ha concretado en la reciente visita a Filipinas del secretario de Defensa estadounidense, Llyod Austin, que ha fortalecido el llamado Acuerdo de Cooperación de Defensa Mejorada (EDCA en inglés) entre ambos países. "El pacto es especialmente importante, ya que la República Popular China continúa con sus reclamos ilegítimos en el Mar de Filipinas Occidental", manifestó tras el acuerdo el secretario americano.

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

La respuesta desde Pekín no se hizo esperar y la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Mao Ning, respondió que "fuera de su agenda egoísta, el lado estadounidense se ha mantenido firme en su proyección de guerra fría. Los países de la región deben permanecer atentos a esto y evitar ser utilizados por Estados Unidos. Este es un acto que aumenta las tensiones y pone en peligro la paz y la estabilidad regionales".

¿El conflicto por el llamado Mar de China, que incumbe hasta a ocho países, está abriendo las puertas de la región de nuevo a EEUU? "La EDCA le ha dado a Estados Unidos una posición desde la cual proyectar una presencia militar en el Mar de Filipinas Occidental y el Mar de China Meridional que no ha tenido en las últimas tres décadas. Los acuerdos hacen que esta zona se convierta más directamente en un escenario de competencia entre grandespotencias, como no lo había sido desde el final de la Guerra Fría. Sin embargo, para que quede claro, el factor mayor en el contexto regional inmediato que alimenta esta competencia son las tensiones que surgen de las relaciones a través del Estrecho entre China y Taiwán", señala Kraft.

Efectivamente, Taiwán está detrás de cada paso que dan ambos bandos. China acusa a EEUU de querer rodearles. ¿En qué posición está Filipinas en este juego de bloques? "La capacidad militar filipina es menos importante para los EEUU que el hecho de tener acceso a los sitios donde se pueden desplegar las fuerzas y el equipo militar estadounidense. Eso es lo que proporciona EDCA. Sin embargo, desde el punto de vista filipino, es difícil imaginar que el Gobierno decida contribuir a la construcción de una alianza multilateral, especialmente una dirigida contra China", explica el profesor Kraft.

El posicionarse en un lado u otro, en todo caso, tiene mucho que ver con la propia opinión pública. El senador y ex Jefe de la Policía filipina bajo el gobierno del controvertido presidente Rodrigo Duterte, Ronald de la Rosa, es uno de los que ha explicado el sentir de muchos filipinos que sienten que la elección es entre lo malo y lo peor: "No apoyo totalmente el EDCA. Lo apoyo en un 50 por ciento porque sería una disuasión contra la intimidación de nuestros vecinos. Pueden ver que Estados Unidos está listo para ayudar a los filipinos cuando llegue el momento. Por otro lado, tenemos algunas reservas sobre EDCA en términos de nuestra soberanía. Por eso los obligamos a salir del país en el pasado porque parecía que no respetaban nuestras leyes y nuestra soberanía. Si entran en nuestro territorio, deben seguir nuestras reglas, seguir nuestra ley. No deberían tener su república dentro de nuestra república".

Foto: Militares de Taiwán. (EFE/Ritchie B. Tongo)
Taiwán denuncia la irrupción de China en su espacio aéreo y marítimo

Ese pasado al que se refiere el senador es toda una larga seria de escándalos y abusos protagonizados por los soldados americanos en Filipinas que fueron el germen de la salida en 1992 de los más de 15.000 efectivos desplegados en el país. Violación de mujeres y menores, uso de drogas o no reconocimiento de paternidades forman parte de la lista de agravios ante los que los tribunales militares americanos hicieron en muchos casos la vista gorda.

¿Qué apoyo tiene el acuerdo con EEUU entre la población filipina? "Todavía hay sectores en la sociedad filipina que advierten sobre los peligros de ser arrastrados a la estrategia geopolítica de los Estados Unidos y, en caso de guerra, no poder desvincularse debido a nuestra alianza y los arreglos hechos bajo la EDCA. En general, sin embargo, la última encuesta realizada el año pasado sobre el fortalecimiento de los lazos de seguridad con los EEUU mostró un gran apoyo de los filipinos. Al mismo tiempo, continúa la desconfianza hacia China y sus intenciones en el Mar de Filipinas Occidental. Los relatos de los escándalos causados ​​por los abusos cometidos por los militares estadounidenses contra los filipinos y la falta de franqueza por parte del gobierno de los EEUU al abordarlos se han visto eclipsados ​​en gran medida por los relatos y narraciones de la invasión territorial china en el Mar de Filipinas Occidental", responde el profesor Kraft.

Foto: Marineros recuperan los restos del globo chino derribado  en aguas próximas a Carolina del Sur. (EFE/Armada de EEUU)
EEUU alerta de que el globo espía chino es parte de una flota de vigilancia militar mundial

Una encuesta reciente del Stratbase ADR Institute cifra en un 84% el apoyo en Filipinas a la EDCA. El acuerdo, sin embargo, ha sido contestado en la calle con diversas manifestaciones protagonizadas por miembros y simpatizantes de grupos políticos de izquierda que apuntan a nueva colonización de EEUU.

El conflicto por el control de Mar Meridional de China afecta en todo caso a la soberanía territorial de ocho países. Indonesia y hasta Vietnam se están abriendo a profundizar o mejorar sus relaciones con Washington ante el proyecto expansionista de Pekín, que reclama el control de uno de los mares más importantes en términos de comercio internacional que hay en el planeta. El flirteo con EEUU es la única respuesta posible ante la debilidad militar y económica del resto de estados respecto a China. En todo caso, todos pretenden huir de un escenario de guerra fría donde haya que elegir bloque. La Asociación de Naciones de Asia Sudoriental (ASEAN) intenta dar una complicada respuesta unitaria.

¿Los miembros de la ASEAN necesitan mantener un equilibrio entre China y los EEUU para garantizar su futura independencia política, económica y territorial?
"La necesidad de mantener el equilibrio es importante. Sin embargo, no existe una evaluación y posición estratégica común que conduzca a la movilización de recursos en la ASEAN para mantener a la región aislada de las consecuencias de la rivalidad entre Estados Unidos y China. Mantener un equilibrio se ha convertido en una cuestión de preferencia individual de los diferentes países miembros y no en una posición colectiva".

¿Cómo pueden entonces solucionar China y Filipinas sus problemas territoriales? "Filipinas preferiría que se hiciera a través de instituciones internacionales, ¿quizás la Corte Internacional de Justicia? Hay, sin embargo, demasiada desconfianza por parte de Filipinas y demasiada asimetría de poder con China para que Filipinas pueda tratar de resolver el problema territorial a corto plazo", concluye el profesor Kraft.

Mientras, se ha dado un primer paso en el retorno de los marines americanos a su excolonia. No se trata por ahora de bases fijas, pero sí de permitir su uso y de preparar las infraestructuras necesarias para ello. Algo que no es poco teniendo en cuenta que Filipinas es el espacio terrestre más cercano a Taiwán junto a China.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact