Are You New User

Los 6 consejos para adelgazar que repetimos siempre y no sirven de nada Monday, 13 February 2023


La frustración es habitual a la hora de adelgazar y perder peso. Te cuidas, te esfuerzas y los resultados no se ven por ningún lado. Y lo peor no es no adelgazar, sino que, en muchos casos, se termina engordando. La pregunta es obvia. ¿Por qué ocurre esto? En la mayoría de los casos se debe a que seguimos o creemos ciertos consejos que damos por buenos y que carecen de respaldo científico.

Además de no adelgazar, muchas de estas creencias prometen resultados inmediatos y, lo más probable, es que esos kilos se recuperen igual de rápido que han desaparecido debido al efecto rebote, que se produce al volver a comer como antes, recuperando el peso perdido o, incluso, más.

Foto: No todo el mundo está preparado psicológicamente para llevar a cabo una dieta (Unsplash)
¿Es posible adelgazar sin dieta? 9 claves para perder peso sin hacer un régimen estricto

Por lo tanto, lo mejor es seguir unas pautas alimenticias correctas y ser constantes. Las prisas no son buenas consejeras a la hora de quitarse esos kilos de más. De hecho, adelgazar despacio es bueno para la salud porque mejora la presión arterial, el colesterol y el azúcar en sangre. Los expertos señalan que un ritmo adecuado para que una persona adelgace es de 0,5 a 1 kilos por semana.

6 falsos mitos a la hora de adelgazar

Entre esos malos consejos, está el de comer menos. Obviamente, todo ayuda para perder peso, pero reducir las cantidades a la hora de la ingesta no es mano de santo, ni te asegura adelgazar, ya que entran en juego factores como la genética, la edad, el metabolismo, las hormonas, el estrés, los patrones de sueño, el estado de ánimo, las patologías que se sufren o los fármacos que se toman.

Hacer ejercicio tampoco obra el milagro. De hecho, salir a correr o hacer ejercicios de cardio pueden engordar o hacerte perder masa muscular magra que es esencial para acelerar el metabolismo y así quemar calorías. Por el contrario, el cuerpo almacenará esta energía en forma de grasa para tener reservas. Además, estos ejercicios aumentan el apetito, lo cual no es lo más conveniente para seguir una dieta.

Salir a correr puede no ser útil para adelgazar (iStock)
Salir a correr puede no ser útil para adelgazar (iStock)

Olvídate de no comer fruta porque tiene azúcar y engorda. Efectivamente, tienen azúcar, conocida como fructosa), pero nada tiene que ver con el azúcar refinado. Comer fruta no producirá una liberación excesiva de insulina y, por tanto, no habrá caída hipoglucémica. Por tanto, toma toda la fruta que te apetezca.

Las grasas y el almidón son buenos

Para perder grasa y adelgazar lo mejor es combinar alimentos proteicos, grasos y ricos en almidón y en fibra. Por tanto, eliminar las grasas y el almidón de la dieta no es una buena idea. Eso sí, las grasas tienen que ser buenas, como las del salmón, el aguacate, el aceite de oliva, la caballa, el atún o las sardinas. En cuanto a los alimentos con almidón, como la patata, estos apenas aportan calorías, son saciantes y regulan la microbiota.

Desayunar sí o sí, tampoco está respaldado por la ciencia. De hecho, los estudios han demostrado que tomar o no el desayuno tiene muy poco efecto sobre el peso y que saltárselo, puede ser incluso mejor para adelgazar. Si optas por desayunar lo suyo es incluir proteínas porque ralentiza la digestión y previene picos y caídas de azúcar y evitar los carbohidratos.

Comer frutos secos no es incompatible con perder peso. Eso sí, toma solo un puñado al día

Por último, mucha gente piensa que comer frutos secos es incompatible con perder peso. Es mentira, puesto que los frutos secos tienen grasas insaturadas y poliinsaturadas que provocan una disminución significativa de la hormona que aumenta el hambre y, por el contrario, aumenta la sensación de saciedad. Eso sí, no más de un puñado al día.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact