Are You New User

La bacteria que supuestamente mató a Pablo Neruda es más común de lo que crees Tuesday, 14 February 2023


El 23 de septiembre de 1973, el poeta chileno Pablo Neruda muere a causa de un cáncer de próstata avanzado que le habían diagnosticado cuatro años antes. Hasta la fecha esta había sido la causa oficial de su muerte. Sin embargo, las sospechas sobre cómo murió Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto, verdadero nombre del poeta, siempre han estado muy presentes, sobre todo en el entorno familiar.

Ahora, su sobrino, Rodolfo Reyes, ha confirmado que en 2017 los peritos internacionales encontraron en una muela del poeta una “gran cantidad de clostridium botulinum, una bacteria patógena capaz de provocar botulismo, una enfermedad causada por una toxina que ataca al sistema neuromuscular. De este modo, se demostraría que Neruda, autor de 20 poemas de amor y una canción desesperada, habría sido “envenenado y asesinado” por “agentes del Estado”, tan solo doce días después de proclamarse el golpe militar contra el gobierno de Salvador Allende.

Foto: Fotografía de archivo de 1971 con Pablo Neruda, por entonces embajador de Chile en Francia, mientras da declaraciones a la prensa tras conocer que fue laureado con el Premio Nobel de Literatura, en París. (EFE)
¿Envenenaron a Pablo Neruda? Sus familiares creen que fue asesinado por "agentes del Estado" de Chile

Este bacilo suele encontrarse en la tierra (también en aguas estancadas, vegetales en descomposición, tracto intestinal de mamíferos, cangrejos y moluscos bivalvos), pero especialistas de las universidades de McMaster (Canadá) y de Copenhague concluyen en el informe, que se presentará este miércoles, que “no se filtró al cadáver de Neruda desde dentro o alrededor de su ataúd”, sino que ya lo tenía antes de morir. La incógnita sigue siendo cómo y quién introdujo la toxina en el cuerpo del autor chileno.

¿Qué es botulismo?

Se trata de una enfermedad rara y muy grave que puede causar dificultad para respirar, parálisis muscular y hasta la muerte, si no se trata clínicamente. Los alimentos en conserva, envasados, preservados o fermentados en casa de manera inadecuada, por la falta de estanqueidad de los envases, pueden crear las condiciones necesarias (ausencia de oxígeno y poca acidez) para que la bacteria clostridium botulinum produzca la toxina botulímica. Por eso, es fundamental usar técnicas adecuadas para envasar las conservas o utilizar los equipos adecuados para ello. En caso de dudas, siempre es mejor desecharlos y tirarlos a la basura.

Aunque esta es la forma más habitual de que aparezca el botulismo, en ocasiones (menos frecuentes) también es resultado de un tratamiento médico erróneo o de bioterrorismo. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) este tipo de intoxicación no se puede transmitir de persona a persona, aunque sí a través de heridas, por inhalación, así como por infección intestinal en los lactantes. La toxina, además, no se puede ver, ni oler, ni percibir por su sabor, pero basta ingerir una pequeña cantidad de algún alimento con esta toxina para que sea letal.

Las conservas envasadas en casa pueden provocar botulismo (Unsplash/Ray Shrewsberry)
Las conservas envasadas en casa pueden provocar botulismo (Unsplash/Ray Shrewsberry)

En el caso de ser inyectada, esta toxina interfiere con la transmisión nerviosa y bloquea la liberación de acetilcolina, produciendo una parálisis muscular. De hecho, en los últimos años se ha puesto muy de moda en el sector estético, mediante el tratamiento con botox, que utiliza la bacteria C. botulinum como producto farmacéutico para uso clínico y cosmético. Eso sí, utilizan el tipo A (hay 8 tipos que van de la A a la H) de neurotoxina botulínica muy diluida y purificada, para evitar peligros.

Síntomas del botulismo

Al ser neurotóxicas, las toxinas botulínicas afectan directamente al sistema nervioso provocando debilidad en el cuello y los brazos, así como la parálisis de los músculos respiratorios y los músculos de la parte inferior del cuerpo. De hecho, el botulismo es mortal en el 5-10% de los casos debido a la insuficiencia respiratoria. En los supervivientes, la recuperación puede tardar muchos meses.

La falta de estanqueidad de los envases puede generar la toxina que provoca el botulismo

De este modo, la persona que padece botulismo tiene dificultad para hablar y para tragar, así como la sensación de falta de aire y debilidad persistente. Todo ello sin perder la consciencia. Además, también puede sufrir vómitos, diarrea, constipación e inflamación abdominal.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact