Are You New User

El vuelo que salió de Auckland y aterrizó 16 horas después… en Auckland Tuesday, 21 February 2023


El pasado jueves 16 de febrero, el vuelo ANZ2 de la compañía neozelandesa Air New Zealand partía de Auckland, la ciudad más poblada del país, con destino a Nueva York. Por delante, casi 24 horas de vuelo con sus escalas correspondientes, un auténtico castigo físico para los pasajeros. Pero lo peor es que ese vuelo aterrizó 16 horas después de despegar… y lo hizo en el mismo aeropuerto del que había salido.

El vuelo de Air New Zealand tenía prevista su llegada al JFK de Nueva York. Sin embargo, un problema eléctrico en el aeropuerto de destino obligó a cerrar la terminal 1, por lo que muchos de los vuelos internacionales que tenían que aterrizar allí fueron derivados a otros destinos como Newark, Washington Dulles o Boston Logan. Pero algún avión se tuvo que dar la vuelta.

Foto: El avión despegó mientras 55 pasajeros seguían en un autobús en la pista (Facebook/Go First)
Los pasajeros de un vuelo que se quedaron en el autobús viendo como su avión despegaba

Eso es lo que le sucedió al ANZ2: cuando llevaban más de 8 horas de vuelo, el comandante recibió la orden de regresar a su lugar de origen. El avión de Air New Zealand tomaba tierra en Auckland 16 horas y 25 minutos después de haber salido del mismo aeropuerto y con los pasajeros bastante enfadados por lo sucedido.

Razones económicas

Bryan Gottlieb, una de las personas que viajaba en ese avión, explica a la CNN que "estaba durmiendo bastante profundamente y me desperté con la sensación de que seguramente aterrizaría pronto en JFK. Pero, después, el pasajero que estaba a mi lado me tocó el hombro y dijo ‘¿sabías que casi estamos de vuelta en Auckland?’ No me lo podía creer".

El aeropuerto JFK con los rascacielos de Nueva York al fondo (Reuters/Eduardo Munoz)
El aeropuerto JFK con los rascacielos de Nueva York al fondo (Reuters/Eduardo Munoz)

Las razones que esgrimió el piloto no convencieron a los pasajeros: "Reconoció que parte de la decisión se basó en la eficiencia de los horarios de la aerolínea, y que la falta de tripulación en un aeropuerto cerca de JFK habría causado más retrasos en la aerolínea". Sin embargo, los pasajeros tenían una idea muy distinta: "Todos en ese avión hubieran preferido estar en cualquier aeropuerto de los Estados Unidos, por no hablar de Newark o La Guardia en la misma ciudad".

Air New Zealand confirmó lo que había adelantado el piloto: "Desviarse a otro aeropuerto de Estados Unidos habría significado que la aeronave permanecería en tierra durante varios días, lo que afectaría a otros servicios y clientes programados". Por eso, han pedido "disculpas por las molestias y agradecemos a nuestros clientes su paciencia y comprensión".

Air New Zealand tomó una decisión basada en criterios estrictamente económicos

Bryan Gottlieb, que vive en Nueva York, tuvo que esperar durante 8 horas en el aeropuerto de Auckland para embarcar hacia Los Ángeles, desde donde conectaría después hacia Nueva York. La aerolínea le dio cupones de comida por valor de 100 dólares, pero cree que no fue suficiente.

Además, para este norteamericano que trabaja como diseñador de videojuegos, era la segunda vez que le cancelaban el vuelo en una semana, ya que primero fue por el ciclón que azotó Nueva Zelanda la pasada semana.

Pero, por si fuera poco, su esposa no pudo viajar a Nueva Zelanda como tenía previsto para acompañarle en las dos últimas semanas de su estancia allí porque su vuelo de ida fue cancelado por las inundaciones que sufrió el aeropuerto de Auckland a finales de enero. Está claro que esa familia no tiene suerte con los aviones.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact