Are You New User

Aprende lo que quieras con este método de un Premio Nobel Friday, 24 February 2023


Hay cientos de métodos para memorizar conocimientos, algunos nos funcionan y otros no. Para tener éxito en nuestros estudios, lo mejor es ir probando técnicas hasta encontrar la que más nos ayude a afianzar los conceptos y a comprender lo que estamos intentando aprender. No queremos estudiar un temario y olvidarlo al día siguiente, lo que buscamos es convertirnos en expertos en la materia.

Hay técnicas, como la Pomodoro, que se basan en el tiempo y en la repetición para conseguir aprender lo que estamos estudiando, pero no le funciona a todo el mundo. Otras técnicas de estudio, como el método de Richard Feynman que explican en la Universidad de Colorado, constan de cuatro pasos que nos asegurarán sabernos de “pe a pa” lo que estamos intentando aprender. Feynman es un Premio Nobel, así que algo sabrá de aprendizaje exitoso.

Foto: El efectivo método 10-10-2 para que los estudiantes memoricen textos y datos (Fuente: iStock)
La efectiva regla 10-10-2 para que los estudiantes memoricen textos y datos

Richard Feynman fue un físico norteamericano que ganó el Premio Nobel por sus trabajos en electrodinámica cuántica. El físico tenía un enfoque único para aprender conceptos complejos. Se basaba en la premisa de que, si no puedes explicar un concepto con simplicidad y claridad, entonces no lo has entendido lo suficientemente bien. Su técnica se divide en cuatro pasos: identificar el concepto, explicarlo en términos simples, identificar cualquier brecha en su comprensión y, por último, volver a estudiar y simplificar el tema.

Los cuatro pasos del método Feynman

El primer paso es identificar el concepto que se está tratando de aprender y apuntarlo en una hoja en blanco. Debe ser un tema claro y conciso, de cualquier ámbito y, a partir de ahí, investigar en profundidad todos sus conceptos y vericuetos, resolviendo dudas y comprendiendo el por qué.

El segundo paso consiste en explicarle a otra persona el tema, como si fuese un niño (pressfoto para Freepik)
El segundo paso consiste en explicarle a otra persona el tema, como si fuese un niño (pressfoto para Freepik)

El segundo paso es intentar explicar ese tema a otra persona (o a uno mismo), como si fuese un niño. Usa un lenguaje sencillo y claro, busca analogías y metáforas para comprenderlo mejor. Apunta todas las dudas que hayan surgido en ese proceso y todo lo que no esté claro.

El tercer paso es identificar cualquier brecha en la comprensión, debes dar respuesta a todas las dudas y preguntas que apuntaste en el anterior paso. Vuelve a tu material de estudio y céntrate en perfeccionar lo que has aprendido. Puedes emplear mapas, esquemas, resúmenes o infografías si eso te ayuda a afianzar el conocimiento.

El cuarto paso es perfecto para afianzar lo aprendido con términos sencillos

El cuarto y último paso es volver a estudiar y simplificar el concepto. Al haber identificado las lagunas en tu tema elegido y haberlas resuelto, estás preparado para volver a hacer un repaso de todo el tema, perfeccionando tu manera de comprenderlo y haciéndolo sencillo. A más sencillo, más fácil será comprenderlo y recordarlo en un futuro. Si es necesario, vuélveselo a explicar a otra persona y comprueba si surgen las mismas dudas u otras.

Es importante destacar que este método no funciona si no eres sincero contigo mismo. Debes admitir que tienes lagunas en tu comprensión y que tienes que buscar su respuesta. Este método es efectivo si te esfuerzas en comprender los conceptos que estás estudiando, sin conformarte con memorizarlos. Si lo aplicas bien, el método de Feynman puede servirte para cualquier ámbito.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact