Are You New User

La Tierra tendría un núcleo aún más interno con un radio de 650 kilómetros Friday, 24 February 2023


La Tierra tiene en su parte más interna un núcleo, pero hace ya tiempo que hay evidencias sobre la presencia de otro aún más pequeño. Un nuevo estudio aporta datos que sugieren que se trataría de una bola de hierro con un radio aproximado de 650 kilómetros.

Los nuevos datos, que pueden mejorar la comprensión de la formación y evolución del planeta, se recogen en un estudio de científicos de la Universidad Nacional de Australia que publica este martes Nature Communications.

Foto: Así sería la superficie de este exoplaneta. (Reuters)
Así es Gliese 486b, el planeta más parecido a la Tierra que no está en el Sistema Solar

La Tierra está formada por diferentes capas, como una muñeca matrioska, y en el centro, a 5.000 kilómetros de profundidad, hay una esfera casi toda de hierro que forma su núcleo interno con un radio de unos 1.220 kilómetros.

La presencia de otro núcleo menor, una nueva capa aún más interna, es una hipótesis que ha sido objeto de debate y el nuevo estudio viene a aportar más evidencias. Sondear el interior más profundo de la Tierra es un reto y el equipo australiano usó una técnica basada en la medición de los rebotes de las ondas sísmicas creadas por terremotos en todo el mundo a medida que viajan por el interior del planeta.

Foto: Batería de litio de un vehículo. (Reuters/Wolfgang Rattay)
El sueño del litio de EEUU tiene un precio: el ‘oro blanco’ que contamina para salvar el planeta

El investigador del Instituto de Geociencias (IGEO) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Maurizio Mattesini destaca la importancia de esta investigación, en la que no ha participado, y dice a EFE que este nuevo pequeño núcleo dentro del núcleo interno, del que se sabía muy poco, sería “la última pieza de la matrioska”.

Los científicos Thanh-SonPham y Hvoje Tkalcic usan una técnica “bastante innovadora” para obtener nuevos datos sobre ese pequeño núcleo aún más interno, como que su radio es de 650 kilómetros, y han logrado “evidencias más claras” de cómo se comporta esta esfera dentro de la otra más grande que es el núcleo interno, agrega.

Foto: Las minas de carbon abandonadas pueden usarse para suministrar energía a todo el planeta.
Minas abandonadas convertidas en baterías para suministrar electricidad a todo el planeta

El estudio describe que el comportamiento del pequeño núcleo ante la propagación de las ondas sísmicas es ligeramente diferente al que se produce en lo que conocemos como núcleo interno. En este nuevo núcleo, las ondas que van paralelas al eje de rotación de la Tierra van más rápido, pero si se desplazan en un plano de 50 grados bajan de velocidad.

Este comportamiento -explica Mattesini- no es el mismo en la parte más exterior del núcleo sólido. Se mantiene eje de alta velocidad paralelo al eje de rotación terrestre, pero el eje de baja velocidad se produce exactamente en plano ecuatorial, que son 90 grados.

Foto: (Universidad de Pekín)
Ni frenado ni en contradirección: qué está pasando de verdad con el núcleo de la Tierra

Así la llamada “misotropía sísmica, que es una característica peculiar del núcleo interno, se ha visto que cambia, según si miramos el comportamiento del nuevo o del más antiguo”, agrega el científico.

De ahí las hipótesis de que ha habido una evolución del material distinta con los años, agrega. "La parte interior es un material más consolidado, que tiene una respuesta distinta a las ondas sísmicas respecto a la parte más exterior”, la cual “está aún afectada por el fenómeno de convección, el material se está moviendo y mezclando”.

Foto: venus-misiones-nasa-esa-davinc-veritas-envision
Venus: el planeta olvidado que anticipa el futuro de la Tierra según la NASA

En cuanto a la composición química del pequeño núcleo, se cree que es parecida a la del más grande, básicamente hierro, pero no se sabe si cúbico o hexagonal, lo que constituye un detalle importante. “Con este nuevo artículo parece que se conoce algo más pero la disputa sigue abierta”.

Mattessi, también catedrático de Física de la Tierra de la Universidad Complutense de Madrid, señala que saber exactamente qué hay en el centro de la Tierra, su composición, estructura y cómo se comporta, permite estudiar como será su evolución.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact