Are You New User

¿Hablas en sueños? El origen científico de este curioso fenómeno Saturday, 25 February 2023


Todos conocemos a alguien que habla en sueños. Es un fenómeno bastante común, de ahí que la revista Sleep Medicine haya sugerido que alrededor de dos tercios de la población mundial han tenido más de un episodio como este. Si te ha pasado, no te preocupes: a no ser que reveles uno de tus secretos más preciados a un compañero de cama, no se considera ni una enfermedad ni un trastorno del sueño, sino algo completamente normal.

Hablar dormido está incluido, según la Clasificación Internacional de los Trastornos del Sueño, en una categoría de "síntomas aislados, variables aparentemente normales y problemas no resueltos" relacionados con el sueño, como por ejemplo roncar o sentir espasmos antes de llegar a entrar en los reinos de Morfeo, también conocidos con el término de "sacudidas hipnagógicas".

Más o menos la mitad de todo lo que decimos mientras estamos dormidos es incomprensible

Pero como es lógico, el hecho de que no delate ningún problema para la salud subyacente no lo libra de ciertos efectos no deseados para la persona y sobre todo para con quien comparte lecho. Según un artículo publicado en la revista Brain & Development, la mitad de los niños habla dormido una vez al año o más, y alrededor de una cuarta parte de la población general lo hace una vez a la semana. La mayoría de los menores superan con la edad estos balbuceos nocturnos, aunque también es cierto que puede reaparecer después, en la edad adulta, provocada por el estrés o el insomnio.

No, no revelas secretos

Así lo opina Jennifer Martin, catedrática de Medicina, en un reciente artículo publicado en Live Science, lo que denota un problema a mayores que no está relacionado con el propio fenómeno, sino con la vida de vigilia de la persona a la que le sucede, como es el hecho de sufrir ansiedad o no descansar como es debido. Más o menos la mitad de todo lo que decimos mientras estamos dormidos es incomprensible, según un estudio de la revista Sleep. Curiosamente, de todos los sujetos sobre los que se realizó un seguimiento de sus sueños durante el experimento, la palabra que más pronunciaron fue "no".

Foto: Fuente: iStock.
¿Por qué hablo dormido? Las causas y el significado de la somniloquia

Lo primero que pensamos, si alguien nos ha estado escuchando hablar en sueños, es que tal vez le hemos revelado algún secreto (como ya dijimos al inicio del artículo). Afortunadamente, no desvelamos nada personal, ya que la mayoría de lo que decimos no tiene un sentido. "Es un mito", corrobora Martin, "la mayoría de lo que hablamos no se relaciona con lo que estamos soñando, ya que nuestras palabras afloran durante la fase en la que menos sueños tenemos. Hablar dormido suele ocurrir en la etapa en la que nuestro cerebro está relativamente tranquilo, en comparación con otras como la fase REM".

Es más común en niños, como el sonambulismo, ya que el cerebro todavía está aprendiendo lo que debe y no debe hacer mientras duerme

Y en cuanto a las causas directas, algunos estudios muestran ciertas similitudes entre los procesos mentales que desencadenan el habla durante la vigilia y el sueño. En concreto, los investigadores sospechan que responde a la consolidación de la memoria, ya que cuando dormimos nuestro cerebro procesa los recuerdos y los almacena para que así tengamos memoria a largo plazo. Un estudio publicado en Sleep Medicine Reviews sugirió que podría responder a una repetición verbal de los recuerdos que el cerebro está procesando justo en ese instante.

"La causa puede variar entre niños y adultos", añade Martin. "Hablar dormido y otros comportamientos inusuales durante el sueño", como por ejemplo el sonambulismo, "son más comunes en personas de corta edad, y esto podría ser simplemente porque el cerebro del niño está aprendiendo lo que no debe hacer mientras duerme". Y, por supuesto, puede estar relacionado con la fase de desarrollo cerebral típica de la infancia. En adultos, como dijimos, puede deberse a que estamos experimentando un momento vital de mayor ansiedad, o también por genética. Pero en ningún caso nos debemos obsesionar con este fenómeno, ya que es completamente normal y no tiene ningún perjuicio para la salud.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact