Are You New User

5 cosas que nunca deberías calentar en el microondas si quieres proteger tu salud Monday, 27 February 2023


El microondas es un aparato electrónico muy recurrente, capaz de calentar en muy poco tiempo todo tipo de alimentos y bebidas. Gracias a ello, ahorramos mucho tiempo y el proceso es mucho más sencillo que si usamos otras alternativas. Eso sí, hay que tener cuidado con lo que metemos dentro, porque los microondas son muy potentes y usarlos con algo inapropiado podría tener consecuencias muy negativas.

Para empezar, podríamos poner en riesgo nuestra salud, poniendo tan mala la comida que incluso podría hacernos enfermar. Otro peligro es la posibilidad de provocar algún tipo de explosión o cortocircuito, y acabar extendiendo un incendio en el hogar, con todo lo que ello implica tanto para la integridad física de los que en él viven como para los bienes materiales.

Foto: Trucos para limpiar el microondas de forma sencilla con productos que tienes en casa (iStock)
Trucos para limpiar el microondas de forma sencilla con productos que tienes en casa

Por lo tanto, tened en cuenta que nunca debéis meter en el microondas ninguna de las siguientes cinco cosas.

Plástico

Empecemos por uno de los materiales más básicos que nunca deberían introducirse en el microondas. El plástico se derrite dentro de un microondas en funcionamiento, y si se trata de un recipiente de este material, podría contaminar gravemente el alimento que hay en su interior y que vamos a consumir a continuación.

Foto:
¿Es posible la circularidad y neutralidad climática de la industria de los plásticos?

Las bolsas en las que metemos comida, los envases de yogures o muchos tuppers de plástico (a no ser que indiquen lo contrario) son algunos ejemplos de ello. Pero hay excepciones: especialmente en el caso de los tuppers, encontraréis un gran número de ello que pese a ser de plástico incluyen una indicación señalando que son aptos para microondas. Aseguraos muy bien de encontrar dicha señal antes de meterlo dentro.

Herramientas de metal

Como el metal es por naturaleza un conductor de electricidad, no es capaz de absorber las ondas electromagnéticas del microondas, y puede dañar fácilmente el aparato e incluso provocar un incendio.

El metal no es capaz de absorber las ondas electromagnéticas del microondas

Probablemente, ya sepáis que no hay que meter utensilios de metal como tenedores, cuchillos y cucharas. Pero además, también hay que andarse con ojo con ciertos vasos u ollas, entre otros, que en ocasiones tienen partes metálicas. Además, muchas tazas están hechas a base de acero inoxidable y tampoco son aptas, así que hay que asegurarse de que lo sean antes de calentar el café con ellas en el micro.

Papel de aluminio

El papel de aluminio, que tan útil resulta para conservar alimentos y muchas más cosas, también tiene sus peligros. Al final y al cabo, está hecho de metal, así que presenta los mismos riesgos que los utensilios de metal ya mencionados.

Foto: Saca todo el partido al papel de aluminio: 7 usos curiosos que seguro desconoces (iStock)
Saca todo el partido al papel de aluminio: 7 usos curiosos que seguro que no conoces

Los campos eléctricos del microondas provocan chispas muy peligrosas en el papel de aluminio, ya que producen un fenómeno de acumulación de cargas en distintas zonas de la hoja. Meter este material en el aparato es uno de los errores más comunes que puede llegar a causar una explosión.

Espuma de poliestireno

La espuma de poliestireno es un material muy habitual en los servicios de comida para llevar o a domicilio, por ejemplo en hamburguesas y en cafés. Hay muchas personas que no conocen los riesgos de que entren en contacto con el microondas, y al día siguiente de haber comprado ese tipo de comidas meten las sobras para calentarlas.

Muchos recipientes de comida para llevar están hechos con espuma de poliestireno

Esto es un error muy grave, ya que el poliestireno libera sustancias químicas muy perjudiciales para la salud, que incluso pueden llegar a provocar cáncer. Lo mejor que podéis hacer es tirar esos recipientes, y calentar la comida que os haya sobrado en plato normal o en cualquier otro recipiente que hayáis comprobado que sea apto.

Cartón y papel

Algo similar a lo anterior ocurre con las cajas y recipientes de cartón o papel, que también son muy frecuentes en la comida para llevar o a domicilio, por ejemplo en pizzas. En este caso, lo realmente peligroso es que muchas cajas de cartón vienen con partes ligeramente metálicas o plastificadas, que implican los riesgos que ya conocemos. Y aunque buena parte de los envases de cartón sí pueden usarse en microondas, por si acaso y para evitar problemas, lo mejor es que evitéis meterlos en dicho electrodoméstico, a no ser que incluyan de manera clara la indicación de que son aptos.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact