Are You New User

Puy du Fou quiere que los niños cambien su camiseta de Pokémon por la túnica del Cid Monday, 27 February 2023


Mañana gélida en la plaza de Colón de Madrid. La bandera rojigualda gigante no ha sido la única que ha ondeado bajo el sol invernal: la han acompañado los estandartes de algunos de los reyes godos que han desfilado en una comitiva que ha terminado en el Museo Arqueológico Nacional. Varias decenas de actores, algunos de ellos montados a caballo y portando blasones, ataviados con sayos y túnicas y vestidos de brocados y alguna cota de malla, paseándose frente a los curiosos que asistían sorprendidos a ese túnel del tiempo en el corazón de la capital. Todo un espectáculo que ha servido para llamar la atención sobre la nueva temporada de Puy du Fou, que abrirá de nuevo sus puertas el 1 de abril, casi cuatro años después de su inauguración en Toledo en agosto de 2019.

La sucursal española del parque francés puesto en marcha en 1978 en las ruinas del castillo renacentista del que recibe el nombre, situado en la región de Países del Loira, se ha convertido en estos años en España en un referente del entretenimiento y la cultura, con más de 900.000 visitantes sólo en 2022. Su fórmula: añadir un valor cultural e histórico al concepto tradicional del parque de atracciones. Acontecimientos históricos como la Batalla de Simancas en el año 939, entre el califa Abderramán III y la coalición cristiana encabezada por Ramiro II, rey de León, la peripecia de Rodrigo Díaz de Vivar hasta convertirse en el Cid o el Viaje del Descubrimiento de Cristóbal Colón, son el punto de inicio de algunos de los espectáculos que ofrece Puy du Fou España.

Como curiosidad, el parque está situado a menos de 500 metros de los restos de la necrópolis visigoda de Santa María de Sorbaces, donde aparecieron las joyas de Suintila y Recesvinto (649-672), entre otros monarcas, un tesoro que ha inspirado la tercera temporada que, durante más de 170 días, congregará en Puy du Fou a cientos de actores en sus espectáculos inmersivos, y que se ha presentado en el mismo edificio -el Museo Arqueológico- que alberga dicho Tesoro de Guarrazar encontrado en 1858 en dicha necrópolis por Francisco Merino, un campesino de la zona Guadalmur.

Tesoro de Guarrazar.
Tesoro de Guarrazar.

El director de Puy du Fou España, Erwan de la Villéon, se ha preguntado el porqué de la localización del yacimiento de Guarrazar, "en un lugar que siempre había estado muy arrinconado y lejos del poder" y donde se encontró "este tesoro fabuloso, enorme, coronas votivas, gemas y zafiros". "La respuesta es que allí había una basílica real. Hasta el año 589 coexistían en la península los hispanorromanos -que eran el noventa y pico por ciento de la población- y los godos -que eran los que tenían los puestos de poder y provenían de estirpe germánica, con una religión -la arriana- y una cultura totalmente diferente y entre los que se había prohibido el matrimonio".

Sin embargo, es en ese año 589 cuando el rey visigodo Recaredo convocó el Tercer Concilio de Toledo, tratado a través del cual el reino de Toledo renunció al arrianismo y se convirtió al catolicismo. "A partir del 589 se unen dos pueblos que conforman lo que es Hispania o como queráis llamarlo, pero que es, por fin, un pueblo". Precisamente el hallazgo de este tesoro y la conversión al catolicismo de la Península son los hechos que inspiran uno de los espectáculos de la nueva temporada, El misterio de Sorbaces. "Cuenta la historia de la boda prohibida entre Hermenegildo, hermano de Recaredo, y una joven romana. Un enlace que sale mal porque se enteran los gardingos, que eran los guardianes de la corte visigoda", explica De la Villeón.

La realidad es que la conversión al catolicismo de Hermenegildo para casarse con la princesa franca Ingundia enfrentó al noble con su padre, el rey Leovigildo. En el año 581 estalló un conflicto entre arrianos y católicos, que acabó con la ejecución de Hermenegildo cuatro años después, en teoría, por parte de su carcelero, lo que no frenó la expansión del catolicismo en la zona.

Un actor representa a Recaredo durante la presentación. (Puy du Fou)
Un actor representa a Recaredo durante la presentación. (Puy du Fou)

"No queremos meternos en un jardín ideológico ni político", afirma el director de Puy du Fou España. "La hoja de ruta que me dio el creador de Puy du Fou, Philippe de Villiers, no te olvides de que el éxito no se mide por el dinero que tienes en caja, sino por los litros de lágrimas que derrame tu público. De eso se trata: queremos emocionar y sorprender a la gente con tesoros arraigados en el pasado español, un pasado lleno de riqueza, de historias, de leyendas y de anécdotas que conforman la cultura popular de aquí". Para conseguir esta emoción con el nuevo espectáculo contarán con más de 70 actores, 25 caballos, acrobacias ecuestres, volteo, efectos especiales. “Todo esto en un espectáculo de 25 minutos que daremos ocho veces al día".

"No somos un parque educativo, hay que dejarlo muy claro", ha proseguido. "No damos lecciones ni de moral ni de historia, pero queremos facilitar que cualquier niño se interese por la historia, porque para nosotros es muy importante. No tenemos mucho contenido histórico, pero transmitimos la ilusión por saber. Queremos que los niños entren a Puy du Fou con una camiseta de Pokémon y salgan con la túnica del Cid Campeador. Esto lo vemos todos los días. Y esto no es porque no nos guste Pokémon, es porque Pokémon no es español".

Otra imagen del espectáculo. (Puy du Fou)
Otra imagen del espectáculo. (Puy du Fou)

Espectáculos protagonizados por personajes históricos como Lope de Vega o por anónimos populares como la violetera o el barquillero, Puy du Fou ofrece un viaje a través de quince siglos de historia de España, para fomentar la cultura nacional. En 2021, el espectáculo El último cantar, protagonizado, precisamente, por El Cid, obtuvo el reconocimiento de la Asociación Internacional de Parques de entretenimiento y atracciones de referencia mundial (IAAPA) como Mejor espectáculo del mundo. Aunque la previsión había sido la de invertir 42 millones de euros entre 2021 y 2030, De la Villeón afirma que la cifra acabará siendo más cercana a los 70 millones: "Este año hemos vuelto a invertir 17 millones de euros". La idea de los fundadores es la de que Puy de Fou se convierta en un centro de peregrinación, "pero no en el sentido cristiano, sino en un monumento a la memoria, a esta cultura popular que tanto necesita celebrarse".

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact