Are You New User

Llevo años probando ‘smartwatches’ y este es uno de los que más me ha llamado la atención Tuesday, 28 February 2023

Uno de los problemas que existe con la tecnología de consumo es que cada vez es más complicado reinventar la rueda y todo corre el riesgo, salvo honrosas excepciones, de parecer más de lo mismo. Las evoluciones entre generación y generación de producto son cada vez menos impresionantes. Los fabricantes de móviles, tabletas u ordenadores se suman a las tendencias del mercado y pocos se atreven a salir del carril.

Pero, de vez en cuando, uno se encuentra con propuestas que le sorprenden. Huawei ha traído este MWC su Huawei Watch Buds, un reloj inteligente presentado hace unos días y que sale este miércoles a la venta en España. Llevo probando varios años diferentes smartwatches y esta es una de las propuestas que me ha llamado la atención en mucho tiempo. La razón es que viene con unos auriculares en su interior. Sí, el Watch Buds es al mismo tiempo los dos gadgets más vendidos para complementar un móvil: el reloj hace las veces de estuche de estos auriculares. Y no es la única sorpresa.

A la compañía china, lejos de filias y fobias que cada uno pueda tener, hay que reconocerle que por los menos se ha atrevido con algo diferente. Otra cosa es que el producto acabe vendiéndose como churros o acabe como una excentricidad de pocos usuarios. El tiempo y el mercado dirán. Lo he podido probar un poco durante la segunda jornada del Mobile. Lo primero que llama la atención es su grosor. Cuando se anunció, se me pasó por la cabeza rápidamente cómo de tosco sería el cuerpo del reloj para poder tener unos auriculares en su interior. Y sorpresa: no lo es tanto como uno puede imaginarse.

Foto: M. McLoughlin.

No es tan tosco como imaginas

No deja de ser un modelo grande, pero ofrece unas dimensiones similares, incluso algo menores, a las del reloj inteligente más top que tienen los asiáticos en su catálogo: el Watch GT Pro 3. En su parte más gruesa, mide 14,99 milímetros. El peso ronda los 67 gramos. Así que, si eres de los que te gustan los pelucos inteligentes grandes, este no desagradará por ese motivo.

Foto: M. McLoughlin.
Foto: M. McLoughlin.

Es un dispositivo bastante elegante, que huye del aspecto deportivo, que viene acompañado de una correa de cuero. Más allá de los auriculares, que ya los trataremos a continuación, los componentes de este reloj son los que se pueden esperar de un aparato de alta gama. Pantalla AMOLED curvada de 1,43 pulgadas, resistente a golpes y arañazos con una resolución de 369 píxeles por 369 píxeles. Sensores para seguir el sueño, la frecuencia cardiaca o la saturación de oxígeno en sangre, así como GPS o resistencia IP54 a líquidos y polvo, son cosas que redondean la ficha técnica de este aparato.

Pero, como decimos, lo que hace diferente a este dispositivo es el asunto de los auriculares que vienen en su interior. Son diminutos y quedan bastante disimulados dentro de la oreja. Pesan solo cuatro gramos. Se accede a ellos a través de un pequeño botón oculto en la parte frontal, que hace que se levante la pantalla y los podamos coger. Tiene un sistema de imanes que facilita cogerlos o guardarlos y un detalle interesante: son clónicos y se pueden utilizar indiferentemente en el lado que sea. Al ser tan pequeños, hay dos cosas que llaman la atención. Por una parte, el sonido. Es cierto que ha sido una prueba muy breve, pero la sensación que queda es la de un sonido más que decente, con las limitaciones del formato. Quizás a los que les guste llevar la música a todo volumen echen en falta algo más de potencia. Puede cancelar hasta 104 decibelios de ruido. No es la más impresionante del mercado, pero lo cierto que da la talla en lo que se refiere a esta función.

Foto: M. McLoughlin.
Foto: M. McLoughlin.

Controles óseos

Lo que más me ha gustado es cómo han solucionado el tema de los controles táctiles. Al ser tan pequeños, puede ser un fastidio andar intentando tocarlos cuando están en su sitio, así que han incluido un sensor óseo que permite que, tocando diferentes partes de la oreja (el trago o el cartílago), controlaremos la reproducción de la música o las llamadas. Con dos toques responderemos la llamada entrante, pararemos la canción que esté sonando o la reanudaremos. Con tres activaremos o desactivaremos la cancelación de ruido. Estas opciones son las predeterminadas y se pueden personalizar. Bastante llamativo lo bien que funciona todo.

El reloj, haciendo uso normal de los auriculares y sin restricciones en la carga, tiene una autonomía media, según Huawei, de tres días. Los auriculares con una carga dan para dos horas y media de llamadas con cancelación de ruido y tres horas de reproducción de música utilizando esa función. Si renunciamos al noise cancelling, tendremos tres y cuatro horas, respectivamente. Si queremos alargar la batería del smartwatch, tenemos un modo de ultraahorro de batería que nos permitirá alargar bastante el tiempo hasta la próxima carga, pero no podremos cargar los auriculares.

Foto: M. McLoughlin.
Foto: M. McLoughlin.

El Huawei Watch Buds funciona indistintamente con Android, iOS y teléfonos Huawei a través de la app de salud de la compañía. El precio, 499 euros. Es un producto de alta gama. Eso queda claro desde el principio. Y es una apuesta muy particular. Habrá que esperar para ver si cala entre los usuarios y otras compañías se atreven a hacer algo parecido.


Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact