Are You New User

El Gobierno carga indignado contra Ferrovial por su traslado a Países Bajos Wednesday, 01 March 2023

El Gobierno carga indignado contra Ferrovial por su traslado a Países Bajos

Calviño traslada a Rafael del Pino en una conversación telefónica su indignación por esta decisión «errónea» y le recuerda que la constructora le «debe todo a España» desde su nacimiento


Enfado monumental del Gobierno tras la decisión de Ferrovial de trasladar su sede social de España a Países Bajos en un momento que el Ejecutivo considera «crucial» ante el resto de inversores internacionales y la imagen que proyecta esta decisión de España. Así se lo ha trasladado la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, al presidente de la constructora, Rafael del Pino, en una conversación telefónica en la que le ha trasladado su «claro rechazo».

Calviño, la ministra encargada del área económica y que siempre ha tratado de mantener el equilibrio dentro de las decisiones que ha tomado el Ejecutivo desde el inicio de la legislatura, ha recordado a Del Pino que «no resulta aceptable» que una empresa como Ferrovial, «nacida y creada en España», muestre ahora «esta falta de compromiso con su país», indican fuentes gubernamentales a este diario. La ministra ha puesto énfasis en la nacionalidad española de Ferrovial para criticar esta decisión a Del Pino. El Ejecutivo considera «se trata de una empresa que debe todo a España».

Más allá de las implicaciones fiscales de esta decisión del grupo, el Ejecutivo es consciente de que este anuncio puede provocar daño en la imagen exterior de la economía frente a otros grandes inversores. Se trata de una señal «en un momento de importante atracción extranjera y confianza de los inversores y empresas extranjeros en España», apuntan esas mismas fuentes.

Esa es la preocupación que ha asumido el Ejecutivo tras conocer la decisión de la constructora, que no había informado previamente a Moncloa sobre sus intenciones hasta que ayer las anunció ante la CNMV. «Me parece que va en contra de la imagen de nuesto país», ha indicado Calviño. «Es más el gesto que cualquier otra consideración», pero supone una señal de cara al exterior que ha disgustado al Gobierno.

De hecho, Economía reprocha a Ferrovial que ahora se vaya a Países Bajos de forma «paradójica», precisamente cuando hay en marcha «un proceso de inversión pública y modernización sin precedentes puesto en marcha en los sectores en que está presente el grupo Ferrovial». Es decir, le recuerda que se está beneficiando de la llegada de buena parte de los fondos europeos a la economía española.

También el ministro de Agricultura, Luis Planas, ha reclamado a Ferrovial que aclare su continuidad y su compromiso con España.«Es muy importante que Ferrovial aclare esa continuidad. Creo que existe esa intención, que es positivo, pero debe ser Ferrovial quien dé la explicación correspondiente y más en un contexto en el que en España estamos recibiendo muchas inversiones extranjeras», ha asegurado en un desayuno informativo.

Mientras tanto, el grupo insiste en que su propuesta de traslado de sede social es puramente empresarial y no se encuentra vinculada a variables políticas, como las críticas recibidas por parte de algunos ministros de Unidas Podemos contra los empresarios. De hecho, Ferrovial cambiará su ubicación legal después de «meses» en los que sus principales accionistas «han animado» a hacerlo al tratarse de grandes fondos internacionales cuya vinculación con España es mínima. El mercado está valorando positivamente la decisión, con una subida cercana al 2% en Bolsa.

Dar el salto a EE UU

La compañía anunció este martes a última hora que propondrá a su junta de accionistas el cambio de sede social a Países Bajos con el argumento formal de que la mayor parte del negocio lo genera en el extranjero. Aunque el grupo ha expuesto ante los inversores que se va a ese país por tener «un marco jurídico estable» en el plano legal y de estabilidad para el negocio, sin olvidar una «calificación crediticia AAA», la mayor posible en el termómetro que manejan los grandes fondos de inversión.

El traslado de la sede social supone una de las grandes decisiones que cualquier empresa -sea grande o pequeña- puede llevar a cabo y supone un punto de confianza de la compañía hacia el destino jurídico al que se dirigen. Así ocurrió, por ejemplo, cuando varias grandes compañías trasladaron su sede social desde Barcelona a otras ciudades, como Madrid o Valencia, tras el proceso independentista del 1-O en 2017.

Formalmente el consejo de administración ha realizado esta propuesta al indicar que un 82% de sus ingresos y un 96% de su valor bursátil se encuentra en el exterior. Para realizar ese traslado, el consejo ha propuesto una fusión entre la matriz y Ferrovial International, sociedad anónima europea neerlandesa que precisamente es titular del 86% de los activos de la compañía.

El objetivo formal de Ferrovial, que ha ganado 186 millones en 2022 (un 84% menos), pasa por cotizar en Países Bajos y, en un momento posterior, dar el salto al parqué de Estados Unidos. Sin embargo, la empresa no aclaró ayer en su comunicado al mercado por qué no da el salto directamente desde España, sin tener que cambiar su sede social a otro país europeo. El grupo -insiste- quiere «aprovechar la internacionalización, una enorme ventaja de estar en ambos países», dicen fuentes de la firma, que apuntan al objetivo final de cotizar en la primera potencia económica mundial, aunque este paso «no será tan inmediato».

Entre las modificaciones que supondrá el cambio de domicilio se encuentra la relacionada con la tributación. Al trasladar la sede social a Países Bajos, Ferrovial dejará de pagar los impuestos que hasta ahora liquidaba ante la Hacienda española, aunque el grupo aclara que no tendrá un «impacto fiscal relevante» ya que supondrá entre un 1% y un 1,5% de su pago anual en tributos. Los últimos datos disponibles indican que Ferrovial tiene 15 trabajadores en Países Bajos y solo una mínima parte de sus ingresos proceden de ese territorio.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact