Are You New User

Brigadas binacionales y una visión común: ¿planean Alemania y Holanda fusionar sus ejércitos? Thursday, 09 February 2023


Holanda y Alemania, el hermano pequeño y el mayor del norte de Europa, están cerca de dar un paso gigante hacia la unión de sus fuerzas militares. Dos brigadas del Ejército holandés se han integrado con una división más grande de tropas alemanas en los últimos años, en un tanteo del terreno para ver cómo podrían funcionar juntas. Ahora, estos dos países van más allá: han firmado un documento en el que se comprometen a que las principales unidades de combate del Ejército alemán y holandés deben fusionarse por completo. El plan marca un hito tras una década de colaboración cada vez más estrecha entre dos miembros de la OTAN.

El comandante de las Fuerzas Terrestres holandesas, Martin Wijnen, y su colega alemán, Alfons Mais, son los autores de la firma de esa declaración. La suscribieron el 30 de noviembre en Dresde, en el este de Alemania, y el documento es todavía un compromiso confidencial. Revelado por el medio holandés NRC, se titula "Visión Militar Común" y planea, entre otros tantos objetivos, que la 13ª Brigada Ligera de Oirschot, cerca de la ciudad de Eindhoven, va a estar pronto bajo el mando de una división panzer alemana (unidad blindada).

Esto también supone que todas las brigadas holandesas pronto formarán parte de una división alemana y que los ejércitos de ambos países habrán agrupado el núcleo de su poder de combate en una fuerza binacional de tres divisiones, resultando en una unidad de infantería con una fuerza combinada de 50.000 soldados. En la última década, otras dos brigadas del Ejército holandés ya se han integrado con una división de tropas alemanas más grande. Aunque existe cooperación a todos los niveles dentro de la OTAN, Alemania y Holanda son los primeros países en fusionar casi por completo sus fuerzas terrestres.

"Muchas personas no se dan cuenta de lo especial que es lo que hacemos". Con estas palabras, el comandante adjunto del Ejército holandés, Jean-Paul Duckers, describió esta hazaña desde el cuartel general del Ejército en Utrecht. La importancia de los acuerdos de Dresde es mayúscula, aunque todavía no se han expresado los puntos de vista políticos sobre la última integración prevista, que se ha filtrado a los medios antes de darse a conocer oficialmente por el gabinete del liberal Mark Rutte. El Congreso holandés preguntó en septiembre sobre los planes de "integrar" aún más a las fuerzas alemanas y holandesas, algo que dejaba caer como objetivo el Memorando de Defensa 2022. La respuesta de la ministra progresista Kajsa Ollongren fue que "se está investigando" la integración de la brigada holandesa en la 10ª División Blindada de Alemania.

* Si no ves correctamente este formulario, haz clic aquí.

Beneficios mutuos

Desde que Rusia decidió invadir Ucrania a principios del año pasado, el Ministerio de Defensa de Países Bajos ha estado muy centrado en buscar vías para apoyar militarmente a Kiev. Esto también incluyó el uso de miles de millones de euros, pese a que el plan original era apretarse el cinturón después de tantos fondos usados en la pandemia para ayudar a las empresas que lo habían pasado mal con los confinamientos.

Un portavoz de Defensa dice que la famosa Visión Militar Común es un conjunto de "intenciones", pero que todavía no se han tomado decisiones en firme. Pero las fuentes de NRC dentro del Ministerio aseguran que los altos cargos del departamento están entregados a la planificación de esta fusión, que se podría consumarse en los próximos meses. El plan es también aprovechar la entrada en vigor de una importante reorganización de las Fuerzas Armadas alemanas el 1 de abril para celebrar una ceremonia militar en el cuartel general de las fuerzas terrestres holandesas en Utrecht y oficializar la integración de la brigada en la panzer alemana. "Un momento histórico", dicen. Duckers asegura que "hay contacto diario" entre las partes, y que la cooperación ha progresado a tal punto que hay oficiales alemanes trabajando en Utrecht y miembros del estado mayor de defensa de Holanda activos en la parte alemana.

Esta alianza es toda beneficios para las dos partes. Holanda, que vendió sus últimos tanques en 2011, pudo mantener sus conocimientos y experiencia sobre el funcionamiento de los famosos Leopard 2 gracias a esta cooperación con Alemania, propietaria de esos carros de combate. El hecho de que la 43ª Brigada Mecanizada (Holanda) esté bajo la dirección de la 1ª División Panzer (Alemania), implica que el Ejército holandés tiene 18 tanques alemanes a su disposición, en una unidad mixta germano-holandesa.

¿Qué sacan de esto los alemanes, si Holanda no deja de ser un país más pequeño? El aumento de la amenaza desde el este de Europa ha hecho que Berlín pasara a hacer hincapié en la defensa colectiva y la importancia de los grupos grandes del Ejército, como las divisiones de hasta 20.000 soldados. Pero los recortes previos a la guerra en Ucrania y la escasez crónica de personal militar han hecho que las tres divisiones alemanas tengan gran escasez de mano de obra. Así que, al integrar a las tres brigadas holandesas en las alemanas, se consiguió una fuerza militar conjunta más convincente.

Eliminar barreras

No obstante, integrar una fuerza dentro de la otra no es suficiente por sí solo para crear un cuerpo de fuerzas armadas conjunto que hable con la misma voz. Para permitir que funcionen al unísono, Holanda y Alemania se comprometen en la Visión Militar Común a eliminar tantas barreras como sea posible, partiendo de la base de que no dejan de ser dos países diferentes. Esto significa que, por ejemplo, los equipos militares se comprarán a partir de ahora de la forma más conjunta posible. Las doctrinas y reglamentos de ambas organizaciones se igualarán, y los soldados alemanes podrán disparar con munición holandesa, los mecánicos holandeses podrán entrenar con los vehículos alemanes, pero ambas organizaciones mantendrán sus propios flujos de dinero, con un mecanismo financiero para gestionar los costes de forma rápida e igualitaria.

Foto: Miembros del Ejército alemán. (Reuters/Benjamin Westhoff)
Países Bajos y Alemania, en vías de una mayor integración de sus fuerzas terrestres

Los dos ejércitos mantendrán sus propios equipos y sus propias existencias de municiones, por ejemplo, pero harán un uso compartido de ellas, aunque Duckers no descarta que las existencias se contabilicen de forma conjunta en un futuro. Tiene mucho cuidado con los términos que usa. Prefiere no hablar de fusión o toma de control de una unidad sobre otra, y considera que lo de los Utrecht y Strausberg (cerca de Berlín) es "cooperación de dos socios completamente iguales, en la que la soberanía de ambos países es primordial". Los holandeses ya proporcionan soldados para un batallón liderado por Francia en Rumanía para fortalecer el flanco sur de la OTAN. "Todavía podemos tener nuestras propias misiones", advirtió Duckers

La idea es que esas misiones se discutirán antes con Berlín, dado la importancia de la "defensa colectiva" que tanto busca Alemania. "Han quedado atrás esos tiempos en los que solo participamos en guerras de elección, como en Afganistán. Y si te tomas en serio la defensa aliada, deberías poder aportar algo cuando haga falta". El personal militar combinado de ambos países es de 89.000 soldados, de los que 24.000 son holandeses. Si los planes de integración salen como espera Defensa, este hito sería más que histórico, sobre todo inimaginable si se mira menos de 80 años atrás. Holanda y Alemania, bajo una misma bandera: la defensa colectiva de Europa.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact