Are You New User

¿Cobras entre 21.000 y 32.000 € y te han bajado el IRPF en la nómina? Vigila, Hacienda te lo descontará en 2024 Sunday, 12 February 2023


En el año 2022, dos de cada tres contribuyentes del IRPF les salió la declaración a devolver. En total, Hacienda tiene que devolver algo más de 10.000 millones de euros recaudados de más en las retenciones practicadas a lo largo del año 2021. El Gobierno ha decidido corregir una parte de este exceso de recaudación que obtiene por adelantado con una reforma de las retenciones que empezará a aplicar en este mes de febrero. Aunque el resultado final, cuando el ciudadano liquide el impuesto, será neutro (no habrá diferencia), en el corto plazo las retenciones serán menores y, por tanto, dará la sensación de que el IRPF ha bajado, aunque no haya sido así para buena parte de los contribuyentes. Cuando hagan la liquidación de la renta de 2022, ya en el año 2023, se encontrarán con que ya no les sale a devolver, o no en la misma cuantía que en ejercicios anteriores.

Este cambio en las retenciones ha generado polémica durante la última semana por la supuesta decisión electoralista del Gobierno. El Ejecutivo ha argumentado que la decisión se ha adoptado para mantener un cierto equilibrio entre las rentas que no tienen bajadas del impuesto y las que sí (aquellas inferiores a 21.000 euros anuales brutos). Por ejemplo, quien gane 21.001 euros tendría una retención a lo largo del año de unos 2.000 euros, mientras que quien gane solo un euro menos, (21.000 euros) tendría la mitad de retención. Para evitar estos saltos, el Gobierno ha modificado el tramo de retención hasta los 32.000 euros.

Foto: El cálculo de IRPF para este 2023 es diferente al del año pasado. (iStock)
¿Cuánto te retendrán de IRPF en 2023? Esta calculadora de Hacienda te lo dice

Sin embargo, esta argumentación es muy pobre, ya que este tipo de saltos en el IRPF se producen habitualmente cuando se tocan los tramos y, en cualquier caso, este no sería definitivo, ya que se compensaría con la liquidación del impuesto. El propio Ministerio de Hacienda ha introducido grandes saltos en el IRPF con otra medida que se explica al final del artículo. En definitiva, la medida no parece estar diseñada para mantener una línea sin grandes saltos en las retenciones.

Sea cual sea su explicación, la realidad es que todos los trabajadores que tengan una renta de entre 21.000 y 32.000 euros a lo largo de este año 2022 verán reducidas sus retenciones y, por tanto, tendrán una mejora irreal de sus ingresos justo en el año de la triple cita electoral.

* Si no ves correctamente este formulario, haz clic aquí

Sin embargo, en 2023 tendrán que ajustar cuentas con Hacienda y tendrán una devolución inferior a la de otros años, precisamente porque hicieron menores pagos a cuenta a lo largo del año. Se trata de un cambio que evita que los ciudadanos tengan que adelantar financiación gratis a Hacienda, sin embargo, las encuestas sobre fiscalidad muestran que la población prefiere tener retenciones altas a cambio de que el resultado de la declaración sea a devolver. En cualquier caso, el cambio en las retenciones está diseñado para que se aproxime a su renta real, pero siempre por encima. Esto es, que paguen algo más de lo que les correspondería para evitar una cascada de declaraciones a pagar en la campaña de 2023.

¿Hay bajada del impuesto?

Una parte de los trabajadores sí tienen una rebaja real en su IRPF por la vía de un aumento en las reducciones por ingresos del trabajo (aquí todos los detalles). En concreto, son aquellos cuyas rentas anuales brutas van de 14.000 a 21.000 euros. Hay dos tramos, el primero es para quienes tienen una reducción del 100% del impuesto, esto es, no tendrían que pagar nada. El umbral estaba en 14.000 euros brutos y se eleva hasta 15.000 euros.

Foto: Ana Botín, presidenta de Banco Santander, y Carlos Torres, de BBVA. (EFE/Luca Piergiovanni)
La factura fiscal de la banca llega a niveles de la burbuja antes del nuevo impuesto

El siguiente tramo, hasta los 21.000, contará con un beneficio fiscal decreciente (cada euro adicional resta 1,14 euros de reducción a la base liquidable). De esta forma, Hacienda calcula que el beneficio fiscal llegará a la mitad de los trabajadores con salarios más bajos. Sin embargo, la fórmula elegida para hacerlo, una reducción sobre la base liquidable, ha generado controversia entre los economistas por generar saltos en los tipos marginales del impuesto. Esto es, en ocasiones un euro adicional de salario se va en un porcentaje muy elevado a pagar el impuesto.

Ángel de la Fuente, economista de Fedea y uno de los mayores expertos en fiscalidad de España, lamentó que este sistema elegido genere grandes saltos, como se indica al principio del artículo. "No termina de entenderse por qué Hacienda ha optado por instrumentar la rebaja del IRPF para las rentas bajas a través de un aumento de esta reducción —salvo quizás por el deseo de poder decir que la medida no tiene nada que ver con las propuestas de la oposición—".

El motivo es que la reducción por rendimientos del trabajo es decreciente a partir de los 15.000 euros de salario bruto. Esta reducción del beneficio fiscal funciona de la siguiente manera: por cada euro adicional de salario, la reducción se recorta en 1,14 euros. El resultado es que, por cada euro de salario adicional, la base liquidable aumenta en 2,14 euros. En los tramos en los que el tipo nominal aplicable es del 24%, Hacienda se queda 51 céntimos de cada euro adicional de ingresos, lo que supone un tipo marginal del 51%. Esto es, Hacienda se queda algo más de la mitad. En cualquier caso, la introducción de un beneficio fiscal en el IRPF que solo afecte a las rentas inferiores a 21.000 euros, manteniendo sin cambios al resto, genera grandes dificultades para no introducir este tipo de saltos en los tipos marginales del impuesto.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact