Are You New User

Estamos en 2023 y aún nadie ha podido acabar con el problema de recibir paquetes en casa Sunday, 12 February 2023

A David Bernabéu se le perdió un paquete hace unos años. Una de tantas compras online que se realizan en España se había extraviado y tuvo que estar esperando semanas hasta recibirla. La historia suena algo habitual para cualquiera que haya comprado por internet, pero a Bernabéu le sirvió para poner en marcha una empresa, Citibox. La suya es una de las muchas compañías que desde el inicio del boom del comercio electrónico han intentado acabar con uno de los problemas irresolubles de la era digital: la entrega de los envíos. Sin embargo, en 2023 aun la mayoría de españoles lidia con el problema de tener que esperar en casa hasta que el mensajero aparece por la puerta, y las razones de que esto aún no haya acabado no están muy claras.

Con el comercio electrónico marcando récords históricos, la unanimidad es absoluta en el sector. La forma más extendida de entregar paquetes en la llamada última milla no es beneficiosa para nadie ni tiene sentido. El puerta a puerta tradicional es molesto para el usuario final, pero también es costoso para las compañías de reparto y malo para la empresa dueña de esa mercancía. Incluso es perjudicial para el medio ambiente. De ahí que todos, desde Amazon, con inversiones millonarias, a pequeños emprendedores como Bernabéu, se hayan lanzado a buscar todo tipo de soluciones alternativas. Pero la falta de conocimiento, la pelea entre los diferentes actores y las dudas sobre el modelo más rentable están impidiendo que haya una solución definitiva. La solución parece acercarse, pero nadie se atreve a dar una fecha en la que la mayoría de los pedidos no pasen por un tira y afloja entre cliente y mensajero.

Los otros jornaleros del Prime Day o el Black Friday: "Gano 30 céntimos por paquete recogido"

"Nosotros creemos que la solución pasa por seguir colaborando con las empresas de transporte para construir una mejor solución, no tiene sentido repartir como hace 50 años ni para quienes reciben los paquetes estar esperando en casa a los transportistas", comentan desde Citibox. Ellos apostaron por los buzones inteligentes en bloques de pisos y zonas comunitarias, y su solución avanza. Ya ha llegado a 42.000 ubicaciones con cuatro millones de entregas, por lo que son optimistas, pero también son claros, "adoptar una nueva forma de entregar no es sencillo ni rápido, pero se está consiguiendo. En 2018 solo el 20% de las empresas de transporte utilizaban Citibox; sin embargo, la adopción ha sido masiva y hoy todas utilizan Citibox".

Lo cierto es que no existen datos oficiales sobre cuántos usuarios han probado ya soluciones alternativas, pero la encuesta de la CNMC sí dice que en 2021 el 79% de los usuarios prefieren recibir los envíos en su hogar (7 puntos menos que en el estudio de 2018). Además, hay otras estadísticas interesantes. Según datos de la CNMC, en 2021 el sector de la mensajería y paquetería alcanzó los 1.087 millones de envíos, que produjeron unos ingresos de 6.463 millones de euros. Una cifra que marca un nuevo récord en un gráfico que no ha dejado de subir desde que se tienen registros (2013). Y un número que choca con realidades como la de los llamados puntos de recogida, comercios locales que colaboran con las paqueteras y que en muchos casos han dejado de hacerlo porque no sale rentable. Las compañías pagan unos 30 céntimos por paquete.