Are You New User

Las cinco señales que delatan que a alguien le gustas (sin decírtelo) Saturday, 18 February 2023


Si a alguien le gustas, lo más probable es que no llegue un día cualquiera y te confiese que está loco por ti. En el lenguaje amoroso, o al menos en el flirteo cotidiano, a veces importan más los silencios, las miradas o los dobles sentidos que las palabras. Las grandes confesiones nunca se producen; la mayoría de las veces se dan en un momento de sinceridad y atrevimiento en un espacio íntimo. Por lo general, se trata de esperar a que llegue el momento oportuno, y tal vez sea un juego de miradas lo que da paso a un beso apasionado que resuelve la situación y pone las cartas sobre la mesa.

Pero hasta que llegue ese momento propicio, en realidad todo se basa en una sucesión de detalles a simple vista normales, de gestos en el día a día que no quieren decir nada, pero en el fondo lo están diciendo todo. La explicación de este "flirteo velado", como lo podríamos llamar, es que cuando alguien te gusta es inevitable que se note, ya que tu inconsciente actúa a pesar de que tu parte razonal intente rebajar la atracción. Aunque hay señales que son muy obvias y se calzan al vuelo, otras no lo son tanto, por lo que vamos a detallar algunas de ellas a partir de un artículo publicado en la revista Best Life en el que se recoge la opinión de varios expertos.

Imitan tus gestos y acciones

Ya lo decí la mítica canción de la Velvet Underground I’ll be your mirror. Cuando alguien te gusta o estás enamorado, tiendes sin querer a repetir lo que él hace, como un efecto mimético. "Si notas que alguien copia inconscientemente parte de tus características y hábitos, es una señal sutil de que le gustas", asegura Marley Howard, terapeuta de parejas. Por ejemplo: "Si estás sentado con las piernas cruzadas, él o ella también lo harán. Si estás con los brazos cruzados, lo mismo". En resumen, de lo más simple a lo más profundo, es una manera en la que se manifiesta esa conexión mental y emocional.

Te mira de manera penetrante

Vale que depende de la personalidad de tu interlocutor, te mirará más o menos a los ojos. Pero si notas esa "tensión" en su mirada que va directamente a la tuya... tal vez significa que está por ti. Así lo cree Sameera Sullivan, experta en relaciones. "Lo hacen porque sienten curiosidad, les interesa lo que dices y por el deseo que tienen de estar más cerca de ti", asegura.

Foto: Foto: iStock.
Las leyes de atracción de las parejas: ¿estamos predestinados o es puro azar?

"El contacto visual continuo puede generar una conexión emocional", explica. Del mismo modo, puede existir esa señal cuando de repente te marchas de un sitio y su mirada se queda fija en ti. "Cuando alguien se siente atraído por ti, tiende a mirarte durante más tiempo de lo normal, es su forma de intentar captar lo máximo posible de ti".

No paran de preguntarte cosas

La curiosidad es la llave de muchas relaciones, de ahí que si le gustas a alguien no pare de interesarse por tus asuntos privados. Hacer muchas y buenas preguntas es una de las herramientas más útiles cuando alguien pretende ligar contigo. "Crea una conexión entre dos persnas y le brinda la oportunidad de saber más cosas sobre ti", afirma Suman Kumar Kahni, experto en relaciones. "Esta interacción puede despertar interés en la otra persona y crear una sensación de familiaridad entre ambos".

Recuerda todo lo que le has dicho previamente

Y no solo de lanzar cuestiones al vuelo va el asunto, sino también en saber escuchar. Si de pronto dice aquello de "sí, eso ya me lo contaste la semana pasada" o recuerda detalles de tu vida, como nombres que le mencionaste de gente que no conoce, eso quiere decir que tiene muchísimo interés en ti y en lo que le cuentas. "Recordarán cualquier detalle y lo utilizarán para iniciar más conversaciones o establecer una conexión más profunda contigo", asevera Taylor Remington, terapeuta de parejas. "Si alguien siempre está escuchándote atentamente, podría ser una señal subliminal de que le resultas atractivo".

Tiene detalles contigo

No solo de atención y de tiempo van las leyes de la atracción. También de los detalles, materiales o inmateriales: puede ser una entrada a un concierto o al cine, o bien un objeto muy preciado a modo de regalo. Esta señal es especialmente notoria cuando no hay un motivo expreso para regalar, como por ejemplo la llegada de un cumpleaños.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact