Are You New User

Cómo evitar la condensación en las ventanas los días de frío: así puedes prevenir la suciedad en tus cristales Saturday, 25 February 2023


Esta época de frío invernal es la más propensa a que se produzca el fenómeno conocido como condensación de la humedad. Esto ocurre por el contraste de temperatura entre el interior de la casa y el exterior de vivienda, y es muy fácil que provoque que las ventanas acumulen gotas de agua. Si permitimos que este problema se extienda y perdure, no solo estaremos dejando que nuestras ventanas se ensucien y se pongan feas, sino que la humedad podría penetrar en el hogar o incluso podrían producirse goteras a través de la ventana.

A su vez, la entrada de humedad puede llegar a provocar moho en paredes, techos y muebles, por lo que hay que ser muy precavido y cuidadoso en este tema. La suciedad, la humedad y el moho en el hogar pueden resultar además perjudiciales para nuestra salud, especialmente si hay alérgicos o personas con problemas respiratorios en casa.

Foto: 10 trucos infalibles para prevenir y eliminar la humedad en tu casa (Pixabay)
10 trucos infalibles para prevenir y eliminar la humedad en tu casa

Trucos evitar la condensación en ventanas

Si queréis evitar todos esos problemas, hay varios trucos que podéis llevar a cabo para mantener vuestras ventanas protegidas, y de esa manera también el resto de la casa.

Estos son los 5 trucos que proponemos para evitar la condensación en las ventanas en los días de frío:

Foto: El truco viral de TikTok para aislar tus ventanas frente al frío y ahorrar mucho dinero (iStock)
El truco viral de TikTok para aislar tus ventanas frente al frío y ahorrar mucho dinero
  1. Una ventilación adecuada. Este siempre es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en el día a día del hogar. Puede que resulte incómodo abrir las ventanas cuando hace tanto frío, pero es importante hacerlo al menos un rato cada día. Os recomendamos las horas centrales del día (siempre que no llueva, claro): además de que normalmente es cuando menos frío hace, el mediodía y primera hora de la tarde también es el momento cuando hay menos polen en el exterior, por si hubiese alérgicos en casa.
  2. Utilizar deshumidificadores. Hacerse con un buen deshumidificador es una estupenda idea por muchos motivos, y uno de ellos es que ayuda a combatir los efectos de este fenómeno de condensación de ventanas del que hablamos. Entre otros beneficios, los deshumidificadores también contribuyen a reducir la presencia de ácaros del polvo, que son más propensos a reunirse en zonas húmedas.
  3. Una temperatura adecuada. Los expertos recomiendan una temperatura de 18 o 19 grados en el hogar. Si ponemos más alta la calefacción, el contraste con el exterior será mayor y se producirá con mayor intensidad el efecto de condensación. Además, así ahorraremos en la factura de la luz, con una temperatura lo suficientemente adecuada para no pasar frío.
  4. Cerrar las persianas. Aunque obviamente no es buena idea dejar las persianas siempre cerradas, ya que también hay que pensar en que entren la iluminación y los rayos de sol, sí que podemos bajarlas en ciertos momentos, especialmente por la noche cuando vamos a dormir. Gracias a ello, las ventanas no se enfriarán tanto y no acumularán tanta humedad.
  5. Reformar las ventanas. Esto puede ser más complicado y caro, pero en muchos casos podría ser una inversión muy recomendable y acertada. Especialmente si es una casa vieja y con ventanas rudimentarias, poco protegidas o con perfiles de metal, cambiarlas por otras más modernas puede suponer un salto cualitativo en nuestra calidad de vida, ya que estarán mucho más preparadas para servir de barrera contra la humedad, la suciedad y el moho.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact