Are You New User

No guardes las nueces en la despensa: esta es la mejor opción para conservar este fruto seco Monday, 27 February 2023


Las nueces, ricas en omega 3, están consideradas uno de los frutos secos más saludables y beneficiosos para la salud, ya que su consumo es bueno para las arterias, disminuyen el riesgo de enfermedades cardíacas y reducen la presión arterial. Muchos especialistas recomiendan comer unas cuantas nueces al día para reducir de manera notable el riesgo de ese tipo de afecciones, y también para mejorar la salud intestinal.

Además, numerosos nutricionistas también defienden que las nueces son un alimento ideal para quienes están de dieta y quieren bajar de peso. Y es que, aunque tienen un alto contenido calórico, sus grasas son insaturadas. Eso sí, también recomiendan consumirlas con moderación, y no tomar más de 8 nueces al día.

Foto: Los investigadores realizaron un ensayo clínico centrado en estudiantes de pregrado durante sus estudios universitarios. (Pexels)
Nueces: ¿alimento ideal para el estrés?

Teniendo en cuenta todas estas ventajas, está claro que conviene introducirlas en la alimentación diaria. Pero al hacerlo, corremos el riesgo de caer en los típicos errores de conservación que hacen que se pongan malas o que no proporcionen todos sus beneficios. Así es como podéis evitarlo, y garantizar que vuestras nueces se mantienen de manera apropiada.

Conservar correctamente las nueces

A veces podemos cometer el error de dejar las nueces en su envoltorio de plástico abierto, lo cual hace que se deterioren rápidamente, pierdan sus propiedades beneficiosas y se pongan rancias en poco tiempo. Ni siquiera cerrar la bolsa con pinza es suficiente para salvaguardar la calidad de estos frutos secos.

La conservación de las nueces es importante para que no pierdan sus propiedades

Es muy importante guardarlas en un recipiente hermético, como puede ser un frasco de cristal. De esta manera, estarán mucho más protegidas, ya que no entrará aire que las deteriore. Además, los resultados de conservación serán aún mucho mayores si en lugar de dejar el frasco en la despensa lo guardáis en la nevera, porque en un lugar frío como este pueden durar con la máxima calidad hasta cuatro meses. En cualquier caso, como mínimo tenéis que dejarlas en un lugar fresco y donde no le dé la luz.

Si queréis ir aún más allá, podéis incluso meterlas en el congelador, donde aguantan un año o más. Si vais a hacer esto, es preferible que las introduzcáis en un envoltorio de plástico, y este a su vez en una bolsa hermética que esté diseñada para su uso en congelador. Eso sí, una vez las saquéis de ahí para comerlas, dejadlas antes unas horas a temperatura ambiente.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact