Are You New User

La Ucrania que perdimos (y la que estamos ganando) en el primer año de la guerra Friday, 24 February 2023


¡Hola desde Kiev! La primavera pasada fue sin duda la más dura de la historia moderna de Ucrania, y quizá la más dolorosa en la vida de millones de ucranianos. Sentimos un nuevo nivel de miedo, inseguridad, repugnancia y rabia. Pero al mismo tiempo, para mí y para muchos otros ucranianos con los que he hablado, también fueron meses felices.

Nos sentíamos unidos como nunca antes, y hacíamos todo lo que podíamos por el bien común con sinceridad. En el metro de Kiev, parecía que todos los pasajeros fuéramos miembros de la misma compañía. A veces tristes, a veces concentrados, todos íbamos en una dirección común, no solo físicamente.

Foto: La embajadora de Estados Unidos en España, Julissa Reynoso. (S. B.)
"Estamos muy muy satisfechos, del apoyo letal y no letal que ha enviado España a Ucrania"

Esta guerra se lleva mucho: se destruyen vidas, edificios, esperanzas y planes. Y, aunque a un precio terrible, algunas cosas se transforman para mejor.

Por ejemplo, el control de los oligarcas sobre Ucrania prácticamente ha desaparecido. Los nombres de las calles y los monumentos rusos también han desaparecido, a medida que nos sacudimos nuestra herencia colonial. En este número, periodistas ucranianos muestran lo que Ucrania ha perdido y ganado tras un año de guerra total. Estamos cambiando, y he aquí cómo.

  • Anton Semyzhenko, redactor jefe de esta semana

​En esta edición podrás leer estos temas: Sin piedad para los curas prorrusos, 18%, El ocaso de los oligarcas, Depositar esperanzas en Occidente, La guerra de Rusia enciende el mundo

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

Sin piedad para los curas prorrusos

En la mañana del 19 de febrero, las campanas de las iglesias repican sobre las colinas de Kiev. Estoy cerca de un templo, a pocos pasos de los restos de la antigua Iglesia del Diezmo.

Diferentes personas se reúnen aquí para rezar: ancianas, una pareja con un niño pequeño y una mujer rubia en bicicleta. Una imagen idílica, si uno no supiera que este minúsculo templo, que los periodistas ucranianos llaman "quiosco" por su tamaño y mala ubicación, pronto tendrá que ser demolido. Esto se debe a una orden judicial: el templo se construyó sin los permisos necesarios. Además, esta iglesia forma parte de un monasterio perteneciente a la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú, que se mantiene fiel a Moscú.

Las monjas, vestidas de negro, discuten sobre quién ha dejado el paño verde bajo el banco. Dentro de unos minutos, la monja de más edad lo utilizará para limpiar los iconos. Los sacerdotes rezarán oraciones por la unidad y por los cautivos. En ruso. Da la sensación de que se está mintiendo a Dios, descaradamente.

Un templo ortodoxo de Kiev aún fiel a Moscú, conocido como el ‘quiosco’, va a ser demolido. Detrás se encuentra el Museo Nacional de Historia de Ucrania. El museo presentó una demanda contra el templo por haber sido construido ilegalmente en su patio.
Un templo ortodoxo de Kiev aún fiel a Moscú, conocido como el ‘quiosco’, va a ser demolido. Detrás se encuentra el Museo Nacional de Historia de Ucrania. El museo presentó una demanda contra el templo por haber sido construido ilegalmente en su patio.

"Quizá seamos ateos, pero somos ateos del Patriarcado de Kiev", han bromeado algunos amigos míos. Aunque en realidad no son religiosos, esto revela su actitud política. En 2019, sacerdotes ortodoxos proucranianos fundaron la Iglesia Ortodoxa Independiente de Ucrania (IOU). Poco a poco, esta se está convirtiendo en la principal iglesia ucraniana.

A pocos minutos a pie del "quiosco" se encuentra el Monasterio de Cúpula Dorada de San Miguel de la OCU. Al llegar, escucho el sermón dominical entre decenas de personas. Delante de mí hay un joven con uniforme del ejército ucraniano. En las paredes cuelgan retratos de los que murieron en la guerra, empezando por los ejecutados durante la Revolución de la Dignidad en 2014.

A veces, la elección de dónde rezar no solo depende de Dios.

  • Olga Perekhrest — periodista en The Ukrainians

​Número de la semana: 18%

Para 2022, el crecimiento presupuestario previsto para la ciudad de Mariupol era del 18%. Antes de la guerra total, la ciudad portuaria era una de las ciudades ucranianas más ricas: los impuestos pagados por la industria local ayudaron a crear una próspera economía local.

Foto: Intervención de Zelenski durante la Conferencia de Seguridad celebrada en Múnich. (EFE/Anna Szilagyi)
Zelenski pide acelerar el envío de armas a Ucrania y Scholz prevé que la "guerra será larga"

Este dinero se destinó a construir un nuevo parque y un depósito de transportes, y a apoyar festivales dedicados a la música clásica, la literatura y el arte moderno.

Gracias a su próspera escena artística, Mariupol recibió el estatus de capital cultural ucraniana en 2021. El delicioso marisco del mar de Azov y las especialidades preparadas por los más de 20.000 griegos étnicos también han hecho de Mariúpol un destino para gourmets.

  • Hanna Prokopenko — periodista en radio Hromadske

El ocaso de los oligarcas​

La guerra a gran escala ha alterado la estructura de poder de Ucrania, asestando un golpe mortal a la élite rica y políticamente conectada del país.

"Hoy en día, este grupo [los oligarcas] ya no influye en la política, la economía ni los medios de comunicación", declaró el secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Oleksiy Danilov, en una entrevista reciente.

A finales de 2021, el presidente Volodímir Zelenski oficializó el término coloquial "oligarca" al firmar una ley antioligárquica, que establecía que este apelativo se refiere a una persona adinerada con un patrimonio neto superior a 80 millones de dólares, que posee o influye tanto en los medios de comunicación como en la política. Muchos pensaban que para disminuir los poderes de los oligarcas harían falta años. Solo hicieron falta días.

Poco después de que Rusia empezara a bombardear Ucrania, el 24 de febrero de 2022, las cadenas de televisión, algunas de ellas propiedad de oligarcas, fueron fusionadas a la fuerza en un telediario continuo gestionado por el gobierno, que sigue emitiéndose hoy en día. El mismo día, el Consejo Nacional de Seguridad y Defensa impuso la ley marcial, y el presidente se convirtió en el único titular del poder del país.

Agentes de las fuerzas del orden ucranianas registran la casa de Ihor Kolomoyskyi, uno de los empresarios más influyentes de Ucrania, el 1 de febrero. Foto: babel.ua.
Agentes de las fuerzas del orden ucranianas registran la casa de Ihor Kolomoyskyi, uno de los empresarios más influyentes de Ucrania, el 1 de febrero. Foto: babel.ua.

Ahora, muchos oligarcas están perdiendo su riqueza y sus bienes debido a los ataques rusos y a la consolidación del poder por parte del gobierno.

Dos importantes oligarcas, Ihor Kolomoiskyi y Kostyantyn Zhevago, que se enfrentan a problemas legales en Ucrania y en el extranjero, fueron despojados de algunos de sus activos por las autoridades el pasado noviembre. Se trataba de las empresas energéticas Ukrnafta, Ukrtatnafta y el fabricante de vehículos AutoKraz. Anteriormente, la refinería de petróleo de Kremenchuk, propiedad de Kolomoiskyi, fue destruida por misiles rusos en mayo. Dos meses después, el presidente le retiró la nacionalidad ucraniana.

El oligarca Rinat Akhmetov perdió la mayor parte de su fortuna anterior a la guerra, de 7.600 millones de dólares, después de que Rusia saqueara y expoliara su Donbas natal, donde se encuentran la mayoría de sus activos. Entre ellos se encuentran las acerías de Mariupol, que contaban con una producción anual de 8,6 millones de toneladas, el 90% del rendimiento siderúrgico de su holding.

Foto: El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski. (EFE)
Cacique Zelenski: el presidente ucraniano se calza el guante de hierro contra los oligarcas

En junio, Akhmetov cerró su empresa de medios de comunicación, la mayor del país.

Según Forbes Ucrania, las 20 personas más ricas de Ucrania perdieron 20.000 millones de dólares en 2022. Sin embargo, es demasiado pronto para sacar conclusiones sobre lo que esto significa a largo plazo, afirma Oleksandr Lemenov, cofundador de la ONG StateWatch. "La guerra solo ha afectado a los intereses financieros de ciertos oligarcas, nada más", afirma Lemenov. "A la oligarquía la ‘matará’ una democracia estable, una clase media fuerte e instituciones políticas estables".

  • Oleksiy Sorokin es cofundador y redactor jefe de The Kyiv Independent

Esperanzas puestas en Occidente​

Fragmentos de cristal engarzados en metal: las fotos de estos broches de solapa se hicieron virales a mediados de febrero, cuando una delegación ucraniana presentó estos singulares accesorios en la conferencia "Ucrania fuera del apagón", celebrada en París. El cristal procede de las ventanas del Museo Khanenko de Kiev, que volaron por los aires cuando los rusos bombardearon el centro de la ciudad con misiles el pasado octubre.

Los pins fabricados por el museo se convirtieron en obras de arte y en un símbolo del sufrimiento que Ucrania tuvo que soportar para captar la atención del mundo.

(captura de pantalla)
(captura de pantalla)

Uno de estos pins fue entregado a Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO. Ante el intento de Rusia de borrar el patrimonio y la cultura ucranianos, es vital que el mundo actúe de forma preventiva para preservar los bienes más preciados de Ucrania. Si se protege al país en su conjunto, también se protege su cultura.

Las paredes del Museo Khanenko, que suele albergar la mayor colección de arte mundial de Ucrania, están ahora vacías. A diferencia de cientos de instituciones fuertemente saqueadas y bombardeadas en otras regiones ucranianas, el museo ha evacuado sus obras de arte a lugares seguros.

  • Kseniya Kharchenko es miembro de PEN Ucrania, trabaja en el programa Documenting Ukraine

La guerra de Rusia inflama la derusificación​

En Zaporizhzhia, donde nací y crecí, existía la llamada "Reserva Lenin". La avenida Lenin terminaba en la plaza Lenin, donde se erigía el monumento a Lenin, que señalaba el puerto fluvial y la central hidroeléctrica, ambos bautizados con el nombre de Lenin. Esto tenía su lógica: fue durante los primeros años de la URSS cuando Zaporizhzhia se modernizó, y entonces muchas cosas llevaban el nombre de Lenin.

Con el inicio de la descomunización de Ucrania en 2015, los letreros con Lenin fueron desapareciendo poco a poco. El último fue en la galería de arte "Lenin", cerca de la "Reserva Lenin". Se burlaba de la presencia de Lenin en la ciudad, y dejó de existir en 2020, cuando murió su fundador. Ahora no queda casi nada de Lenin en Zaporizhzhia.

Hace unas semanas se demolió en Kiev un monumento al general Nikolai Vatutin, comandante del Ejército Rojo de origen ruso que liberó la ciudad de los nazis. Hace un año, mucha gente se oponía a su retirada. Ahora casi no hay opositores. Incluso en Odesa, que se consideraba amiga de Rusia, se demolió recientemente un monumento a la emperadora del siglo XVIII Catalina la Grande. Hace apenas un año, nadie lo habría imaginado.

Demolición del monumento al piloto soviético Valery Chkalov en Kiev el 8 de febrero. Nacido en Rusia, durante su vida Chkalov no tuvo ninguna conexión con Ucrania. Foto: Administración Municipal de Kiev
Demolición del monumento al piloto soviético Valery Chkalov en Kiev el 8 de febrero. Nacido en Rusia, durante su vida Chkalov no tuvo ninguna conexión con Ucrania. Foto: Administración Municipal de Kiev

La invasión rusa ha cambiado radicalmente la actitud hacia todo lo ruso en Ucrania. Desaparecen monumentos a personalidades rusas, se cambia el nombre de las calles, a menudo por sus nombres históricos, lo que demuestra cómo el Imperio Ruso y la URSS han arraigado la cultura rusa en Ucrania.

Ahora los ucranianos, que en su mayoría eran bilingües, renuncian a la lengua, la música, la literatura y el cine rusos. El deseo de Putin de reescribir la historia ucraniana y presentar a Ucrania como parte de Rusia ha tenido el efecto contrario. Y eso no se puede detener, aunque la guerra termine mañana.

Ahora vivo en Kiev, no lejos de la estación de metro "Minska", que lleva el nombre de la capital bielorrusa. Pronto le cambiarán el nombre, probablemente por el de Varsovia. Esta estación está en la carretera de Bielorrusia, desde donde los tanques rusos rodaron hacia Kiev en febrero. Y fue esta fuerza invasora la que destrozó todo lo que aún era ruso en Ucrania.

  • Yuliana Skibitska — periodista en Babel.ua.
Foto: Biden durante su visita a Kiev. (Reuters)
Rusia realizó una prueba fallida con el misil Satán II mientras Biden visitaba Kiev

Gracias por leer la vigésima edición de European Focus,

Estamos en el umbral de una primavera que también podría ser decisiva para el futuro de Ucrania. Demasiados aviones rusos vuelan cerca de nuestras fronteras, demasiadas tropas de ocupación intentan avanzar y las nuevas armas occidentales llegan aquí con demasiada lentitud.

Pero en los mensajes de mis amigos ucranianos, militares y civiles hay otro tema clave estos días: el tiempo, y especialmente el cielo, está tan bonito estos días. Tras semanas de nubes grises, por fin podemos ver mucho sol.

Espero que, a pesar de todos vuestros problemas, por grandes o pequeños que sean, también prestéis atención a los pequeños detalles que tanto significan.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact