Are You New User

La nueva pelota de baloncesto que está probando la NBA no necesita aire Friday, 24 February 2023

La marca deportiva Wilson —el fabricante del balón oficial que se usa en los partidos de la NBA— acaba de presentar un diseño que rompe con todo lo que se ha visto hasta ahora. Para empezar la pelota no se hincha, está fabricada mediante impresión 3D y tiene una estructura de agujeros que permiten que el aire pase a través de ella. A pesar de esto, se comporta igual que un balón de reglamento.

EEUU acelera el desarrollo de robots asesinos 100% autónomos

El diseño de las pelotas de baloncesto no ha variado demasiado en los últimos años. Competiciones como la Euroliga o la NBA siguen usando balones hechos con tiras de cuero, generalmente sintético, que se pegan unas al lado de las otras y que llevan en su interior unas cámaras de goma que se llenan de aire para permitir que el balón bote.

El nuevo prototipo de Wilson tiene una estructura completamente nueva y ni usa cuero ni lleva una cámara hinchable dentro. Está hecho de un material sintético que se va formando capa a capa dentro de una impresora 3D. La compañía ha presentado el nuevo balón este fin de semana durante la primera ronda del concurso de mates del All Star de la mano del jugador de los Houston Rockets, KJ Martin. Como se puede ver el vídeo sobre estas líneas, el alero californiano probó este revolucionario balón de baloncesto sin aire y comprobó que tanto su tacto, su agarre y su bote son similares a los que usan normalmente en la liga.

Cómo está hecho

El proceso de producción del prototipo comienza diseñando el balón en un ordenador. Tras numerosas pruebas, el equipo de diseño de la compañía estadounidense ha dado con una estructura de trama con pequeños hexágonos que reproduce el bote de un balón de baloncesto convencional. Además, esos pequeños agujeros hexagonales dejan pasar libremente el aire, lo que según la compañía es la otra clave para conseguir el tipo de bote que buscan. El balón también lleva las líneas de costuras típicas de las pelotas de baloncesto para facilitar el agarre.

Una vez satisfechos con el diseño final, se pasa a la impresora 3D. El sistema utiliza un láser de alta potencia que dibuja el patrón de celdas hexagonales sobre un lecho de polvo blanco de polímero y lo funde hasta conseguir una lámina solidificada. Este proceso se va repitiendo capa a capa hasta que se obtiene un balón con la forma tradicional. Finalmente, la pelota se extrae de su cama de polvo, se limpia y se introduce en una máquina de teñido que hace que pase del color blanco a un tono negro mate.

El balón se forma dentro de una impresora 3D. (Wilson)
El balón se forma dentro de una impresora 3D. (Wilson)

Este proceso se llevó a cabo en las instalaciones de EOS, una empresa especializada en impresión 3D acostumbrada a trabajar con empresas aeroespaciales, de automoción y médicas.

Un balón que bota sin estar hinchado

Para asegurar que el diseño funciona y que se comporta exactamente igual que los balones de baloncesto llenos de aire, Wilson lo envió a su centro de pruebas en Ohio donde se le sometió a los mismos tests que los balones de reglamento de la NBA.

La estructura hexagonal permite el bote. (Wilson)
La estructura hexagonal permite el bote. (Wilson)

A pesar del resultado satisfactorio de los tests, Wilson asegura que todavía le queda trabajo por hacer antes de que este nuevo concepto de balón llegue a las tiendas. Aun así, la compañía confía en que podrá estar a la venta pronto y el hecho de que KJ Martin haya dado su visto bueno al balón también les da seguridad para seguir adelante con la producción.

El jueves 23 estrenamos la segunda parte de nuestra serie documental Control Z: Un futuro por deshacer. Son tres nuevos episodios que tratarán cómo la genética avanzada romperá la paz social, cómo la inteligencia artificial destruirá la realidad como la conocemos y cómo China se convertirá en el nuevo imperio que dominará el mundo. Y qué podemos hacer para evitarlo.


Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact