Are You New User

«La comedia debe estar en constante cambio, como la sociedad» Saturday, 25 February 2023

«La comedia debe estar en constante cambio, como la sociedad»

Conduce ‘Showriano’ en Movistar Plus+, un programa en el que la música e improvisación están presentes junto a invitados conocidos


Aprovechando su gran momento profesional tanto en radio como televisión, la cómica Eva Soriano (32 años, Reus, Tarragona) regresa a la pequeña pantalla con ‘Showriano’, un formato de Movistar Plus+ (estreno el miércoles 1 de marzo), producido por El Terrat (The Mediapro Studio), que contará con su sello personal y en el que reunirá cada semana en un plató convertido en discoteca a invitados conocidos, donde no faltarán la improvisación, el humor y la música junto a un piano. La presentadora asume su segundo reto profesional en solitario tras ‘La noche D’ en TVE.

–¿Cómo la convencieron para presentar este proyecto?

–Me concedieron una carta blanca. Como el propio nombre del programa indica, la idea la desarrollamos El Terrat, Movistar Plus+ y yo. En este formato hay mucho de mí. Me gusta hacer entretenimiento y cuando me dijeron que si quería hacerlo, yo les contesté que por supuesto.

–¿En qué vamos a notar su sello?

–Para empezar, el nombre ya es una declaración de intenciones. Nadie puede presentar el programa sino fuera yo, porque entonces sería una locura. Formo parte de todo el engranaje y la concepción del espacio. Me siento genial porque me lo consultan y preguntan, y eso no sucede siempre. Aquí hay una propuesta en la que me dijeron que esto estaba hecho para mí, para que me lo pasara bien. Es como la fiesta de fin de curso más cara de toda la historia.

–Le vemos cantar en todos los programas que presenta. ¿Tiene esa espinita clavada de no haberse dedicado a la música?

–Soy una cantante frustrada. Todo parte de la frustración. Canto en todas las producciones que hago, tanto en teatro como en radio. Lo hago desde el cariño. No soy una cantante profesional, pero todas las producciones van a ser del programa, para que sea el hilo conductor para los espectadores.

–¿Es más complicado hacer humor y comedia a través de la música?

–Es complicado, es demencial y es una locura. ¿Que lo vamos a hacer? También. Hay una parte del programa que va a ser improvisada, y eso es completamente real. No vamos a saber la historia que nos va a traer la gente que quiere que le hagamos una canción a su medida. Creo que ahí está la base de la comedia. Algo improvisado que sale bien es la hostia e increíble, todo el mundo lo celebra, pero también sale a veces una mierda. El fracasar también es la base de la comedia. En el riesgo está la aventura y la improvisación es lo que tiene.

–¿Tiene algún truco por si se queda en blanco durante una improvisación?

–Básicamente, la salida que nunca me falla es una rima asonante con olla, coño o alguna cosa de estas. Hay ciertas herramientas que sabes que te van a generar risas. Si me veo entre la espada y la pared, las voy a utilizar.

–Es su segundo proyecto en televisión tras ‘La noche D’ (TVE). ¿Siente que ha aprendido para presentar un gran show como este?

–Sí y no. ‘La noche D’ me sirvió para conocerme como profesional y saber lo que me gusta y lo que no. Y, sobre todo, fue una escuela. No obstante, ‘Showriano’ tiene un riesgo añadido, que es que es un proyecto muy mío, en el que yo estoy encima y he participado de forma activa. Hay unos nervios añadidos que no tenía en TVE. Y aquí tengo una responsabilidad que no tenía en otros programas.

–Debutó en una cadena generalista, donde la batalla por la audiencia es más cruel. ¿Se trabaja mejor en una plataforma de pago sin esa presión tan alta por los datos?

–Creo que casi todos mis compañeros estarán de acuerdo con que nosotros no podemos trabajar con cifras. No es una ciencia matemática. Los números son los que son, y por supuesto tenemos que aceptar las audiencias, pero no puedes trabajar de esa manera pensando para que la gente lo vea porque al final estás matando la creatividad, que es el arte de esta profesión. No soy partidaria de darle muchísima importancia a las audiencias porque estaría haciendo cosas para agradar y eso no es bueno porque te mete en una dinámica que te deja sin personalidad.

Buen momento

–Cerró el año anterior sin parar de encadenar proyectos. ¿Está aprovechando su buen momento?

–Mi principal problema es que casi todo lo que hago me gusta. Cada proyecto que hago me compensa en algún aspecto. Si partes con una pizca de ilusión siempre se trabaja mejor. Pero es verdad, no lo voy a negar, en los que hay días en los que acabo agotada. ¿Que luego me hecho una siesta y tiro para adelante? Pues también. Creo que los buenos momentos hay que aprovecharlos, sin volverse majara, porque hay un punto de salud mental que hay que cuidar. Yo me lo tomo como una carrera de fondo en la que hay que estar y entrenar cada vez más, pero teniendo en cuenta lo que te gusta.

–Josema Yuste se quejó de que ya no podía hacer chistes con homosexuales. ¿Cree que el humor debe avanzar o ser un terreno sin límites?

–Como cómico no puedes ponerte unos límites subjetivos. Al final, lo que hacemos es un humor desde nuestras vivencias y vivimos en una sociedad. Hay un punto de revisión hacia tu persona que debe ser constante. Igual que digo ahora esto, yo también puedo patinar mañana porque soy humana, como diría Chenoa. Concibo la comedia como algo que debe estar en constante cambio como la sociedad. Si cambia, tu discurso también debe evolucionar. Como individuo tengo que hacer un trabajo en el que tengo que progresar.

Latest from

Ciencia y Salud

Contact