Are You New User

Santander mejorará al 50% la parte del beneficio que destina a dividendos Tuesday, 28 February 2023


La entidad, que hasta ahora mantenía un payout del 40%, anuncia este objetivo para los próximos tres años en su Investor Day


Banco Santander se engancha al dividendo para tratar de impulsar su cotización y mantener el favor de los accionistas, que desde hace tiempo esperaban que la entidad cumpliese su promesa de mejorar la parte del beneficio que destina a remuneración (payout). Tras unas ganancias récord de 9.605 millones de euros en 2022, el banco ha aprovechado su Investor Day que se celebra este martes en Londres para anunciar que mejorará ese porcentaje al 50% en los próximos tres años (2023-2025), desde el 40% actual, que era la cifra más baja entre los bancos del Ibex.

Ahora, la entidad cántabra se adelantaría, por ejemplo, a BBVA, que mantiene un objetivo de payout de entre el 40% y el 50% (en 2022 se situó en el 47%). CaixaBank seguiría liderando con un objetivo de reparto de entre el 50% y el 60% del beneficio.

Según matizan, el payout objetivo «será de aproximadamente el 50% del beneficio neto atribuido (excluyendo impactos sin efecto en caja ni efecto directo en ratios de capital), distribuido en torno al 50% en dividendo en efectivo y el 50% en recompras de acciones». Añaden, no obstante, que la aplicación de la política de remuneración a los accionistas «está sujeta a futuras decisiones internas y aprobaciones regulatorias».

«Hoy anunciamos planes para alcanzar el crecimiento rentable construyendo un banco digital con sucursales con el impulso y apoyo de la red global de Santander», indicó la presidenta del banco, Ana Botín. «Nuestros resultados demuestran que nuestro modelo de negocios funciona», subrayó durante la presentación del nuevo plan.

Respecto al pago correspondiente a 2022, la entidad someterá a votación en la próxima junta general de accionistas, prevista para el 31 de marzo de 2023, un dividendo final en efectivo por acción de 5,95 céntimos de euros por acción con cargo a los resultados de 2022. Con ello, el dividendo en efectivo total del ejercicio será de 11,78 céntimos de euro por acción, un 18% más que el año anterior.

Santander también ha anunciado un nuevo programa de recompra de acciones por valor de 921 millones de euros, tras haber recibido la correspondiente aprobación regulatoria.

Una vez completada esta fase, la remuneración total al accionista para 2022 habrá sido de 3.842 millones de euros (en torno al 40% del beneficio ordinario de 2022), repartidos entre dividendos en efectivo (1.942 millones de euros) y recompra de acciones (1.900 millones de euros), lo que supone una rentabilidad equivalente por encima del 8%.

Reacción del mercado

La del dividendo era la principal cuestión en una jornada en la que Botín también ofreció a los inversores la nueva guía de crecimiento para los próximos tres años, en un entorno de tipos de interés al alza que favorece a los márgenes del sector. Y la reacción ha sido positiva, con subidas de más del 2% en Bolsa a media sesión, en una jornada en la que el Ibex-35 avanza un 1%.

Dentro de su nueva hoja de ruta, una de las cifras que mejor ha sentado al mercado es la de los nuevos objetivos de rentabilidad. En concreto, Santander aspira a disparar la ratio (medida por el Rote) hasta un rango de entre el 15% y el 17%, desde el 13,4% en el que cerró 2022.

Otro de los grandes objetivos correrá a cargo del nuevo consejero delegado, Héctor Grisi: aumentar en 40 millones el número de clientes hasta 2025, lo que llevará el total a unos 200 millones. «Confiamos en conseguirlo gracias a nuestra tecnología, experiencia y al gran equipo del banco, que ha realizado un excelente trabajo en los últimos años. Nos proponemos acelerar nuestros planes para ofrecer la mejor experiencia a nuestros clientes, con lo que también conseguiremos ser el banco más rentable en cada uno de nuestros mercados», expresó Grisi.

La idea es que el nuevo plan contribuya a incrementar los ingresos en torno al 7%-8% al año de media en el periodo 2023-2025. «Además, el banco está llevando a cabo una transformación que le permitirá mejorar la ratio de eficiencia del 45,8% a aproximadamente el 42% en 2025», indican desde la entidad. Esa ratio también es clave para el mercado y, cuanto más baja, mejor, pues define los ingresos que obtiene una entidad y los gastos en que incurre para obtener dichos ingresos.

Los primeros informes de analistas también dan su visto bueno al plan. Goldman Sachs destaca que el banco ha superado con sus nuevos objetivos las primeras estimaciones del consenso, especialmenet en términos de rentabilidad. La firma otorga al banco un precio objetivo de 5,30 euros a 12 meses, con recomendación de compra, lo que implica un potencial alcista de más del 40% respecto a los 3,73 euros que ronda actualmente.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact