Are You New User

La Policía británica busca a un veinteañero armado con una ballesta por el asesinato de tres mujeres Wednesday, 10 July 2024

La Policía británica busca a un veinteañero armado con una ballesta por el asesinato de tres mujeres

Se sospecha que Kyle Clifford mató el martes a la esposa y dos hijas de un popular comentarista de carreras hípicas de la BBC en su vivienda de Londres


María Rego

María Rego

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Miércoles, 10 de julio 2024, 18:49

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Kyle Clifford era hasta hace unos días un veinteañero de Enfield, en el norte de Londres, «bastante normal». Solía trabajar como guardia de seguridad privado, había pasado una breve temporada por el ejército y caía bien entre los vecinos del barrio, sobre todo, los jubilados. Un «buen tipo», resumían ayer quienes le conocían o creían conocerle. La Policía británica busca desde el martes a este chaval de 26 años por el asesinato de tres mujeres en una vivienda de Bushey, a unos treinta kilómetros al noroeste de la capital. Las primeras investigaciones apuntan a un crimen «selectivo», no casual, y a que el sospechoso se encuentra –no se sabe dónde– armado con una ballesta.

The thoughts of everyone at the BHA are with John Hunt, his family and friends at this shocking and tragic time. pic.twitter.com/n20Rvk2pqL

— British Horseracing Authority (@BHAHorseracing) July 10, 2024

La alarma saltó en torno a las 19.00 (hora local) del martes cuando más de una decena de coches policiales, un helicóptero y varias ambulancias irrumpieron en el condado de Hertfordshire, donde residían Carol (61 años), Hannah (28) y Louise (25), las víctimas. Eran la esposa y dos de las hijas de John Hunt, un popular comentarista de carreras de caballos de la cadena BBC, cuyos compañeros se referían este miércoles a lo ocurrido como un suceso «devastador», de una «incomprensible maldad». No ha trascendido qué pasó exactamente en el interior de la vivienda pero a una vecina le pareció escuchar gritos «agudos», unas voces cada vez «más estridentes», apenas un cuarto de hora antes de que la llegada de las patrullas sembrara el «caos absoluto» en la zona. «Básicamente nos pusieron en cuarentena. Es realmente muy estresante pensar que eso sucedió tan cerca y que ninguno de nosotros estaba al tanto y que ninguno de nosotros podía ayudar», explicó la mujer, que pidió mantenerse en el anonimato, a Sky News.

Ni los agentes ni el personal sanitario pudieron tampoco hacer nada por Carol y sus dos hijas, a quienes hallaron «gravemente heridas» y fallecieron en la vivienda, donde ahora se amontonan ramos de flores y mensajes de condolencias en la entrada. Lo que ocurrió tras esa puerta fue calificado por Jon Simpson, jefe de la Policía del condado, como «un incidente horrible que involucra lo que actualmente se cree que es una ballesta, pero es posible que también se hayan utilizado otras armas». Y no se descarta que el sospechoso las lleve todavía encima. Las autoridades británicas insisten a la población que no se acerque al presunto autor del triple crimen –cuya fotografía circula por medios y redes desde primera hora del miércoles– si lo ve en algún lugar y al propio Clifford le exhortan que se entregue. Por ahora, sin éxito, porque la búsqueda continúa sin pistas de su paradero –los avisos de avistamientos son numerosos, eso sí– y se teme que el supuesto asesino esté recibiendo ayuda en su huida.

Revisión de la ley

«No oculten información. Es fundamental que lo saquemos de la calle lo antes posible», subrayó un ex alto cargo policial, Leroy Logan, consciente de que «una ballesta no es algo que se tenga a mano por casualidad». La legislación británica no obliga a contar con ninguna licencia especial para poseer una de estas armas, aunque es ilegal portarla en un espacio público sin un motivo razonable. Su uso en varios crímenes en el Reino Unido –incluido un intento de regicidio contra Isabel II en 2021 por parte de un joven que se coló en el castillo de Windsor– llevó al Ministerio del Interior a iniciar a principios de año un análisis de la ley para su posible revisión. Su nueva titular, Yvette Cooper, recién estrenada en el cargo, se comprometió este miércoles a estudiar el asunto tras asumir que lo ocurrido con la familia Hunt es «tremendamente impactante».

La investigación apunta a un asesinato «selectivo», no casual, que acabó con la vida de Carol (61 años), Hannah (28) y Louise (25)

Qué empujó a Clifford a empuñar una ballesta es aún una incógnita. En su entorno afirman que jamás le vieron nada «extraño» y mucho menos una conducta «agresiva». La Policía trata de llegar hasta él con amplios recursos y el miércoles registró una vivienda en Enfield, donde varios agentes entraron armados con escudos antidisturbios, y también el cementerio y un parque de la ciudad.

Latest from

Ciencia y Salud

Contact