Are You New User

Descubren las herramientas más antiguas jamás usadas por un ancestro humano Sunday, 12 February 2023


Hay muchos interrogantes sobre los primeros utensilios fabricados por nuestros antepasados y sobre cuál fue la primera especie que logró elaborarlos y planificar su utilización. Tener esas capacidades implica un alto grado de evolución y de pensamiento, pero los hallazgos arqueológicos no dejan de sorprender a los investigadores. La pista más reciente está a orillas del Lago Victoria, en Kenia, donde un grupo internacional de científicos ha encontrado las herramientas más antiguas jamás utilizadas, dentro de las que ya fueron fabricadas de manera sistemática y con un gran nivel de sofisticación, lo que se conoce como cultura olduvayense. Algunos de los primeros ancestros de los humanos las usaron hace 2,9 millones de años para descuartizar hipopótamos y machacar material vegetal.

En un artículo publicado en Science, explican que estas herramientas de piedra encontradas en Nyayanga (un sitio arqueológico de la península de Homa, que se adentra en el lago más grande de África), aunque todavía rudimentarias, tienen bordes afilados, fueron diseñadas de manera intencional y, dado el contexto, se pueden considerar como la primera tecnología duradera y extendida geográficamente. Los huesos fosilizados hallados en el mismo lugar tienen marcas que permiten deducir el uso que tuvieron: sacrificar grandes animales, como hipopótamos y bóvidos. Además, los propios utensilios muestran patrones de uso y desgaste que evidencian que también fueron usados para procesar materiales vegetales. Sin embargo, la gran pregunta es qué especie fue capaz de desarrollar un trabajo tan sofisticado.

Foto: herramientas-kenia-australopithecus-antropologia
La tecnología más antigua que conocemos no es humana

Los autores del estudio no pueden estar seguros al 100%, pero las excavaciones han revelado otro hallazgo que podría ser clave: dos dientes molares que pertenecen a un pariente evolutivo cercano de la especie humana, Paranthropus. Algunos investigadores consideran que este género de homínidos bípedos descienden del Australopithecus y otros, que forman parte de él. En cualquier caso, una de las especies de Australopithecus dio origen al género al género Homo, el de los humanos modernos. Estos dientes fosilizados son los más antiguos de Paranthropus hallados hasta ahora y haberlos encontrado junto a los utensilios más antiguos de los que tenemos noticia plantea nuevas preguntas.

“Una intriga fascinante”

“Durante mucho tiempo los investigadores han supuesto que solo el género Homo, al que pertenecen los humanos, era capaz de fabricar herramientas de piedra”, explica Rick Potts, investigador del Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsonian y uno de los autores principales del estudio. Por eso, “encontrar a Paranthropus junto a estas herramientas de piedra abre una intriga fascinante".

Hasta ahora, las herramientas de piedra más primitivas fabricadas de manera sistemática se habían localizado en Ledi-Geraru (Etiopía), fueron dadas a conocer en 2019, tenían 2,58 millones de años y eran las primeras que se consideran de estilo olduvayense (nombre que proviene del importante yacimiento de la garganta de Olduvai, en Tanzania). Sin embargo, no se han podido vincular a ninguna función en particular. Por eso, los expertos destacan la relevancia de este nuevo descubrimiento, no solo por el hallazgo en sí, sino también por su significado.

Diversas herramientas de piedra encontradas. (T.W. Plummer, J.S. Oliver, and E. M. Finestone, Homa Peninsula Paleoanthropology Project)
Diversas herramientas de piedra encontradas. (T.W. Plummer, J.S. Oliver, and E. M. Finestone, Homa Peninsula Paleoanthropology Project)

"El Plioceno tardío amplió la geografía de los primeros olduvayenses, y la nueva evidencia de su uso en diversas tareas amplía nuestra comprensión de la ventaja adaptativa de la tecnología de piedra temprana en la dieta de los homínidos", asegura Thomas Plummer, investigador del Queens College de la Universidad de la Ciudad de Nueva York y primer firmante del artículo.

Para Felipe Cuartero, investigador del Laboratorio de Arqueología Experimental del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (Cenieh) de Burgos, este trabajo "abre nuevas perspectivas en los estudios de la primera tecnología de los homínidos, por ser Nyayanga el conjunto más antiguo que ahora mismo podemos aceptar sin ningún género de dudas", explica a Teknautas. Además, destaca que "está alejado de la zona donde se documentaban la mayor parte de evidencias antiguas aceptadas de herramientas en piedra y está asociado a un género de homininos, Paranthropus, a los que no atribuíamos la fabricación de herramientas".

Las herramientas y sus implicaciones

Siendo estrictamente rigurosos, se ha hallado artefactos anteriores en el yacimiento de Lomekwi 3 (también en Kenia) que tendrían 3,3 millones de años y, por lo tanto, serían más antiguos. Sin embargo, los investigadores creen que el gran salto en la elaboración y el uso de utensilios se produce con este tipo de herramientas olduvayenses, porque ya no se trata de emplear materiales de forma tosca, sino que se producían de forma sistemática, con una técnica concreta que requiere destreza y habilidad, y suponen una mejora significativa en la sofisticación. “La tecnología olduvayense era como desarrollar repentinamente un nuevo juego de dientes fuera de tu cuerpo, y dio paso al consumo de una nueva variedad de alimentos en la sabana africana para nuestros antepasados”, apunta Potts.

Según explica Cuartero, el problema con Lomekwi es que "algunos investigadores lo aceptan y otros no", porque "tiene la particularidad de presentar herramientas producidas, pero no hay marcas de corte en los huesos asociados, lo cual no permite explicar por qué las tallaron". En cambio, en Nyayanga "existen dos conjuntos con fauna procesada, dentro de los cuales destaca el consumo de hipopótamos". Por eso, "no podemos dudar de la intencionalidad de la producción de estas herramientas como sí que ha sido puesta en entredicho en Lomekwi".

Por eso, este hallazgo es tan relevante, no solo anticipa en el tiempo esta “industria”, sino que presuntamente la pone en manos de una especie que, hasta donde conocíamos, no tenía estas habilidades. El siguiente gran salto sería la tecnología achelense, que también surge en África y se extiende ya por otros continentes, que no aparecería hasta hace unos 1,7 millones de años.

Sitio arqueológico. (J.S. Oliver, Homa Peninsula Paleoanthropology Project)
Sitio arqueológico. (J.S. Oliver, Homa Peninsula Paleoanthropology Project)

Los científicos han realizado este hallazgo a partir de 2015, cuando una serie de excavaciones en Nyayanga permitieron identificar 330 artefactos, 1.776 huesos de animales y los dos molares de homínidos que resultaron pertenecer al género Paranthropus. En el mismo lugar se encontraron tres hipopótamos, con esqueletos incompletos, pero que revelaron una serie de cortes profundos, así como huesos de antílope que también tenían marcas. Diversas técnicas de datación, incluida la descomposición de los elementos radiactivos, las inversiones del campo magnético de la Tierra y la presencia de ciertos animales fósiles revelaron que el descubrimiento tenía, haciendo una estimación muy conservadora, entre 2,6 y 3 millones de años.

El análisis microscópico de 30 herramientas mostró cómo las habrían usado para cortar, rasgar o golpear animales y plantas. Este avance pudo ser muy significativo, porque en aquella época los ancestros humanos estaban muy lejos de dominar el fuego, así que probablemente aquellos individuos comían crudos los animales. Sin embargo, estas herramientas les habrían permitido hacer una especie de tartar de hipopótamo más fácil de masticar. ¿Qué significado adaptativo y evolutivo tuvieron estos nuevos utensilios y los usos que le dieron? Para los científicos no cabe duda de que resultó muy importante.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact