Are You New User

El Goya de Honor póstumo a Carlos Saura no es el primero: la otra vez que no se entregó a tiempo Sunday, 12 February 2023


  • Las mejores películas de Carlos Saura

Dos de los siete hijos de Carlos Saura, Antonio y Anna, recibirán el Goya de Honor en nombre de su padre, fallecido este viernes, 10 de febrero, a la edad de 91 años. Ya lo habían acordado así antes de la noticia del fallecimiento del director, que se encontraba en su casa madrileña de Collado Mediano.

Según cuenta Antonio Saura en declaraciones recogidas por la agencia EFE, su padre también quería que estuviera presente su pareja, la actriz Eulalia Ramón. No obstante, la Academia de Cine le había entregado ya al realizador su Goya de Honor unos días antes en su residencia de Madrid, tal y como hizo pública la propia Academia a través de las redes sociales.

Foto: Fotografía facilitada del cineasta Carlos Saura en la Cueva del Castillo, en Cantabria. (EFE/Juan Pablo de la Fuente)
Muere Carlos Saura: maestro del cine, 7 hijos y sus grandes amores

A principios de febrero, Carlos Saura ya no asistió al Festival de San Sebastián, donde se esperaba la presentación de su última obra: el documental Las paredes hablan. Había sufrido una caída que le obligaba a anular su viaje.

Los Goya póstumos, conectados

El de Carlos Saura no es el primer Goya que se recoge a título póstumo. En el año 1992, la actriz Emma Penella recogía el Goya de Honor destinado a su marido, el productor Emiliano Piedra, fallecido meses antes.

Emma Penella leyó un emotivo discurso en la gala. Junto a ella, estaba Alfredo Landa y Fernando Rey, que entregaron el premio. Emiliano Piedra se inició en el cine como proyeccionista ambulante, trabajo que le conduce a crear, en 1952, un modelo de proyector de 16 mm. llamado Loyra, y cinco años más tarde, su distribuidora Brepi Films. Sin abandonar su profesión de distribuidor, empieza su carrera como productor con Canción de cuna, de José María Elorrieta (1961).

Trabaja con grandes directores y actores de la época, incluso está detrás de Campanadas a medianoche, de Orson Wellls. Curiosidades del destino, Emiliano Piedra produjo la famosa trilogía de Carlos Saura, con Bodas de sangre (1980), Carmen (1983) y El amor brujo (1985).

También se vivió un momento muy emotivo en los Goya de 2018. No pudo estar como nominado el maestro de los efectos especiales, Reyes Abades, que había muerto una semana antes de la gala. En esa ocasión, no ganó el premio. Eso sí, ya tenía en sus vitrinas nueve cabezones. Y terminamos con otro dato: ironías del destino, el primer Goya que había ganado Reyes Abades fue precisamente con ¡Ay Carmela! de Carlos Saura, en 1991.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact