Are You New User

De detectar tumores a salvar aves protegidas: 8 tecnologías sociales que ya funcionan en todo el mundo Monday, 20 February 2023


Para la inmensa mayoría de usuarios, la tecnología nos da la posibilidad de comunicarnos con nuestros seres queridos, pedir comida a domicilio, obtener cualquier información al instante... Sin embargo, para otras personas la tecnología va mucho más allá, permitiéndoles incluso salvar su vida.

Y es que, más allá de los despliegues habituales conocidos por casi todo el mundo, la tecnología social busca dar un paso hacia adelante y ofrecer una asistencia para la vida de millones de personas, ya sea ayudándoles con la prevención de su salud, salvando especies protegidas o reduciendo el uso de recursos naturales que empiezan a escasear. Si te interesa este ámbito, te acercamos ocho tecnologías sociales que no son un proyecto a futuro, sino que ya están funcionando en todo el mundo.

1.- Watson: prevención y detección de tumores

En la lucha contra el cáncer, a día de hoy lo más importante no es la curación, que no siempre puede darse, sino la prevención y la detección temprana para intentar poner remedio a la enfermedad lo antes posible. Eso es precisamente lo que busca Watson for Oncology, una iniciativa que emplea inteligencia artificial para detectar tumores en etapas iniciales. Lo hace comparando historiales médicos de pacientes aparentemente sanos y comparándolos, de manera automatizada, con los de personas que han sufrido cánceres. De este modo, si encuentra coincidencias significativas, puede afinar el diagnóstico. Según sus últimos datos, los oncólogos que usaron Watson acertaron en la detección de tumores en un 96% de los casos y redujeron en un 78% el tiempo de evaluación para ensayos clínicos.

Imagen: cortesía.
Imagen: cortesía.

2.- Rive Technology: catalizadores que reducen emisiones

A nadie se le escapa que, entre las muchas industrias que lanzan emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, la refinería es una de las más constantes. Si esta no va a desaparecer, ¿hay alguna forma de que, al menos, reduzca sus emisiones? La empresa española Rive Technology, adquirida en 2019 por la multinacional Grace, cree que sí. Suya es la tecnología patentada Molecular Highway, que se encarga de separar materiales en procesos catalíticos. Con ella, cuando se refina el petróleo, son capaces de producir productos químicos y biocombustibles que purifican el aire y el agua, reduciendo así las emisiones nocivas de estas fábricas.

3.- Tech4Nature: conservación del águila perdicera

Dentro de su iniciativa Tech4All, que busca la inclusión digital en cuatro pilares (educación, medio ambiente, salud y desarrollo rural), la tecnológica Huawei ha lanzado el programa Tech4Nature en el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac. El proyecto se basa en monitorizar mediante cámaras y receptores GPS los movimientos de las águilas perdiceras y su interacción con los turistas, cuya presencia podría haber afectado a la actividad reproductiva de estas aves. Merced al uso de inteligencia artificial, descubrirá en qué momentos las águilas pueden verse perjudicadas por la actividad humana con el objetivo de reducir esa exposición y, en definitiva, conseguir que la reproducción de esta especie protegida sea satisfactoria.

Imagen: EFE.
Imagen: EFE.

4.- Cardiogram: detección y control de problemas de corazón

Según la Fundación Española del Corazón (FEC), el 42% de los ciudadanos de nuestro país tiene algún tipo riesgo de sufrir un problema cardiaco. La intención de la app Cardiogram en este sentido es doble: por un lado, analiza las constantes vitales y el ritmo cardiaco de los usuarios por si detectase anomalías que pudieran desembocar en problemas cardiovasculares; por otro, monitoriza a pacientes diagnosticados para que su enfermedad pueda ser controlada.

5.- Voiceitt: IA contra las deficiencias del habla

Hay personas que, debido a alguna enfermedad (autismo, parálisis o lesión cerebral, accidente cerebrovascular, Parkinson...), pueden presentar algún tipo de deficiencias en el habla, lo que les impide hacer uso de tecnologías avanzadas como los altavoces inteligentes. Para solucionar esta brecha, Voiceitt recurre a la inteligencia artificial para detectar la voz del paciente, aprender su forma de hablar y traducírsela al altavoz.

Imagen: cortesía.
Imagen: cortesía.

6.- TrackAI: detección de problemas visuales en niños

Los adultos podemos darnos cuenta sin dificultad de los posibles problemas visuales que tengamos, pero en los niños, sin embargo, no es tan sencillo, ya que quizá ellos ni siquiera sean del todo conscientes de que existan dichos problemas. De hecho, según la OMS, uno de cada tres problemas visuales en niños no es detectado a tiempo. Por ello, el proyecto TrackAI de Huawei y la startup Dive Medical recurre a la inteligencia artificial para una detección temprana. El programa proyecta en una pantalla diversas imágenes y estímulos y, con un receptor, capta la actividad visual de los niños que miran esa pantalla. Una vez recogidos y analizados los datos, puede prever las probabilidades de que ese niño desarrolle deficiencias visuales. Solo entre 2019 y 2021, ambas empresas realizaron 4.500 revisiones oculares de este tipo.

Imagen: cortesía.
Imagen: cortesía.

7.- IoT para evitar desperdicio de agua

El Internet of Things (IoT) ha demostrado sobradamente su valía en el campo de la salud, midiendo parámetros como las constantes vitales, los niveles de azúcar en sangre, etc. No obstante, su aplicación como tecnología social va mucho más allá y también puede aplicarse para evitar el desperdicio de recursos naturales. En el caso de la startup española Agualytics, se recurre a estos dispositivos para evaluar la actividad en los regadíos. Sus sensores miden, esencialmente, la cantidad de agua presente en los cultivos y la necesidad (o no) de ser regados de nuevo. Con esto, la compañía asegura que no se emplea ni una gota más de la estrictamente necesaria.

8.- Ava: subtítulos en tiempo real frente a problemas auditivos

Las personas que sufren discapacidad auditiva pueden afrontar sin obstáculos actividades como ver una serie o una película entendiéndola perfectamente. Pero, ¿qué pasa si tienen una reunión presencial o por videollamada? Para evitar la exclusión laboral de estos perfiles, la tecnología de Ava analiza en tiempo real las voces que escucha, las traduce y se las muestra al usuario en formato de texto para que pueda seguir la conversación.

Imagen: cortesía.
Imagen: cortesía.

Como hemos visto, los usos de la tecnología social son muy variados, pero todos ellos tienen un denominador común: que, en estos casos, el desarrollo tecnológico vaya más allá del puro entretenimiento y sirva de ayuda a personas que, de otro modo, sufrirían problemas de salud o exclusión social.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact