Are You New User

Podemos pide una comisión de investigación al PSOE para que el PP no saque rédito de la suya Wednesday, 01 March 2023

Podemos pide una comisión de investigación al PSOE para que el PP no saque rédito de la suya

Los socialistas descartan dar el paso e insisten en su «tolerancia cero» a la corrupción frente a los populares que «compadrean» con ella


El PP ha encontrado en el ‘caso Mediador’ una grieta por la que intentar ensanchar su ventaja electoral sobre el PSOE y tensar, al mismo tiempo, las costuras de la coalición. Los populares reclaman que una comisión investigue en el Congreso la trama de extorsión a empresas del sector ganadero y alimentario de Canarias, que puede tener ramificaciones en otras comunidades y afectar hasta a 15 diputados socialistas. Una iniciativa para la que necesitan del apoyo de Unidas Podemos, que se niega a «hacer el juego» a los populares, pero que lejos de dar un respiro a sus socios de Gobierno, ha elevado la presión al reclamar que sean los socialistas quienes den este paso e impulsen la fiscalización en la Cámara baja.

La líder de la formación morada, Ione Belarra, se mostró «enormemente preocupada» por el alcance de un escándalo que ha salpicado de lleno al PSOE y que de momento ha supuesto la expulsión del exdiputado Juan Bernardo Fuentes Curbelo, presunto cabecillo de la trama . «El PSOE es el máximo interesado en aclarar lo ocurrido y en dirimir las responsabilidades, y creo que debería presentar esa comisión de investigación», aseguró la también ministra de Derechos Sociales en Cuatro. Los socialistas, sin embargo, descartan dar este paso de momento, ni siquiera como «voladura controlada», e insisten en que su «tolerancia cero» ante la corrupción les diferencia del PP, que «compadrea con ella».

Podemos considera que, habiendo nacido bajo la bandera de la lucha contra la corrupción, no puede ahora dejar pasar unos hechos «gravísimos», que implican conductas «ilegales e inmorales». Sin embargo, Belarra dejó claro, como hizo un día antes el portavoz del grupo confederal, PabloEchenique, que no respaldarán la comisión de los conservadores por considerarla «un ejercicio de hipocresía» en un partido con tantos casos de corrupción a sus espaldas. «No aceptamos lecciones de lucha contra la corrupción», justificó su negativa la ministra.

Noticia Relacionada

El general del ‘caso Mediador’ tenía una contabilidad con la anotación ‘Cash’

R. C.

PP ha hecho de este caso el centro de su ofensiva de oposición al Gobierno y apunta también a Pedro Sánchez, de quien no descarta pedir su comparecencia en el Congreso en su condición de presidente del grupo parlamentario socialista si no son suficientes las explicaciones de los titulares de Economía, Defensa, Interior y Exteriores, cuyas comparecencias ha solicitado ya por dirigir los ministerios presuntamente adjudicatarios de contratos con la red de Fuentes.

No mirar hacia otro lado

Los populares consideran que «es más necesaria que nunca» una comisión que dirima las responsabilidades políticas de una trama de corrupción llena de mordidas, de drogas y de mujeres prostituidas y que podría salpicar a algún diputado o senador más del PSOE de acuerdo a las últimas declaraciones de Marco Antonio Navarro, el llamado mediador entre políticos y empresarios que da nombre al caso. «Es el momento de que el Congreso no mire hacia otro lado porque la red actuaba en las instalaciones del grupo parlamentario socialista. Esto exige explicaciones y una investigación», arguyó la secretaria general Cuca Gamarra.

La también portavoz del PP en la Cámara baja reunió ayer en Génova a las direcciones de los grupos parlamentarios del Congreso, Senado y del Parlamento Europeo para coordinar la estrategia a seguir ante un escándalo por el que el PSOE, denuncian en la dirección popular, pretende «pasar de puntillas» pese a que «afecta de lleno a su credibilidad».

Según Gamarra, por la información que ha ofrecido su propio portavoz parlamentario, Patxi López, parece que «el PSOE sabía lo que pasaba» y lo que está intentando es «minimizar los daños». Se basa en los ceses que se fueron produciendo en el Gobierno de Canarias, donde gobierna el socialista Ángel Víctor Torres, desde 2020 hasta principios de 2023, de personas que han ido siendo implicadas en la trama. De ahí que, para la número dos del PP, sea «difícil creer» que el PSOE no supiera que el cabecilla era un diputado de sus filas.

Los conservadores insisten en la necesidad de «llegar hasta el final» en este asunto, de «aclarar lo que ha sucedido y cómo se ha utilizado el Congreso», además de conocer el nombre de aquellos diputados que han podido estar implicados para «salvaguardar la honorabilidad del resto». Cuenta para ello con el respaldo de siglas tan dispares como ERC, Vox, Cs y Compromís pero no de Podemos, que el martes frenará en la Mesa la tramitación de la comisión..

El PSOE promete defender a sus diputados de «señalamientos»

La dirección del PSOE lanzó este miércoles un mensaje a todos sus diputados: habrá mano dura con cualquiera que incurra en comportamientos corruptos, como ha ocurrido con el diputado canario Juan Bernardo Fuentes Curbelo -’Tito Berni’ para la trama del ‘caso Mediador’-, pero también se protegerá a quienes puedan ser víctimas de difamaciones por parte de medios de comunicación, partidos políticos o particulares al calor del sórdido escándalo de ‘mordidas’, restaurantes de lujo, drogas y prostitutas. A través de un whatsapp, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Patxi López, instó a aquellos que crean que se ha atentado contra su honorabilidad a recopilar toda la información -«medio, autor, fecha, soporte y, si es posible, una copia»- para poder emprender las acciones legales oportunas. En el PSOE hay preocupación por el daño que en términos de imagen puedan estar haciendo las revelaciones de uno de los principales implicados, el mediador que da nombre al caso, Marco Antonio Navarro Tacoronte, y por esas fotos en las que. entre otras cosas, Fuentes Curbelo aparece con el torso descubierto en un habitación abrazando a una prostituta. Pero fuentes de la dirección subrayan que también hay mucho «malestar e indignación» por el «señalamiento injustificado» de parlamentarios que pudieron estar en alguna cena con su colega de escaño pero «nada más». Las mismas fuentes insisten, además, en que ningún otro diputado nacional se verá salpicado en esta causa.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact