Are You New User

El truco definitivo para abrir los botes de cristal de las conservas sin esfuerzo Monday, 13 February 2023


Estás en la cocina, coges un bote de conservas recién comprado e intentas abrirlo, pero no puedes. Pruebas a hacer fuerza, coges un trapo de cocina para maximizar el agarre y sigues sin poder abrir el tarro de cristal. Le pides ayuda al “fuertote” de la casa, con el mismo resultado, el bote no se abre.

El problema no viene porque el bote esté cerrado con una máquina que tiene la misma fuerza que Hulk, sino por la diferencia de presión. Los botes de conservas se cierran al vacío. Esto se consigue extrayendo todo el aire del interior y generando una succión que mantiene el bote sellado. Si lo intentamos abrir con las manos, acabaremos haciéndonos daño.

Foto: Una cocina organizada es un objetivo inalcanzable cuando se tienen decenas de fiambreras (Freepik)
El truco definitivo para guardar los ‘tuppers’ en la cocina y que ocupen menos espacio

Es este vacío el que provoca el famoso "ruidito" de “pop” al abrir un bote. Es indicativo de que los alimentos que contiene el tarro de cristal han sido bien conservados. Una conserva puede durar meses dentro de los botes en perfecto estado. De hecho, así es como se almacenan los alimentos desde hace siglos. Un método higiénico, a la par que seguro.

Ten cuidado si no hace “pop”

Por el contrario, si un bote recién comprado que nunca se ha abierto antes, no hace un “pop” al abrirlo, significa que no se cerró correctamente en su momento y que ha entrado aire. El oxígeno ayuda a que las bacterias proliferen, y el contenido de nuestro bote puede estar en mal estado. Esto también se aplica a las conservas caseras. Si no hacen “pop” al abrirlas por primera vez, el sellado al vacío no se hizo bien y el contendido alimenticio puede verse comprometido.

Hay varios trucos para abrir un bote, pero el más seguro es el de la palanca

A la hora de abrir un bote cerrado al vacío por primera vez, lo primero que probamos es el clásico truco de darle “golpecitos” en el culo del tarro. Pero este truco no siempre funciona, por lo que procedemos a golpear el borde de la tapa con una superficie dura. Sin embargo, este procedimiento puede provocar que quebremos el vidrio y nos quedemos sin comida (o peor, nos cortemos).

Por eso, el truco más seguro, que tardas segundos en aplicar y que siempre funciona para abrir un bote de conserva, da igual que sean aceitunas, tomate frito o alcachofas, es el de la palanca. Si haces palanca suavemente en el borde de la tapa del bote, con un cuchillo sin filo o con el extremo de un cubierto, hasta que haga “pop” y entre aire en la conserva, podrás abrir la tapa sin ningún esfuerzo y sin emplear cachivaches de cocina como los abre botes que, al final, nunca funcionan.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact