Are You New User

Cómo aumentar tu resistencia emocional para ganar en paz y bienestar Thursday, 16 February 2023


Para el éxito profesional y personal no solo se necesita talento y una fuerza de voluntad de hierro, también hay que saber resistir los golpes. Esto es, básicamente, porque la mayoría de las veces te estamparás con el fracaso. Piensa, por ejemplo, que cuantas más veces falles en tu propósito, menos probabilidades tendrás de volver a fallar. Igual que un jugador de baloncesto que intenta encestar, cuantas más veces lo intente más posible será que anote desde una misma posición. En ocasiones, esa falta de resistencia es uno de los mayores indicativos de quién supera las pruebas de la vida y quién no. Solo aquel que está dispuesto a continuar es quien está destinado a llegar a la meta. Podríamos ver a los triunfadores y sus ejemplos de superación como una serie de fracasados empedernidos y obstinados, que hicieron gala de su abnegación para seguir adelante.

Foto: Foto: iStock.
¿Qué es lo que distingue a un jefe con una gran inteligencia emocional?

Por otro lado, exhibir cierta resistencia emocional puede sonarnos a que seamos duros con los demás y nosotros mismos, ya que la resistencia siempre implica fuerza para saber encajar los golpes. Aquellos que son capaces de dejar en un segundo plano elementos importantes de su vida solo por conseguir su sueño pueden parecer poco emocionales, cuando en realidad tan solo están tan concentrados en su objetivo que son capaces de priorizarlo sobre el resto de cosas.

Los que poseen resistencia emocional, "cometen errores al confiar en personas que no deberían, pero a su vez aprenden de ello"

Muchas veces pensamos que los atributos relacionados con el mundo de las emociones se tienen o no se tienen, es decir, que no se pueden entrenar. Pero para refutar esto, Harvey Deutschendorf, periodista en Fast & Company, una de las revistas internacionales más especializadas en el mundo del éxito y del emprendimiento, ha enumerado una serie de claves que harán que desarrolles al máximo tu resistencia emocional para así sobreponerte a todas las dificultades que vayas encontrando por el camino.

Aprende en quién debes confiar

Cuando alguien te decepciona o, incluso, traiciona, es difícil volver a confiar, tanto en esa persona o en otra a quien acabas de conocer. Sin embargo, también se aprende mucho de este tipo de disgustos, llegando a detectar patrones comunes que pueden delatar otro nuevo engaño. En este sentido, los que poseen cierta resistencia emocional, "cometen errores al confiar en personas que no deberían, pero a su vez aprenden y hacen los cambios necesarios". Aunque suene más difícil de lo que parece, aprenderás al cabo del tiempo a quién debes tomar la palabra.

Expande tu zona de confort

Puede ser un consejo muy típico, pero en realidad esta es una de las llaves del éxito. Si te quedas donde estás, solo porque estás "bien", nunca podrás aspirar a más. En cambio, si te arriesgas, aunque solo sea realizando las cosas de otra forma, tu confianza y habilidad de adaptación se dispararán, aumentando a su vez tu resistencia emocional. Al fin y al cabo, "una zona de confort más grande conduce a la voluntad de asumir más desafíos, acercándonos cada vez más a la meta", aduce Deutschendorf.

Sé autodisciplinado

No hay nada más importante para ser resistente emocionalmente que el hecho de persistir en una serie de rutinas positivas y preestablecidas. "Este tipo de personas hacen gala de una gran determinación física y mental", asevera el experto. "Duermen lo suficiente, siguen un programa estricto de ejercicios y se esfuerzan en comer alimentos sanos. Incluso cuando no tienen ganas lo cumplen tras recordarse a sí mismos lo bien que se sentirán después". Efectivamente, necesitas interiorizar estos hábitos saludables para así tener la mente más fresca de cara a sobrepasar las dificultades que puedan surgir en el camino.

Júntate con personas positivas y creativas

"Las personas emocionalmente fuertes se comprometen a encontrar y mantener relaciones sólidas con personas que están interesadas en crecer, esforzarse y avanzar hacia sus metas", asegura Deutschendorf. "Apoyan a las personas que les inspiran y, a su vez, les apoyan en su propio viaje". En general, contar con un núcleo de gente en la que poder confiar y sentirnos queridos es un requisito básico para mantener a flote todo lo demás.

No te compares con otros

Las comparaciones ya de por sí no son nada buenas, pues menos si lo haces con alguien a quien le va mejor o peor que a ti. "Las personas fuertes emocionalmente se esfuerzan por mantenerse enfocadas en sus propias vidas y no quedarse atrapadas en qué pensarán los demás o comparándose con otras personas", recalca el experto. "Tan solo establecen una serie de metas que celebran cuando las alcanzan para luego volver a ponerse una serie de objetivos". Entonces, si de verdad estás centrado, apagarás la voz crítica de tu cerebro y actuarás sin dudar. Eso sí, hay que tener muy claro el tipo de misión, que a veces es lo más difícil.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact