Are You New User

La peligrosa frontera entre las dos Coreas se ha convertido en un paraíso para los animales Friday, 24 February 2023


El paralelo 38 marca la división entre Corea del Norte y Corea del Sur. Se trata de una frontera creada artificialmente al final de la Segunda Guerra Mundial, cuando la derrota de Japón llevó al final de la ocupación de la península de Corea por parte del ejército nipón. Rusia y Estados Unidos se pusieron de acuerdo en crear "provisionalmente" dos zonas, cada una de ellas controlada por una de las potencias, para recibir a los japoneses que se rendían. Peso esa frontera que tenía que ser efímera sigue en pie casi un siglo después separando dos países antagónicos.

En Corea del Norte domina con mano de hierro Kim Jong-un, el sucesor de Kim Jong-il y Kim Il-sung, primer líder supremo del país tras su creación en 1948. Corea del Sur, por su parte, es una de las mayores potencias económicas del mundo, con compañías globales como Samsung, Hyundai, LG o Kia, entre las más conocidas. Y, entre ambas, el paralelo 38, la famosa zona desmilitarizada, que ha logrado algo insólito: convertirse en un paraíso para la fauna salvaje.

Se trata de una de las fronteras más protegida del mundo, mide más de 200 kilómetros de longitud y está lleno de vallas, alambradas y minas para evitar la tentación de que nadie trate de cruzarla. Y ese aislamiento, esa falta de actividad humana, ha hecho que esta zona se convierta en un refugio para la vida silvestre, tal y como se puede comprobar al ver las imágenes que Google ha publicado por primera vez de esta zona desmilitarizada.

Un proyecto único

Google ha querido recordar que en 2023 se cumplen 70 años del armisticio de la Guerra de Corea, un conflicto que, oficialmente, nunca terminó ya que nunca se firmó la paz. Y, para conmemorarlo, se ha unido con diferentes organizaciones coreanas para hacer un "recorrido virtual" por la zona desmilitarizada gracias a la función Street View de los mapas.

Corea tiene 267 especies en peligro de extinción y el 38% vive en la zona desmilitarizada

Ahí se pueden ver búnkeres y edificios destruidos por la guerra, pero también las más de 6.100 especies distintas que habitan la zona entre fauna y flora. De hecho, se puede leer que "después de la Guerra de Corea, la zona desmilitarizada tuvo una interferencia humana mínima durante más de 70 años, y la naturaleza dañada se recuperó por sí sola. Como resultado, construyó un nuevo ecosistema que no se ve en las ciudades y se ha convertido en un santuario para la vida silvestre".

Osos negros asiáticos, águilas reales o ciervos de colmillos largos son algunas de las especies en peligro de extinción que viven en la zona. Pero, además, el presidente del DMZ Forum, Seung-ho Lee, reconoce a la CNN que el lugar "se ha convertido en un oasis para las aves migratorias" porque las condiciones han empeorado tanto en el norte, por la tala de árboles y las inundaciones, y en el sur, por el desarrollo urbano y la contaminación. Por eso, reconoce que denominan a esta región "un paraíso accidental". Solo les falta ponerse de acuerdo para cuidarlo más.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact