Are You New User

Comillas renuncia al aparcamiento soterrado en la finca del Casal del Castro Sunday, 26 February 2023


El equipo de gobiernodecide eliminar del PGOU la construcción esta infraestructura «porque resulta inviable» y apuesta por otro modelo en superficie


al del Castro de Comillas crece la vegetación y las expectativas. El equipo de gobierno (PRC y PSOE) no cesa en su empeño de desarrollar el potencial de la casona solariega y la finca anexa conocida como ‘El Chozu’, ubicado en pleno centro del municipio y que sin embargo lleva cerrado desde el año 2007, cuando cesó su actividad hotelera. Aunque se ha hablado –y mucho– de proyectos e iniciativas para rehabilitar el emblemático edificio y aprovechar el terreno para construir aparcamientos, el complejo, que pertenece a una promotora asociada al Banco Santander, sigue intacto. Lo que demuestra la complejidad de elaborar una propuesta que consiga un equilibrio entre respetar la naturaleza histórica del inmueble y sacarle el mayor rendimiento posible a un terreno de once mil metros cuadrados en Comillas.

El Ayuntamiento proyecta desde hace más de una década rehabilitar el hotel para convertirlo en viviendas y construir dos aparcamientos –uno público en superficie y otro privado subterráneo– en el terreno disponible. También se contempla acondicionar la capilla existente y abrirla al público, así como demoler el antiguo Hostal Paraíso, que comunica el solar con la plaza del Corro de Comillas. Sin embargo, «la idea de crear un aparcamiento soterrado resulta inviable económicamente», explicó ayer el concejal de Urbanismo y primer teniente de alcalde, Julián Rozas (PSOE). Así que en un intento –otro más– de retomar la iniciativa, el equipo de gobierno aprobó el pasado otoño una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico para eliminar la obligación de construir un estacionamiento «subterráneo excesivamente gravoso», según reza el informe de los técnicos municipales. El objetivo ahora es contar con espacios para aparcar tanto públicos como privados, pero todos en superficie.

las claves

  • Plazas de estacionamiento Se contempla construir plazas de estacionamiento en superficie tanto públicas como privadas

  • Rehabilitación Entre las actuaciones, se rehabilitará el Casal y la capilla y se demolerá el Hostal Paraís

  • Paisaje También se proyecta sacar rendimiento de la zona ajardinada, con un alto valor paisajístico

Si la obra llegara a realizarse, Comillas dispondría de más de medio centenar de plazas de estacionamiento en el casco histórico, junto al centro neurálgico de la localidad –donde se sitúa la mayoría de comercios y establecimientos de hostelería–. Una gran ventaja teniendo en cuenta que en temporada alta transitar por la villa tanto a pie como en coche puede convertirse en una odisea al tener que atravesar las barreras arquitectónicas y evitar los vehículos. Además, se habrá recuperado una zona que forma parte de la identidad histórica de la localidad modernista, «con valor emocional para los comillanos». El concejal de Urbanismo espera que esta medida, unida al proyecto de ordenar el tráfico rodado mediante el cobro por estacionar en el centro, mejore significativamente la seguridad vial en las empedradas calles del municipio.

Más allá de esta cuestión, fundamental para Comillas, el plan continúa según lo previsto con respecto a edificar en el antiguo hotel y conservar la capilla. En el informe se especifica que se construirán un máximo de 65 viviendas (la superficie máxima edificable es de seis mil metros cuadrados). En este sentido, aclaró Rozas, «se respetará totalmente la infraestructura original del inmueble» con el fin de no perder su valor patrimonial. La parcela cuenta también con una extensión de terreno que otorga al conjunto un importante valor paisajístico. Aunque actualmente la zona ajardinada parece un tanto desatendida, es fácil imaginarse la riqueza que puede adquirir el conjunto en este aspecto, así como lo que supondría desde el punto de vista turístico ‘explotar’ un bien con una ubicación tan «adecuada». El concejal detalló que tras aprobar la modificación, el plan se encuentra ahora en manos de la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (Crotu), que deberá dar el visto bueno a esta actuación. La pelota está por tanto ahora en manos del Ejecutivo y en lo que respecta al Casal del Castro, de nuevo toca esperar. Si la cosa sigue adelante, quizá el año que viene se ponga a prueba la robustez de los antiguos muros.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact