Are You New User

Cómo limpiar correctamente tus AirPods para eliminar toda la suciedad Tuesday, 28 February 2023


Muchas veces no caemos en la cuenta de que hay elementos en nuestro día a día que deben limpiarse, aunque no lo hagamos. Por ejemplo, limpiamos los cristales de las gafas, pero no la montura, nunca limpiamos las llaves, los pomos de las puertas son los grandes olvidados y ni se nos pasaría por la cabeza que hay que limpiar también los auriculares.

Justamente los auriculares, como los AirPods, son una herramienta que usamos a diario para escuchar música o pódcast, entre otros. Nos los ponemos en los oídos y luego los guardamos en su caja. El problema viene cuando, con el uso, la suciedad de los oídos se traslada a los AirPods.

Foto: Qué versión de Airpods comprar: comparativa y análisis (Daniel Romeo para Unsplash)
Qué versión de AirPods comprar: comparativa y análisis

El polvo, la suciedad y el cerumen se acumulan en las rejillas de los auriculares, estropeando la calidad del sonido. Pero, además, toda esa acumulación contiene bacterias que luego vuelven a estar en contacto con tu oído. Si no limpiamos los AirPods habitualmente, estas bacterias acabarán en el canal auditivo, provocando una infección, que suele cursar con bastante dolor.

Así se limpian unos AirPods

Limpiar unos AirPods, u otros auriculares, no es tan complicado, hay que tener cuidado de no sumergirlos en ningún líquido. Para retirar la suciedad del auricular, se puede frotar con un paño (como el de limpiar gafas) y alcohol, con cuidado de no introducir el alcohol en la malla del altavoz. Para esa zona tan delicada del auricular, es recomendable emplear un bastoncillo de oídos seco o un cepillito (suave de dientes) y frotar con suavidad, sin presionar, para retirar el cerumen y el polvo. Para los recovecos, se puede usar un palillo con mucho cuidado.

El propio Apple tiene un pack de limpieza de auriculares, porque son conocedores de la importancia de limpiar estos elementos. Sin embargo, suele salir más económico hacerse con un paño de microfibra y frotar. Si los AirPods cuentan con puntas de silicona extraíbles, se puede usar ese paño y frotar la silicona sin miedo, ya que es muy resistente. Incluso se pueden extraer las puntas de silicona y frotarlas con agua tibia y jabón para retirar la suciedad más resistente. Además, hay que recordarse de secarlas bien antes de volver a montar tus auriculares.

Por supuesto, se debe limpiar también el estuche de carga de los AirPods con un paño y un cepillito pero hay que tener cuidado con los bornes de contacto de carga, ya que son delicados y no pueden mojarse. Por último, nunca se deben usar objetos punzantes para rascar la suciedad de tus auriculares, o los estropearás para siempre.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact