Are You New User

El momento decisivo del ‘Isaac Peral’, el submarino que situará a España en la élite naval Thursday, 02 March 2023

El momento decisivo del ‘Isaac Peral’, el submarino que situará a España en la élite naval

Navantia retomará antes de Semana Santa las navegaciones del prototipo y trabaja para entregarlo a la Armada después del verano


La Armada y la compañía pública Navantia han iniciado la cuenta atrás para la próxima entrega y puesta en servicio del S-81 ‘Isaac Peral’, el primer submarino de ataque diseño y fabricación española en más de un siglo de historia del Arma Submarina. Se trata del mayor proyecto de la industria militar nacional de las dos últimas décadas, con más de cuatro mil millones de euros de inversión, casi el doble de lo previsto, y tres millones de horas de trabajo tecnológico de primer nivel que deben fructificar en el segundo semestre de 2023 con la entrega del prototipo de la serie de cuatro submarinos convencionales.

Diferentes expertos consideran estos submarinos como los más avanzados del mundo en su segmento. La serie, fabricada en el astillero de Cartagena no sin dificultades y siguiendo en los últimos años procedimientos y estándares de calidad de la agencia espacial estadounidense, la NASA, convertirá a España en miembro de un selecto club de diez naciones capaces de diseñar y construir este tipo de sigilosos buques, esenciales para la seguridad naval de un país por su capacidad de obtener información y de atacar sorpresivamente a objetivos navales y terrestres. Además del refuerzo de la capacidad defensiva, el proyecto abre nuevas perspectivas a la industria naval y tecnológica española por el conocimiento que generan. Varios países abordan actualmente planes para renovar en los próximos años sus flotas de submarinos con barcos no nucleares y España quiere convertirse en proveedor a través de Navantia.

¿Qué harán especiales a los submarinos de la serie S-80 respecto a sus predecesores aún en servicio? Son muchas las características diferenciadoras que marcan la evolución de este tipo de buques sumergibles, aunque principalmente las tecnológicas, por su capacidad de operar con poco personal especialista, la posibilidad de permanecer sumergidos más tiempo de lo que ahora es normal y su capacidad de emplear misiles tácticos de ataque a tierra. Los S-80 forman parte de una nueva generación de submarinos de ataque con una firma acústica muy reducida, una excelente maniobrabilidad a baja velocidad, con un elevado grado de automatización y una alta complejidad de integración. Además, su sistema de combate integrado permite realizar tareas de inteligencia, reconocimiento y vigilancia, misiones en aguas profundas y costeras, operaciones especiales y evacuación, integración en un grupo de combate, capacidad de guerra antisubmarina y antibuque, de minado y de disuasión, así como de atacar con misiles a buques y objetivos terrestres.

Más de un siglo

de historia

submarina

española

0m

Haz scroll

para ver los

submarinos

Serie A (1917-1934)

A-0 ‘Isaac Peral, A-1 ‘Narciso Monturiol’

A-2 ‘Cosme García’ y A-3

26 tripulantes

12,3

nudos en

superficie

45m

8

nudos

sumergido

45m

Serie B (1922-1952)

B-1, B-2, B-3, B-4, B-5 y B-6

28-34 tripulantes

16,3

nudos en

superficie

10,5

nudos

sumergido

64m

60m

Serie D (1947-1971)

D-1(Rebautizado S-11)

D-2(S-21) y D-3 (S-22)

67 tripulantes

20,5

nudos en

superficie

9,5

nudos

sumergido

84m

Submarino torpedero

’Peral’ (1888)

80m

12 tripulantes

8

nudos en

superficie

22m

3

nudos

sumergido

90m

Serie C (1928-1950)

C-1 ‘Isaac Peral’, C-2, C-3

C-4, C-5 y C-6

100m

40 tripulantes

16,5

nudos en

superficie

8,5

nudos

sumergido

75m

Serie S-40

’Clase Foca’ (1963-1967)

SA- 41 y SA-42

2 tripulantes

9,5

nudos en

superficie

11,5

nudos

sumergido

14m

120m

Serie General Mola

(1937-1958)

’General Mola’ y ‘General Sanjurjo’

55 tripulantes

17

nudos en

superficie

8

nudos

sumergido

70m

Serie S-50

’Clase Tiburón’ (1966)

SA-51 y SA-52

5 tripulantes

10

nudos en

superficie

18m

14,5

nudos

sumergido

Serie S-30 (1959-1984)

S-31 ‘Almirante García de los Reyes’

S-32 ‘Isaac Peral’

S-33 ‘Narciso Monturiol’

S-34 ‘Cosme García’

S-35 ‘Narciso Monturiol’

80-85 tripulantes

20,25

nudos en

superficie

8,75

nudos

sumergido

95m

200m

Serie G (1941)

G-7 (rebautizado S-01)

44-56tripulantes

16,5

nudos en

superficie

7,5

nudos

sumergido

67m

Serie S-60 (1973-2006)

S-61 ‘Delfín’, S-62 ‘Tonina’

S-63 ‘Marsopa’ y S-64 ‘Narval’

56tripulantes

13,2

nudos en

superficie

15,5

nudos

sumergido

57m

300m

Serie S-70

(1983-actualidad)

S-71 ‘Galerna’, S-72 ‘Siroco’

S-73 ‘Mistral’ y S-74 ‘Tramontana’

60 tripulantes

12

nudos en

superficie

67m

20,5

nudos

sumergido

Serie S-80 (2023-)

S-81 ‘Isaac Peral’

S-82 ‘Narciso Monturiol’

S-83 ‘Cosme García’

S-84 ‘Mateo García de los Reyes’

32 tripulantes

12

nudos en

superficie

+20

nudos

sumergido

81m

81m

Más de un siglo de historia

submarina española

Haz scroll

para ver los

submarinos

0m

Serie A (1917-1934)

A-0 ‘Isaac Peral, A-1 ‘Narciso Monturiol’

A-2 ‘Cosme García’ y A-3

26 tripulantes

12,3

nudos en

superficie

45m

8

nudos

sumergido

45m

Serie B (1922-1952)

B-1, B-2, B-3, B-4, B-5 y B-6

28-34 tripulantes

16,3

nudos en

superficie

10,5

nudos

sumergido

64m

60m

Serie D (1947-1971)

D-1(Rebautizado S-11), D-2(S-21) y D-3 (S-22)

67 tripulantes

20,5

nudos en

superficie

9,5

nudos

sumergido

84m

Submarino torpedero

’Peral’ (1888)

80m

12 tripulantes

8

nudos en

superficie

3

nudos

sumergido

22m

90m

Serie C (1928-1950)

C-1 ‘Isaac Peral’, C-2, C-3

C-4, C-5 y C-6

100m

40 tripulantes

16,5

nudos en

superficie

8,5

nudos

sumergido

75m

Serie S-40

’Clase Foca’ (1963-1967)

SA- 41 y SA-42

2 tripulantes

9,5

nudos en

superficie

11,5

nudos

sumergido

14m

120m

Serie General Mola

(1937-1958)

’General Mola’ y ‘General Sanjurjo’

55 tripulantes

17

nudos en

superficie

8

nudos

sumergido

70m

Serie S-50

’Clase Tiburón’ (1966)

SA-51 y SA-52

5 tripulantes

18m

10

nudos en

superficie

14,5

nudos

sumergido

Serie S-30 (1959-1984)

S-31 ‘Almirante García de los Reyes’

S-32 ‘Isaac Peral’, S-33 ‘Narciso Monturiol’

S-34 ‘Cosme García’ y S-35 ‘Narciso Monturiol’

80-85 tripulantes

95m

20,25

nudos en

superficie

8,75

nudos

sumergido

200m

Serie G (1941)

G-7 (rebautizado S-01)

44-56tripulantes

16,5

nudos en

superficie

7,5

nudos

sumergido

67m

Serie S-60 (1973-2006)

S-61 ‘Delfín’, S-62 ‘Tonina’

S-63 ‘Marsopa’ y S-64 ‘Narval’

56tripulantes

13,2

nudos en

superficie

15,5

nudos

sumergido

57m

300m

Serie S-70

(1983-actualidad)

S-71 ‘Galerna’, S-72 ‘Siroco’

S-73 ‘Mistral’ y S-74 ‘Tramontana’

60 tripulantes

12

nudos en

superficie

67m

20,5

nudos

sumergido

Serie S-80 (2023-)

S-81 ‘Isaac Peral’

S-82 ‘Narciso Monturiol’

S-83 ‘Cosme García’

S-84 ‘Mateo García de los Reyes’

32 tripulantes

12

nudos en

superficie

+20

nudos

sumergido

81m

81m

Más de un siglo de historia

submarina española

Haz scroll

para ver los

submarinos

0m

Serie A (1917-1934)

A-0 ‘Isaac Peral, A-1 ‘Narciso Monturiol’

A-2 ‘Cosme García’ y A-3

26 tripulantes

12,3

nudos en

superficie

45m

8

nudos

sumergido

45m

Serie B (1922-1952)

B-1, B-2, B-3, B-4, B-5 y B-6

28-34 tripulantes

16,3

nudos en

superficie

10,5

nudos

sumergido

64m

60m

Serie D (1947-1971)

D-1(Rebautizado S-11), D-2(S-21) y D-3 (S-22)

67 tripulantes

20,5

nudos en

superficie

9,5

nudos

sumergido

84m

Submarino torpedero

’Peral’ (1888)

80m

12 tripulantes

8

nudos en

superficie

3

nudos

sumergido

22m

90m

Serie C (1928-1950)

C-1 ‘Isaac Peral’, C-2, C-3, C-4, C-5 y C-6

100m

40 tripulantes

16,5

nudos en

superficie

8,5

nudos

sumergido

75m

Serie S-40

’Clase Foca’ (1963-1967)

SA- 41 y SA-42

2 tripulantes

120m

9,5

nudos en

superficie

11,5

nudos

sumergido

14m

Serie General Mola

(1937-1958)

’General Mola’ y ‘General Sanjurjo’

55 tripulantes

70m

17

nudos en

superficie

8

nudos

sumergido

Serie S-50

’Clase Tiburón’ (1966)

SA-51 y SA-52

5 tripulantes

18m

10

nudos en

superficie

14,5

nudos

sumergido

Serie S-30 (1959-1984)

S-31 ‘Almirante García de los Reyes’

S-32 ‘Isaac Peral’, S-33 ‘Narciso Monturiol’

S-34 ‘Cosme García’ y S-35 ‘Narciso Monturiol’

80-85 tripulantes

20,25

nudos en

superficie

8,75

nudos

sumergido

95m

200m

Serie G (1941)

G-7 (rebautizado S-01)

44-56tripulantes

67m

16,5

nudos en

superficie

7,5

nudos

sumergido

Serie S-60 (1973-2006)

S-61 ‘Delfín’, S-62 ‘Tonina’

S-63 ‘Marsopa’ y S-64 ‘Narval’

56tripulantes

13,2

nudos en

superficie

15,5

nudos

sumergido

57m

300m

Serie S-70

(1983-actualidad)

S-71 ‘Galerna’, S-72 ‘Siroco’

S-73 ‘Mistral’ y S-74 ‘Tramontana’

60 tripulantes

67m

12

nudos en

superficie

20,5

nudos

sumergido

Serie S-80 (2023-)

S-81 ‘Isaac Peral’, S-82 ‘Narciso Monturiol’

S-83 ‘Cosme García’ y S-84 ‘Mateo García de los Reyes’

32 tripulantes

12

nudos en

superficie

+20

nudos

sumergido

81m

81m

Más de un siglo de historia submarina española

0m

Haz scroll

para ver los

submarinos

Serie A (1917-1934)

A-0 ‘Isaac Peral, A-1 ‘Narciso Monturiol’

A-2 ‘Cosme García’ y A-3

26 tripulantes

45m

12,3

nudos en

superficie

8

nudos

sumergido

45m

Serie B (1922-1952)

B-1, B-2, B-3, B-4, B-5 y B-6

60m

28-34 tripulantes

16,3

nudos en

superficie

10,5

nudos

sumergido

64m

Serie D (1947-1971)

D-1(Rebautizado S-11), D-2(S-21) y D-3 (S-22)

67 tripulantes

80m

20,5

nudos en

superficie

9,5

nudos

sumergido

84m

Submarino torpedero

’Peral’ (1888)

90m

12 tripulantes

8

nudos en

superficie

22m

3

nudos

sumergido

100m

Serie C (1928-1950)

C-1 ‘Isaac Peral’, C-2, C-3, C-4, C-5 y C-6

40 tripulantes

16,5

nudos en

superficie

8,5

nudos

sumergido

75m

120m

Serie S-40

’Clase Foca’ (1963-1967)

SA- 41 y SA-42

2 tripulantes

9,5

nudos en

superficie

11,5

nudos

sumergido

14m

Serie General Mola

(1937-1958)

’General Mola’ y ‘General Sanjurjo’

55 tripulantes

17

nudos en

superficie

70m

8

nudos

sumergido

Serie S-50

’Clase Tiburón’ (1966)

SA-51 y SA-52

5 tripulantes

10

nudos en

superficie

18m

14,5

nudos

sumergido

Serie S-30 (1959-1984)

S-31 ‘Almirante García de los Reyes’

S-32 ‘Isaac Peral’, S-33 ‘Narciso Monturiol’

S-34 ‘Cosme García’ y S-35 ‘Narciso Monturiol’

200m

80-85 tripulantes

20,25

nudos en

superficie

8,75

nudos

sumergido

95m

Serie G (1941)

G-7 (rebautizado S-01)

44-56tripulantes

16,5

nudos en

superficie

7,5

nudos

sumergido

67m

Serie S-60 (1973-2006)

S-61 ‘Delfín’, S-62 ‘Tonina’

S-63 ‘Marsopa’ y S-64 ‘Narval’

56tripulantes

13,2

nudos en

superficie

15,5

nudos

sumergido

57m

300m

Serie S-70

(1983-actualidad)

S-71 ‘Galerna’, S-72 ‘Siroco’

S-73 ‘Mistral’ y S-74 ‘Tramontana’

60 tripulantes

12

nudos en

superficie

20,5

nudos

sumergido

67m

Serie S-80 (2023-)

S-81 ‘Isaac Peral’, S-82 ‘Narciso Monturiol’

S-83 ‘Cosme García’ y S-84 ‘Mateo García de los Reyes’

32 tripulantes

12

nudos en

superficie

+20

nudos

sumergido

81m

81m

El salto de calidad respecto a otros submarinos de propulsión no nuclear del mercado lo dan, según los ingenieros de Navantia, con el BEST-AIP. Se trata de un sistema de propulsión independiente de la atmósfera, que permite generar energía eléctrica a partir de bioetanol en cualquier profundidad y permanecer hasta cuatro semanas sin salir a cota periscópica, aumentando su capacidad de discreción. Pero este avance, aún en su último periodo de desarrollo industrial, será equipado de serie en las unidades S-83 ‘Cosme García’ y el S-84 ‘Mateo García de los Reyes’.

El prototipo hará sus primeras inmersiones en los primeros días de abril frente a La Algameca

Al prototipo ‘Isaac Peral’ y al ‘Narciso Monturiol’ (S-82) se lo instalarán cuando pasen sus primeras grandes revisiones en el astillero. El barco también destaca por un alto componente tecnológico que permitirá navegarlo con 32 oficiales, suboficiales y marineros, casi la mitad de dotación que los dos S-70 que siguen en servicio, bastante más pequeños. También podrá embarcar ocho efectivos adicionales en operaciones especiales. Tiene una eslora de 81 metros, un casco resistente de 7,3 metros de diámetro, desplaza 2.965 toneladas en inmersión y su cota máxima operativa es superior a los 300 metros.

Un silencioso ‘S-80’

Para cargar las pilas de combustible se utilizará bioetanol, que permitirá hasta tres semanas de inmersión completa con la mitad de la tripulación que los viejos buques

SÓNAR CILÍNDRICO

Principal sensor acústico pasivo, que escucha los sonidos a su alrededor, para llevar a cabo operaciones en inmersión.

S-80

70 m

S-80 Plus

Aumento de eslora

80,8 m

Ø 7,3 m

2.965 toneladas

MOTOR ELÉCTRICO

Sistema de propulsión

principal de 3.500 kW.

Baterías

MOTOR DIÉSEL

Tres grupos de generadores diésel de 1.200 kW producen la energía que alimenta el motor eléctrico.

Mientras el sistema AIP está activo, elimina la necesidad de que la nave ascienda a cota ‘snorkel’ para recargar las baterías.

EL SISTEMA DE

PROPULSIÓN

ANAERÓBICA (AIP)

No necesita aire del exterior para propulsarse. Le otorga una alta capacidad de inmersión durante largos periodos de tiempo.

Tanques de

bioetanol

Tanque de Oxígeno

líquido (O2)

La planta de bioetanol alimenta de hidrógeno la pila de combustible y genera energía que carga las baterías del submarino.

O2

Bioetanol

El dióxido de carbono residual del proceso se diluye y expulsa en la corriente de agua de mar.

LA TRIPULACIÓN

32

marinos

+8

personas en operaciones especiales

ARMAS

18 armas (misiles, torpedos y minas). Cuenta con 6 tubos lanzatorpedos de 53 cm de diámetro. Utiliza misiles DM2A4, Sub-Harpoon y Tomahawk para responder, de manera silenciosa, a amenazas submarinas y de superficie.

Misil ‘Sub-Harpoon

block II ’

Utiliza un sistema de GPS para mejorar su precisión en la navegación a la hora de lanzar el misil a la superficie.

El Sub-Harpoon alcanza los 280 km de distancia y tiene una cabeza de 250 kg

Fuente: Navantia

Un silencioso ‘S-80’

Para cargar las pilas de combustible se utilizará bioetanol, que permitirá hasta tres semanas de inmersión

completa con la mitad de la tripulación que los viejos buques

SÓNAR CILÍNDRICO

Principal sensor acústico pasivo, que escucha los sonidos a su alrededor, para llevar a cabo operaciones en inmersión.

S-80

70 m

S-80 Plus

Aumento de eslora

80,8 m

Ø 7,3 m

2.965 toneladas

MOTOR ELÉCTRICO

Sistema de propulsión

principal de 3.500 kW.

Baterías

MOTOR DIÉSEL

Tres grupos de generadores diésel de 1.200 kW producen la energía que alimenta el motor eléctrico.

Mientras el sistema AIP está activo, elimina la necesidad de que la nave ascienda a cota ‘snorkel’ para recargar las baterías.

EL SISTEMA DE PROPULSIÓN

ANAERÓBICA (AIP)

No necesita aire del exterior para propulsarse. Le otorga una alta capacidad de inmersión durante largos periodos de tiempo.

Tanques de

bioetanol

Tanque de Oxígeno líquido (O2)

La planta de bioetanol alimenta de hidrógeno la pila de combustible y genera energía que carga las baterías del submarino.

O2

Bioetanol

El dióxido de carbono residual del proceso se diluye y expulsa en la corriente de agua de mar.

LA TRIPULACIÓN

32

marinos

+8

personas en operaciones especiales

ARMAS

18 armas (misiles, torpedos y minas). Cuenta con 6 tubos lanzatorpedos de 53 cm de diámetro. Utiliza misiles DM2A4, Sub-Harpoon y Tomahawk para responder, de manera silenciosa, a amenazas submarinas y de superficie.

Misil ‘Sub-Harpoon block II ’

Utiliza un sistema de GPS para mejorar su precisión en la navegación a la hora de lanzar el misil a la superficie.

El Sub-Harpoon alcanza los 280 km de distancia y tiene una cabeza de 250 kg

Fuente: Navantia

Un silencioso ‘S-80’

S-80

Para cargar las pilas de combustible se utilizará bioetanol, que permitirá hasta tres semanas de inmersión

completa con la mitad de la tripulación que los viejos buques

70 m

S-80 Plus

EL SISTEMA DE PROPULSIÓN ANAERÓBICA (AIP)

Aumento de eslora

No necesita aire del exterior para propulsarse. Le otorga una alta capacidad de inmersión durante largos periodos de tiempo.

80,8 m

O2

Bioetanol

Ø 7,3 m

Tanques de

bioetanol

2.965 toneladas

El dióxido de carbono residual del proceso se diluye y expulsa en la corriente de agua de mar.

Tanque de Oxígeno

líquido (O2)

LA TRIPULACIÓN

La planta de bioetanol alimenta de hidrógeno a la pila de combustible y genera energía que carga las baterías del submarino.

32

marinos

+8

personas en operaciones especiales

MANDO Y CONTROL

SÓNAR

SÓNAR

CILÍNDRICO

Baterías

MOTOR ELÉCTRICO

La velocidad en inmersión es de 12 nudos (unos 22 km/h) y en superficie llega a más 19 nudos (unos 35 km/h).

Sistema de propulsión

principal de 3.500 kW.

ARMAS

Principal sensor acústico pasivo, que escucha los sonidos a su alrededor, para llevar a cabo operaciones en inmersión.

18 armas (misiles, torpedos y minas). Cuenta con 6 tubos lanzatorpedos de 53 cm de diámetro. Utiliza misiles DM2A4, Sub-Harpoon y Tomahawk para responder, de manera silenciosa, a amenazas submarinas y de superficie.

MOTOR DIÉSEL

De tres grupos de generadores diésel de 1.200 kW producen la energía que alimenta al motor eléctrico.

Baterías

Mientras el sistema AIP está activo elimina la necesidad de que la nave ascienda a cota snorkel para recargar las baterías.

Fuente: Navantia

Un silencioso ‘S-80’

Para cargar las pilas de combustible se utilizará bioetanol, que permitirá hasta tres semanas de inmersión completa con la mitad de la tripulación que los viejos buques

S-80

EL SISTEMA DE PROPULSIÓN ANAERÓBICA (AIP)

70 m

No necesita aire del exterior para propulsarse. Le otorga una alta capacidad de inmersión durante largos periodos de tiempo.

S-80 Plus

Aumento de eslora

O2

80,8 m

Bioetanol

Tanques de

bioetanol

El dióxido de carbono residual del proceso se diluye y expulsa en la corriente de agua de mar.

Ø 7,3 m

Tanque de Oxígeno

líquido (O2)

2.965 toneladas

La planta de bioetanol alimenta de hidrógeno a la pila de combustible y genera energía que carga las baterías del submarino.

LA TRIPULACIÓN

32

marinos

+8

personas en operaciones especiales

MANDO Y CONTROL

SÓNAR

Baterías

MOTOR ELÉCTRICO

La velocidad en inmersión es de 12 nudos (unos 22 km/h) y en superficie llega a más 19 nudos (unos 35 km/h).

Sistema de propulsión

principal de 3.500 kW.

ARMAS

SÓNAR

CILÍNDRICO

18 armas (misiles, torpedos y minas). Cuenta con 6 tubos lanzatorpedos de 53 cm de diámetro. Utiliza misiles DM2A4, Sub-Harpoon y Tomahawk para responder, de manera silenciosa, a amenazas submarinas y de superficie.

Principal sensor acústico pasivo, que escucha los sonidos a su alrededor, para llevar a cabo operaciones en inmersión.

MOTOR DIÉSEL

De tres grupos de generadores diésel de 1.200 kW producen la energía que alimenta al motor eléctrico.

Baterías

Mientras el sistema AIP está activo elimina la necesidad de que la nave ascienda a cota snorkel para recargar las baterías.

Fuente: Navantia

El salto tecnológico de sus sistemas de plataforma (desplazamiento y maniobrabilidad) y de combate es abismal, coinciden los expertos. Los submarinos S-70 fueron diseñados en Francia en los años 70 y construidos en Cartagena en la siguiente década. Sus sistemas de navegación y de combate hace años que quedaron desfasados con respecto a otras fuerzas submarinas y ahora ofrecen unas prestaciones básicas tras múltiples revisiones y actualizaciones técnicas impuestas por los retrasos en el Programa S-80. Todo ello queda superado con sus futuros sustitutos gracias a la decisiva contribución de empresas nacionales como Indra y SAES, así como socios tecnológicos internacionales, entre los que destacan Lockheed Martin.

La Armada invierte casi 10 millones de euros en la adaptación de los muelles para los nuevos submarinos

La compañía estadounidense proporciona todo el sistema de combate integrado, considerado el cerebro del submarino, ya que aglutina todas las armas y sensores para una adecuada y rápida respuesta ante cualquier amenaza. Navantia Sistemas se ha encargado de acoplar los equipos, que funcionan mediante siete consolas para el control de sensores y de las secuencias de fuego de las armas. Este último sistema incluye seis tubos lanzatorpedos y capacidad para embarcar también misiles y minas. Como novedad dentro de su segmento, tendrá capacidad para atacar objetivos terrestres, aunque el Ministerio de Defensa descarta por ahora equiparlo con munición específica para ese último fin.

En un momento decisivo, los ingenieros de Navantia ajustan estos días equipos de propulsión y de los sistemas operativos del ‘Isaac Peral’ para continuar a finales de marzo con las pruebas de mar. En abril están previstas las primeras inmersiones del submarino, que, si se desarrollan como está previsto, permitirá entregarlo a la Armada en el segundo cuatrimestre de este 2023. El S-82 «Narciso Monturiol» será entregado a finales de 2024 o principios de 2025; el S-83 «Cosme García», a finales de 2026 y el S-84 «Mateo García de los Reyes», en el primer trimestre de 2028.

El primer submarino de construcción nacional de los previstos en la Ley Miranda en 1925. Defensa

El Arma Submarina

Con su entrada en servicio, la Armada dará continuidad a una tradición y capacidad submarina que es centenaria. Por ley de 17 de febrero de 1915, conocida como Ley Miranda, el rey Alfonso XIII autorizó la adquisición de cuatro sumergibles, así como el material necesario para las enseñanzas y prácticas del personal que debía dotarlos. A lo largo de este tiempo, la Armada ha dispuesto para sus operaciones de 39 sumergibles de diseño americano, italiano, alemán y francés, aunque no todos entraron en servicio por distintas vicisitudes. Así ocurrió en la década de los 60 con los minisubmarinos de la clase Tiburón, conservados ahora como objetos de museo en Barcelona y Cartagena. En el Arsenal Militar de esta última ciudad quedan ahora como testigos de una época de la navegación militar, mientras la Armada adapta la instalaciones de la Base ‘Isaac Peral’, de la Escuela ‘Almirante García de los Reyes’ y de la Flotilla de Submarinos para el atraque de los S-80 en sus muelles.

Créditos

  • Gráficos Admir Bahtagic, Miguel Martínez e Izania Ollo

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact