Are You New User

¿Y si nos estamos equivocando haciendo cola para comprar Letras del Tesoro? Sunday, 12 February 2023


El Banco de España tuvo que lanzar un sistema de cita previa para comprar Letras del Tesoro ante el furor repentino que hubo por estos instrumentos. Cientos de pequeños ahorradores hacían cola en plena ola de frío para encontrar algo de remuneración a sus ahorros, algo que no encuentran en su banco si no están dispuestos a invertir en uno de sus fondos de renta fija.

La fiebre es tal que ya no hay citas disponibles hasta abril en Madrid y Barcelona. En noviembre, según los últimos datos disponibles por el Tesoro, la tenencia de Letras por parte de personas físicas se había multiplicado casi por 10 respecto a septiembre. En los albores de este boom los particulares alcanzaron los 950 millones, cifra que es de esperar que haya seguido creciendo en los siguientes meses.

Foto: Colas en el Banco de España para comprar letras. (EFE/Javier Lizón)
"El fenómeno de las letras continuará porque la banca no pagará por el pasivo de sus clientes"

La inversión en Letras por parte de particulares aún representaba solo el 1,26% del total, pero en verano era el 0,02%. Los cupones de estos títulos están cerca del 3% en las últimas emisiones en la referencia a un año. Mientras que a tres meses han pasado del 2%. Niveles de rentabilidad que no ofrecen, ni de lejos, los depósitos de los bancos.

La banca ha rechazado remunerar el pasivo conforme el Banco Central Europeo (BCE) ha subido los tipos de interés. Los tipos principales han pasado del 0% al 3% en un año, y los de facilidad de depósito, desde el -0,5% hasta el 2,5%. Esta última referencia es la que se aplica a la liquidez que tienen los bancos en la ventanilla del BCE, pero que rechazan repercutir en los clientes porque van sobrados de liquidez. Así, mientras se encarece el crédito con las alzas del euríbor, que se ha ido al 3,5%, los clientes no encuentran remuneración para sus depósitos en los grandes bancos.

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

Las entidades españolas pagan mucho menos que sus competidores europeos, porque tienen más liquidez y no ha habido una guerra por el pasivo por la que necesiten lanzarse a pagar por los depósitos para captar o retener clientes. Esto es algo que solo están haciendo bancos más pequeños para ganar clientela, como MyInvestor, EBN, PiBank, Orange Bank, WiZink, Renault Bank, etc.

Los grandes bancos lo que están haciendo es inundar la red de fondos garantizados y, sobre todo, de renta fija a vencimiento, para satisfacer la demanda del ahorrador conservador y generar, de paso, ingresos por comisiones de entre el 0,5% y el 0,6% de la inversión del cliente. Crean un producto con bonos españoles e italianos con un horizonte temporal de entre dos y cinco años y se sientan a esperar, generando comisiones cada año. Solo en enero, CaixaBank y KutxaBank, que lideraron las ventas de fondos, captaron casi 2.000 millones en este tipo de productos.

Los bancos nunca habían pagado menos por los depósitos si se mira el diferencial con el euríbor

Los bancos nunca habían pagado menos por los depósitos si se mira el diferencial con el euríbor. Con una remuneración media ponderada del 0,64% en diciembre en los depósitos, los ahorradores pueden buscar depósitos de entidades españolas más pequeñas, contratar depósitos de bancos europeos, comprar Letras del Tesoro o invertir en fondos.

En el caso de las Letras, comprando en la web del Tesoro, si se consigue cita, o si se invierte a través de brókeres (asumiendo coste de intermediación, que suele estar en el 0,1% en mercado secundario y 0,3% en la emisión), la ventaja es que cuenta con la garantía del Estado español. Pero hay menos flexibilidad. Se invierte en lotes de 1.000 euros, hay que esperar a su vencimiento (aunque hay un mercado secundario para comprar o vender) y el cupón final depende de la subasta. Es decir, no se conoce la rentabilidad previamente. Asimismo, se tributa al recibir el cupón, mientras que en un fondo existe la opción de traspasar el dinero a otro fondo y diferir la tributación si no se ejecutan las ganancias. También se puede comprar en mercado secundario a través de brókeres, de hecho en la última semana el precio de las letras ha caído, con lo que este viernes se podían comprar con una rentabilidad del 3%, frente a la última emisión al 2,8%.

Hay depósitos con rentabilidades iguales o mayores a las Letras, pero hay que abrir horizontes y depositar el dinero en bancos extranjeros. En la plataforma Raisin se pueden encontrar ofertas que alcanzan el 3% en depósitos a un año, como del banco letón BluOr Bank o del italiano Banca Progetto. Aquí la garantía dependería de la solvencia de cada banco y del fondo de garantía de depósitos de estos países.

Foto: Colas en la sede del Banco de España. (EFE/Javier Lizón)
Furor por las letras del Tesoro: cómo y dónde comprarlas para evitar las colas del Banco de España

Pero hay más opciones. Uno de los primeros expertos en advertir de que podría haber una fiebre por las letras ante la subida de tipos y la falta de remuneración de los depósitos fue Víctor Alvargonzález, CEO de la firma de asesoramiento financiero Nextep. En su caso, cree que hay alternativas más interesantes para los ahorradores conservadores, pero deben abrir su mente y explorar fondos fuera de los nombres que ponen encima de la mesa en primera instancia los comerciales de la banca.

"Elegir un buen fondo de inversión monetario o de renta fija de corto plazo es una opción más eficiente fiscalmente, más cómoda y más rentable", asegura Alvargonzález. En primer lugar, arguye, estarían los fondos monetarios compuestos de letras, pero no solo del Tesoro español, sino también de otros emisores.

"Un buen fondo de inversión monetario o de renta fija de corto plazo es una opción más eficiente fiscalmente"

"Puede añadir letras con un riesgo similar, pero un tipo mayor, como son las del Tesoro italiano. El aval es el mismo: el de Alemania y el del BCE, y últimamente todos ellos parecen encantados de que los europeos gastemos y nos endeudemos sin freno, así que a un año vista el riesgo similar, pero con eso ya aumenta la rentabilidad", opina Alvargonzález.

Para mejorar aún más la rentabilidad, apunta, se pueden buscar fondos que también tengan deuda corporativa de empresas con grado de inversión. "A un año vista, es difícil que pueda haber un problema crediticio, puesto que la visibilidad es muy buena y hasta el analista menos brillante puede predecir a un año cuál será la situación financiera de la empresa. Aquí también podemos apañar un extra de rentabilidad por cupo", apostilla.

Foto: Foto: iStock.
Depósitos, seguros, fondos... opciones para el ahorro conservador tras la sangría de 2022

Por otro lado, Alvargonzález cree que el resultado puede mejorar aún más con "un gestor que sepa jugar con las duraciones. Uno que por ejemplo ahora se mueva a corto y cuando vea que el BCE está alcanzando el techo en la subida de tipos coloca la cartera a 12 meses para fijar y garantizar un buen cupón. Nosotros estamos apostando por duraciones cortas, y cuando veamos que el BCE está acabando su trabajo, nos ‘plantaremos’ en fondos monetarios que tengan duraciones más largas", expone el experto.

Alvargonzález también cree que sería buena opción tener exposición a letras del Tesoro norteamericano, que ofrece rentabilidades más altas. La ventaja de invertir en fondos, precisamente, es que se puede encontrar productos diversificados más allá de la inversión en una Letra. Incluso con 1.000 euros, se puede invertir en varios fondos.

Eso sí, los expertos coinciden en que es clave elegir fondos con baja comisión, lo que dejaría fuera a la oferta masiva que está lanzando la banca, ya que sus productos se centran solo en deuda española e italiana, sin gestión activa, y con comisiones de entre el 0,5% y el 0,6%.

Comprar Letras del Tesoro es interesante, "aunque bastante más complejo que comprar un producto financiero disponible en el banco"

En resumen, comenta, "frente a la inversión directa en letras del Tesoro es un fondo monetario bien elegido que lleve a cabo una gestión activa. Esto puede aumentar la rentabilidad, como mínimo, en un 1%. Obviamente cualquiera de los fondos seleccionados tiene que tener una baja comisión de gestión, porque si no se carga la rentabilidad, y esta condición apenas la cumple el 20% de los fondos que se distribuyen en España, y si vamos a los que están bien gestionados, nos quedaríamos en el 10% del total".

Desde MiCappital, firma de asesoramiento para construir o mejorar carteras de inversión, Miguel Camiña, cofundador, cree que comprar Letras del Tesoro es interesante, "aunque es bastante más complejo que comprar un producto financiero disponible en el banco, como un depósito o un fondo de inversión. Esta complejidad hace que no lo veamos tan interesante para el inversor minorista. Además, la rentabilidad sigue muy por debajo de la inflación".

Por ello, también aconseja optar por fondos, aunque nuevamente no los productos que ofrecen de forma masiva los bancos, sino "fondos de renta fija global que aprovechen la capacidad de los fondos para comprar productos atractivos allá donde estén y no se queden solo en letras españolas". En este sentido, un fondo con deuda de distintos países mejorará en diversificación.

Foto: Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank. (EFE/Forsterling)
¿Depósitos? CaixaBank y Kutxabank venden 2.000 millones en fondos de renta fija en enero

Fondos con estas características, señala Camiña, serían el Floosbach Bond Opportunities, el Carmignac Securite o el Nordea Low Duration European Covered. "Lo importante no es solo el fondo, sino que el conjunto de la cartera tenga sentido con la estrategia", matiza, y apunta también sobre las Letras que aunque haya alternativas, es positivo que se eduque al inversor a mantener un producto hasta el vencimiento, "que es cuando la renta fija sí es fija y dan igual los movimientos del mercado".

Que pueda haber más opciones interesantes no quiere decir que sea mala opción, per se, invertir en Letras. "Ante esta tesitura y después de casi un decenio de tipos a cero o negativos en la mayoría de la renta fija de calidad, las Letras suponen un oasis de seguridad y rentabilidad para el ahorrador/inversor español", recuerda Guillermo Santos, socio de iCapital.

"Los bancos no han dado el paso ni lo van a hacer en el corto plazo en la remuneración del pasivo de sus clientes", añade Santos. "Las imposiciones a plazo fijo ni se acercan a lo que paga una Letra. Los seguros de ahorro conservadores, debido sobre todo a los costes añadidos por la compañía de seguros, no son competencia", avisa el socio de iCapital.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact