Are You New User

No, los globos espía no son nuevos: de la Revolución francesa al artefacto chino Monday, 13 February 2023


Durante los últimos días y semanas, uno de los temas más comentados en las noticias de política internacional es el de los globos espía. A principios de mes, Estados Unidos derribó uno de estos objetos que sobrevolaba su espacio aéreo, procedente de China, país al que acusaron de espionaje. Por su parte, los chinos aseguraron los fines del globo únicamente eran meteorológicos.

Este hecho no sólo ha tensionado aún más las ya delicadas relaciones entre las dos potencias, sino que ha provocado que se establezcan nuevos protocolos más agresivos para lidiar con este tema. Los estadounidenses piden mano dura a Biden contra China y contra cualquier objeto no identificado que pueda ser considerado sospechoso, y durante el pasado fin de semana su ejército derribó nada menos que tres objetos voladores. Por su parte, desde Pekín acusan a Estados Unidos de hipocresía y aseguran que ellos también han usado este tipo de globos de gran altitud, que según ellos sobrevolaron el espacio aéreo chino más de 10 veces durante el año pasado.

Foto: Agentes del FBI procesan los restos del ‘globo espía’ chino derribado la semana pasada. (EFE)
Por qué de pronto no paras de oír hablar de ‘globos espía’ y ovnis derribados por EEUU

Sin embargo, los globos espía no son un fenómeno nuevo, ni mucho menos. Los funcionarios de Estados Unidos ya revelaron que se han detectado otras veces, pero que hasta ahora no se informaba sobre ellos o no atraían tanta atención. Y de hecho, los globos espía llevan utilizándose desde hace siglos por diversos países y en contextos muy variados. Aunque son lentos y fácilmente detectables, entre sus ventajas destacan aspectos como que son baratos y pueden desplazarse a gran altura sin necesidad de parar para combustible.

Los franceses, pioneros

La primera vez que se tiene constancia de que se haya usado un globo para este tipo de propósito fue en 1794, en la batalla de Fleurus, enmarcada en el contexto de las guerras revolucionarias francesas. En esta batalla, que les enfrentó a británicos, alemanes y neerlandeses, Francia utilizó por primera vez en la historia una unidad especial de globos aerostáticos tripulados para vigilar a sus enemigos, y parece que les fue bien porque fueron los vencedores de aquella contienda. Este éxito llevó a los franceses a seguir usando este método de espionaje durante los siguientes años de las guerras revolucionarias.

Los globos empezaron a espiar en las guerras revolucionarias francesas

Algunas décadas después, este sistema cruzó al otro lado del charco, y fue Estados Unidos quien lo puso en práctica (aunque ahora sean ellos quienes se quejan de los globos chinos). En este caso, el contexto era el de la guerra civil estadounidense, también conocida como Guerra de Secesión (1861-1865). El científico e inventor Thaddeus Lowe fue clave en su desarrollo, y puso al servicio de la Unión (el bando que acabaría ganando) siete globos militares que funcionaban con generadores de hidrógeno móviles, y que participaron en la primera mitad de la guerra. Los confederados también usaron globos con fines militares, pero no funcionaron tan bien como los de Lowe.

Globos en las Guerras Mundiales

Ya en el siglo XX, durante la Primera Guerra Mundial el uso de globos fue muy frecuente para espiar al enemigo, y la mayoría de países involucrados en el conflicto utilizaron este método. Fue la época dorada de los dirigibles o zepelines, que utilizaban motores y propulsores y eran capaces de ascender a una altitud de entre 1.200 y 1.800 metros. La tecnología siguió avanzando, y en la Segunda Guerra Mundial los dirigibles ya habían caído en desuso y se utilizaban mucho más los aviones. Sin embargo, aún se recurrió bastante a los llamados globos de barrera, que se utilizaban principalmente para defenderse de los ataques de aviones enemigos, ya que eran capaces de dañarlos al colisionar o como mínimo dificultar que se aproximasen.

Foto: Fuente: Wikipedia
¿Por qué desaparecieron los dirigibles? La historia de un cielo que no conocimos

A lo largo de la Guerra Fría, Estados Unidos también experimentó con programas de globos para espiar a los soviéticos y sus aliados, y durante la década de los 50 desarrolló las operaciones conocidas como Proyecto Moby Dick y Proyecto Genetrix. En este caso, los globos incorporaban cámaras para tomar fotografías aéreas de las zonas comunistas, lo cual lógicamente causó tensiones internacionales cuando los soviéticos se dieron cuenta (de forma similar a como está ocurriendo ahora entre Estados Unidos y China). Lo curioso es que, al obtener los globos que habían llegado hasta su territorio, los soviéticos consiguieron reutilizar parte de su tecnología e incluso aplicarla a su exitosa sonda Luna 3, que acabó tomando por primera vez imágenes de la cara oculta de la Luna, pero esa ya es otra historia.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact