Are You New User

La Guardia Civil realiza ochenta denuncias en el carnaval de Cabezón Monday, 27 February 2023


Sesenta de los expedientes estaban relacionados con el consumo, la tenencia y distribución al menudeo de sustancias estupefacientes


La noche de carnaval que se celebró este sábado en Cabezón de la Sal se saldó con ochenta denuncias, sesenta de ellas al objeto de prevenir «el consumo, la tenencia o distribución al menudeo de sustancias estupefacientes», según comunicó ayer la Guardia Civil. A su vez, se realizaron una decena de denuncias por alteración de orden público y desobediencia y siete por tenencia de armas prohibidas -seis armas blancas y una defensa extensible-. Igualmente, «se auxilió a varias personas que presentaron una elevada ingesta de alcohol». «Lo esperado dada la gran afluencia de público», valoró ayer el concejal de Obras y Servicios, Héctor Vélez, quien valoró la actuación de los agentes, así como de los operarios de Protección Civil y el personal de limpieza, «que se encargó de limpiar las calles en la mañana del domingo». Con respecto a las quejas expresadas por algunos vecinos por los orines en la vía pública -y privada-, Vélez recordó que se instalaron cuatro baños públicos -uno de ellos adaptado- en la plaza del Ayuntamiento «que resultaron insuficientes porque había miles de personas». Los habitantes de las urbanizaciones aledañas al polideportivo donde en la noche de carnaval cientos de jóvenes realizan un macrobotellón, sufren cada año las consecuencias de los malos olores, el ruido y la suciedad. Sin embargo, el edil explicó que a primera hora de la mañana del domingo «se baldearon todas las calles con un camión de agua que alquiló el Ayuntamiento». Por lo demás, dijo, «estuvo todo bastante tranquilo, teniendo en cuenta la cantidad de gente que hubo».

Mucha de esa gente cogió el tren que salió de Cabezón de la Sal en dirección a Santander a las siete de la mañana para volver a su casa. Sin embargo, el convoy se paró en medio de la vía poco antes de llegar a Ontoria y los agentes tuvieron que evacuar a los pasajeros. Según FEVE, las puertas del convoy se bloquearon porque alguien accionó indebidamente los mecanismos de alarma. El tren, «que iba llenísimo de gente», aclaró el concejal, «permaneció parado cerca de dos horas», por lo que varios jóvenes que venían del carnaval buscaron alternativas para llegar a sus destinos -algunos ofrecían dinero a los conductores que transitaban a esa hora a cambio de llevarles a sus lugares de origen-. La noche de carnaval, o más bien la mañana, fue más larga de lo que estos pasajeros esperaban. «Y menos mal que no hubo un accidente, porque si no...», señaló Vélez, quien insistió en que el convoy «iba abarrotado».

En el comunicado, la Guardia Civil concretó que el tren «llevaba un importante número de pasajeros procedentes de las fiestas de Cabezón». Los agentes tuvieron que prestar ayuda a los afectados para descender del convoy porque estaba en un punto de la vía en el que no había apeadero. Por lo demás, no hubo que lamentar daños mayores este año en Cabezón.

Latest from

Ciencia y Salud

Contact