Are You New User

La razón por la que la gente mete las cortinas en bolsas para lavarlas Tuesday, 28 February 2023


Que tenemos que barrer y fregar el suelo está claro, es casi automático y no hay que pensar mucho en cómo hacerlo. Sin embargo, cuando nos toca limpiar otros elementos del hogar, como tapicerías, cristales o cortinas, se nos cae la casa encima. Son superficies que requieren productos específicos y, en muchas ocasiones, se trata de tejidos delicados en los que no podemos emplear cualquier producto de limpieza.

Las cortinas son un elemento del hogar bastante complicado de limpiar. Además, su limpieza no es negociable, ya que la tela acumula mucha suciedad y polvo, pudiendo afectar a tu saludo si dejas que se acumulen demasiado. El problema de las cortinas es su estructura, son muy grandes y, en ocasiones, tienen muchos elementos que retirar, como enganches o arandelas. Por no hablar del proceso de limpieza.

Foto: Una vez que aprendas la teoría, será pan comido. (iStock)
Limpias mal tu baño: la mejor manera (y la más práctica) de hacerlo

Hay cortinas que sí o sí se deben lavar a mano, dado lo delicado del tejido. Por suerte, la gran mayoría, compuestas por algodón o poliéster, se pueden meter en la lavadora, con detergente para prendas delicadas y un programa con agua fría. Y luego viene la parte del secado y planchado, que conlleva demasiada complicación. Sin embargo, con el siguiente truco, puedes ahorrarte muchos disgustos y tiempo.

El uso de bolsas de lavado

¿Conoces las bolsas de lavado? Son esas bolsas de tejido transpirable con cremallera, de diferentes tamaños, que nos sirven para lavar las prendas delicadas, como ropa interior o encajes. Pues el truco consiste en meter cada cortina en una bolsa de lavado de las grandes. De esta manera, evitarás que las partes metálicas o rígidas de las cortinas choquen unas con otras dentro de la lavadora, protegiendo el tejido, evitando rasgones y ayudando a que la cortina quede sin arrugas.

Usa una bolsa de lavado para que tus cortinas queden perfectas

Después de lavar tus cortinas, es esencial que las tiendas al momento. Cuélgalas mojadas en su lugar para que se sequen al aire, estiradas y no te haga falta plancharlas. Como la lavadora tiene un programa de centrifugado extra, si ves que han quedado muy mojadas, puedes usar ese programa para centrifugar de nuevo tus cortinas y que se sequen antes.

Siguiendo todos estos trucos, la limpieza de tus cortinas será coser y cantar: desmontar, lavadora y montar. Recuerda limpiar también la barra de tu cortina, los enganches y las arandelas extraíbles, ya que también acumulan suciedad y polvo. Si no lo haces, esa suciedad volverá a manchar tus cortinas recién limpias, tirando tu esfuerzo por tierra.

Latest from

Related items

Ciencia y Salud

Contact